2018, ‘annus horribilis’ para la lectura de tesis doctorales

Imagen de Jens P. Raak en Pixabay

La nueva regulación, más exigente, para desarrollar el programa de Doctorado que entró en vigor a finales de 2017 explica la caída en picado del número de tesis doctorales leídas durante los meses siguientes, en particular en 2018, según datos del último informe de la Fundación CYD.

El número de tesis doctorales leídas en España en 2018 fue de 8.483, menos de la mitad del dato del año anterior, debido a la extinción de los programas de doctorado con regulaciones anteriores a la del Real Decreto 99/2011. La última fecha para la lectura de tesis bajo estos programas antiguos fue septiembre de 2017.

Por tipo de universidad, la inmensa mayoría de las tesis de 2018 fueron leídas en universidades públicas presenciales, el 92,8% del total (un 4,9% adicional fueron defendidas en universidades privadas presenciales y el resto, un 2,2% en universidades a distancia y un 0,1% en universidades especiales).

Por franja de edad, el 35,4% de los doctorandos tenía entre 30 y 34 años y un 24% adicional estaba entre los 24 y 29 años (los de 40 y más representaron menos de una cuarta parte). El 49,8% de las tesis doctorales fueron leídas por mujeres, porcentaje claramente inferior.

Ante esta extinción programada, los que aún seguían doctorados con regulaciones anteriores a la de 2011 tuvieron que acelerar su lectura de tesis, para no tener que pasar a programas de doctorados, bajo el Real Decreto 99/2011, más exigentes, en términos de seguimiento y supervisión, plazos o requisitos a cumplir, como haber publicado algún artículo en revistas académicas. De ahí la caída observada de 2018 respecto de 2017.

Con relación a años anteriores, en plena extinción de los programas de doctorado antiguos, la edad media de los doctorandos en 2018 es claramente inferior (en 2017, por ejemplo, los de 40 y más suponían un tercio del total, y los que aún no habían cumplido los 30 representaban solo el 14%) al que representan en el total de egresados de grado y máster oficial.

Aunque, por edad, entre los menores de 35 años, seguían siendo mayoría, respecto a los hombres. El 26,2% de las tesis doctorales de 2018 fueron leídas por doctorandos de nacionalidad extranjera. De ellos, la mayoría (50,9%) eran originarios de la zona de América Latina y el Caribe.

Casi el 40% de las tesis leídas en 2018 se inscribían en el ámbito de las ciencias (con mención especial al campo de las ciencias físicas, químicas, geológicas –18,8% de las tesis– y ciencias de la vida –14,4%), seguido por los de salud y servicios sociales y artes y humanidades (pesos respectivos sobre el total del 13,8% y el 13,3%).

Las mujeres eran mayoría entre los doctorandos en los ámbitos de salud, educación, ciencias sociales, periodismo y documentación y en artes y humanidades, con máximos en los campos concretos de psicología, veterinaria y lenguas (en torno al 70%).

El tiempo desde el inicio de la formación investigadora hasta la lectura de la tesis doctoral no superó los 4 años, en promedio. Casi el 80% de los doctorandos necesitó entre 3 y 5 años para acabarla. Al 85,3% de las tesis doctorales leídas en 2018 se les otorgó la distinción cum laude. El 32,4% de las tesis leídas fueron en inglés y el 61,8% en castellano (el resto, 5,8%, en otras lenguas).

En algunos ámbitos, el inglés fue el idioma mayoritario, en concreto, en informática, matemáticas y estadística, ciencias físicas, químicas, geológicas y en ingenierías (más de la mitad de las tesis se leyeron en inglés en el año 2018).

Finalmente, atendiendo a las tesis leídas en universidades presenciales, la comunidad autónoma con más peso porcentual fue Cataluña en 2018 (el 26,3% de las tesis fueron defendidas en sus universidades), seguida de Madrid (19,2%), Andalucía (13,4%) y la Comunidad Valenciana (9,9%).

2019, año de la recuperación

En el año 2019 hubo un total de 10.165 tesis leídas, lo que supuso un 19,8% más que el año anterior. Este dato parece estabilizar una cifra que ha sufrido variaciones bruscas en los cuatro últimos años debido a la extinción de doctorados regulados por normativas previas al RD 99/2011.

En lo que se refiere a extranjeros que leyeron la tesis en España, la zona con mayor representación vino de América latina y Caribe, que supuso un 49,7% de los extranjeros, seguida por los países de la Unión Europea con un 26%, según certifica el último informe Datos y Cifras del Sistema Universitario Español, publicado en este mes de abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here