4 claves para crear planes formativos de calidad y retener el talento de la Generación Z

/COMUNICAE/

La inclusión de la Generación Z -nativo-digitales- en el mercado laboral ha puesto en relieve la necesidad de actualizar la manera en que las empresas deben abordar la formación y el desarrollo profesional. The Valley, el ecosistema de conocimiento digital, establece las claves para adaptar las formaciones a esta nueva generación que ya representa un 20% de la fuerza laboral

La digitalización del mercado laboral ha propiciado que las empresas tengan que buscar nuevas vías para ofrecer formación de manera interesante y atractivas para el colectivo joven.

Ofrecer experiencias de aprendizaje más atractivas y accesibles, emplear la gamificación y nuevas tecnologías, personalizar el contenido y feedback constante son algunas de las claves para adaptar la formación a las nuevas generaciones nativo-digitales.

Ante el constante cambio del mercado laboral debido, en gran parte, a la inclusión de nuevas tecnologías y herramientas digitales, muchas empresas buscan medidas para mantenerse competitivas. En este contexto, adaptar la formación y emplear nuevas tecnologías se ha convertido en un pilar para que las empresas retengan talento y, por tanto, aumenten su productividad y su éxito empresarial.

La inclusión de la Generación Z -nativo-digitales- en el mercado laboral ha puesto en relieve la necesidad de actualizar la manera en que las empresas deben abordar la formación y el desarrollo profesional. En España, la tasa de rotación anual voluntaria de empleados es del 17%, así como indica el “Informe de rotación laboral en España”, por lo que buscar nuevas vías para retener talento dentro de las compañías se ha vuelto clave para garantizar su éxito en un contexto de cambio e incertidumbre. Hay que tener en cuenta también que, en comparación con generaciones anteriores, los jóvenes tienden a cambiar de trabajo con mayor frecuencia para desarrollarse profesionalmente. En este sentido, las compañías han de ofrecer contenido actualizado e innovador en un formato flexible y autodirigido, acordes a su estilo de vida.

“La llegada de la Generación Z al mercado laboral ha impulsado a las empresas a replantearse sus estrategias de formación y desarrollo profesional. Estos individuos, nativo-digitales, han crecido inmersos en la tecnología y tienen expectativas diferentes en cuanto a la manera en que desean aprender y desarrollarse en el ámbito laboral, por lo que las empresas deben empezar a adaptar sus formaciones para cubrir bien sus necesidades. Así, las empresas que logren ajustar sus estrategias de formación a las preferencias y habilidades de la Generación Z no solo mejorarán la retención del talento joven, sino que también crearán un ambiente laboral más dinámico y adaptado a las demandas del entorno digital actual.”, así como señala Juan Luis Moreno, director de Innovación de The Valley.

Ante este contexto, The Valley, el ecosistema de conocimiento digital, establece las claves para adaptar las formaciones a esta nueva generación que ya representa un 20% de la fuerza laboral:

  • Enfoque en plataformas digitales. Los jóvenes valoran positivamente que el contenido de las formaciones se enseñe en formatos diferentes y se ofrezcan experiencias de aprendizaje más atractivas y accesibles para generar motivación y disminuir el abandono. En este sentido, las empresas pueden optar por formaciones de escuelas, como las de The Valley, que ofrezcan soluciones digitales, como sistemas de aprendizaje online, aplicaciones móviles y contenido interactivo. Además, el contenido en formatos más pequeños y digeribles, como videos cortos, infografías o píldoras formativas, hace que la formación sea más atractiva y efectiva. Escuelas como The Valley también optan por implementar el modelo Blended, un modelo cada vez más demandados por las compañías, ya que consiste en una formación flexible e híbrida, adaptada a la necesidad de la empresa y de sus equipos. Este modelo es una combinación perfecta entre aprendizaje individual y colaborativo, ofreciendo al empleado un alto grado de conveniencia y flexibilidad.
  • Nuevas tecnologías y gamificación de la formación. La Generación Z está acostumbrada a la conectividad constante y a la rápida adopción de nuevas herramientas digitales. Por ello, las empresas deben aprovechar las herramientas digitales para ofrecer programas de formación innovadores y accesibles. Emplear tecnologías como realidad virtual o aumentada ayuda a proporcionar experiencias de aprendizaje inmersivas y prácticas y aumenta el interés por el contenido. En este sentido, también se pueden introducir elementos de juego y recompensas en los programas de formación puede aumentar la motivación y el compromiso.
  • Personalización del contenido. Esta generación valora la posibilidad de aprender a su propio ritmo y de acuerdo con sus intereses individuales, por eso es importante adaptar los programas de formación para satisfacer las necesidades individuales de aprendizaje y desarrollo de cada empleado. Así, se vuelven esenciales las plataformas de aprendizaje adaptativas y recursos que permitan la personalización.
  • Colaboración y feedback continuo. La Generación Z aprecia el feedback regular y busca oportunidades de crecimiento constantes. Por lo tanto, fomentar entornos donde se valore la retroalimentación, el desarrollo constante y la colaboración entre pares, aprovechando herramientas colaborativas online, son fundamentales. De hecho, cada vez son más frecuentes los programas de mentoría inversa en los que la Generación Z pueda compartir sus habilidades tecnológicas con generaciones más veteranas y aprender de su experiencia.

Fuente Comunicae