5 puntos para un óptimo desarrollo de la Formación Profesional en el curso 20-21

Formación profesional

FPEmpresa, Asociación de Centros de Formación Profesional, ha desarrollado un documento con sus propuestas para la organización y óptimo desarrollo del curso escolar 20/21 para la Formación Profesional. En el proceso de consenso de las medidas a adoptar para garantizar la vuelta a las clases han participado más de 200 representantes de los centros de FP que integran la asociación.

Tras el cierre de los centros educativos y las restricciones ocasionadas por la crisis del COVID-19, los más de 850.000 estudiantes de Formación Profesional en España han visto gravemente afectado su progreso escolar y en el 80% de los casos no han podido finalizar sus prácticas en empresas, correspondientes al módulo obligatorio de Formación en Centros de Trabajo (FCT).

“Los Ciclos de Formación Profesional han sido el nivel educativo más afectado por el cierre de los centros. Con la experiencia de los últimos meses y dada la gravedad de las consecuencias que puede tener una mala planificación de la vuelta general a las aulas, se ha de tener muy en cuenta que el próximo curso no puede improvisarse”, explica Luis García Dominguez, presidente de la Asociación de Centros de Formación Profesional, FPEmpresa.

Propuestas de mejora de FPEmpresa

Más del 92% de los centros de FP que han participado en este documento consideran que las mejoras implementadas durante la pandemia para la formación a distancia deberían mantenerse cuando se supere el riesgo de COVID19. Sin embargo, la formación práctica, tanto en los centros de Formación Profesional como el módulo de Formación en Centros de Trabajo (FCT), no se han podido realizar en un porcentaje cercano al 80%.

Con el fin de garantizar el éxito del alumnado en su formación tanto teórica como práctica, FPEmpresa propone 5 puntos que las administraciones deben reforzar de cara a los posibles escenarios en los que se desarrolle el curso 20/21:

1.- Para la formación presencial en talleres, laboratorios o instalaciones específicas de FP es fundamental reducir el número de estudiantes, aumento de profesorado para las tareas prácticas y compra de medidas de prevención específicas: mamparas, mascarillas, guantes, gel hidroalcohólico, etc.

2.- Establecer, supervisar y garantizar los protocolos de seguridad (Covid19+prevención ordinaria) en cada uno de procesos productivos y flujos de trabajo que se realizan en la Formación Profesional.

3.- Promover y mejorar la enseñanza a distancia dotando al profesorado y a los estudiantes con equipos y formación específica, con acuerdos marcos en Europa o en España de licencias de software para FP y con la creación de un repositorio público y abierto de materiales online por ciclo formativo.

4.- Reforzar la capacidad de teleformación y la formación mixta de los Centros de FP y creación, desde las administraciones educativas, de equipos de trabajo por ciclos para la generación de contenidos digitales.

5.- Flexibilizar el sistema de desarrollo de la FCT y Dual en caso de interrupción parcial o total y/o aplazamiento hasta normalización para incorporación en empresa.

“Las administraciones deben evaluar las características y necesidades de cada centro y proporcionar los medios precisos para que el alumnado complete su formación teórica y práctica. Es importante tener muy en cuenta la autonomía de gestión de los centros y confiar en el criterio profesional de los equipos directivos y docentes de los mismos, hacer el seguimiento y evaluación. Es importante tener muy en cuenta la autonomía de gestión de los centros”, concluye Luis García Domínguez, presidente de FPEmpresa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here