75 comedores escolares en Andalucía dispondrán de cocina propia

Javier Imbroda durante su visita al colegio bilingüe Marie Curie.

Ha sido el propio consejero andaluz de Educación el que ha anunciado este programa piloto que pretende incorporar a los comedores escolares una cocina para que las empresas encargadas de elaborar la comida lo puedan hacer en los propios centros educativos.

Durante su visita con motivo del Día de Andalucía al Colegio de Infantil y Primaria Marie Curie de Sevilla, uno de los 75 que dispondrá de cocina, Javier Imbroda ha hecho saber sobre esta iniciativa de comedores escolares con «cocinas in situ» que responde a las demandas de las familias que han ido trasladando a lo largo del tiempo.

Un grupo de técnicos de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) han sido los encargados de visitar más de 160 comedores de las ocho provincias andaluzas, proponiendo 75 centros para que salga a licitación antes de que concluya el curso escolar y puedan disponer de cocina el próximo año académico. Los requisitos mínimos exigidos por la Consejería ha sido que el comedor tuviera como mínimo 150 comensales y un office para elaborar comidas de al menos 30m².

Sin embargo, explicaba el responsable de Educación que cualquier entidad que reúna los requisitos de solvencia y de habilitación empresarial concurrir a esta licitación. El promedio estimado de inversión por centro es de 50 000 euros que tendrán que ser asumidos por el contratista, disponiendo de un plazo de cinco años de contrato para su amortización. Con estas nuevas incorporaciones, Andalucía tendría más de 420 comedores escolares con cocina.

Imbroda también recordó que en verano el Consejo de Gobierno modificaba los pliegos de contratación del servicio de comedor escolar para introducir nuevos requisitos que incentivaran la participación de empresas locales, entidades más pequeñas y favorecer el empleo de productos locales en los menús.

Se ha informado, además, que con la incorporación de cocinas también se quiere poner en marcha un programa de seguimiento de los menús. El propósito es saber y detectar si el alumnado rechaza algunos platos, saber por qué y tomar las medidas que sean necesarias para solventar la existencia de inconvenientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here