ACADE analiza la situación de la Educación Infantil con el vicepresidente de la Comunidad de Madrid

Infantil

Analizar las preocupaciones de los centros privados de educación reglada y no reglada y las propuestas de ayuda l sector educativo ha sido el objetivo de la reunión mantenida entre Juan Santiago e Ignacio Grimá, presidentes, respectivamente, de ACADE y de la Sectorial de Educación Infantil, y Charo Vega, secretaria general, con Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

Los directivos de ACADE han solicitado que la Comunidad apruebe ayudas económicas y fiscales que faciliten el sostenimiento de los centros y de los puestos de trabajo. Por ello, subrayan su urgencia para el sector de Educación Infantil que viene sufriendo dificultades económicas estructurales desde antes del impacto del COVID-19.

El vicepresidente informó sobre los problemas legales de otorgar el cheque escolar en 0-3 a las familias durante el cese de la actividad escolar, por lo que han optado por concederlos a los centros educativos. Sobre esto, el presidente de ACADE recordó la extrema urgencia en la que se encuentran las escuelas infantiles y la importancia de empezar a entregar estas ayudas con efectos retroactivos desde el 11 de marzo. La Consejería de Educación y Juventud tiene intención de iniciar la actividad de los centros de Educación Infantil privados el 1 de julio.

En el ámbito de la financiación educativa, Juan Santiago expuso la «injusticia y la discriminación» que supone para alrededor de un millón de familias, que pagan dos veces la educación de sus hijos, que se destinen 2.000 millones de euros para paliar los efectos del impacto del COVID-19 únicamente a la educación pública.

Defendió el modelo de financiación directo a la familia como «el modelo más económico y rentable» para las arcas públicas, y se expusieron propuestas en relación a la iniciativa impulsada por Ciudadanos sobre la gratuidad de 0 – 3.

Denuncia de centros ilegales

ACADE también denunció los establecimientos de ocio infantil y ludotecas, que se publicitan y «actúan de forma ilegal» como centros de educación infantil sin contar con la autorización educativa correspondiente. Muchos centros han permanecido abiertos durante el mes de marzo.

El presidente de la Sectorial de Infantil informó al vicepresidente que las mismas prácticas las realizaron las llamadas madre de día y educadoras infantiles que ofrecen sus servicios a domicilio y a urbanizaciones, aun cuando los centros legalmente establecidos estaban obligados a permanecer cerrados para evitar la extensión de la epidemia del COVID-19.

Además, Juan Santiago propuso que en el momento de la reapertura, si permanecen las normativa de distanciamiento social, se establezca la medida de seguridad de un metro entre alumnos con el uso de mascarilla, recomendada por la OMS. El cumplimiento del espacio de un metro de distanciamiento no solo garantiza la seguridad recomendada por la OMS, sino que permitirá el acceso a la educación presencial de todo el alumnado, dando respuesta a las demandas de las familias, a la seguridad de sus hijos y el acceso a las instalaciones de sus centros educativos.

En este sentido, se solicitó también flexibilidad de organización de los centros privados con el objetivo de facilitar la capacidad de organización ante la nueva situación.

Éxito Educativo
Author: Éxito Educativo

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here