ACADE pide al Gobierno contar con las escuelas infantiles privadas en su plan de creación de nuevas plazas

Escuela Infantil cerrada
El coronavirus aboca al cierre de muchos centros de educación infantil

Ante el anuncio hecho por el Gobierno de la creación de 65.382 plazas de educación infantil, con un presupuesto de 670 millones de euros, la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) ha pedido al Ejecutivo que preside Pedro Sánchez que cuente para ello con la red de centros privados.

En un comunicado, ACADE ve «muy importante» extender a toda la población el segmento de Educación Infantil y especialmente el de 0-3 años, pues entiende que esta es una medida que contribuye  «enormemente a la conciliación de la vida laboral y familiar, ayuda a la socialización de los más pequeños y facilita en años sucesivos una mayor capacidad de asimilación de conocimientos».

Recuerda que, en la actualidad, existe una red de Escuelas Infantiles privadas, representada por ACADE, que escolariza al 50 por ciento de los niños en el segmento 0-3, a través de 5.100 centros que acogen a 205.000 alumnos y dan empleo a unos 30.000 profesionales superiores, en un 85 por ciento mujeres

De este modo, la ampliación de las plazas anunciada por el Gobierno, que serían más de 65.000 plazas, entiende ACADE que se puede llevar a cabo facilitando a las familias el acceso de sus hijos menores a las escuelas infantiles privadas mediante fórmulas de financiación como el bono escolar o la desgravación fiscal de los gastos educativos, «fórmulas que ya se están aplicando en algunas autonomías con gran éxito, medido en satisfacción de los usuarios y ahorro de gasto público».

La fórmula de financiación, que es la que ACADE propone, permitiría hacer compatible la extensión del segmento 0-3 con el mantenimiento de los empleos en el sector de escuelas infantiles privadas, al tiempo que evitaría un mayor crecimiento del gasto público, por cuanto el importe de los bonos escolares o de las desgravaciones fiscales sería siempre, para el Estado, muy inferior a la creación y gestión directa de escuelas infantiles públicas.

Para ACADE, esto es «especialmente necesario» en las circunstancias actuales, puesto que muchos centros 0-3 han sufrido los efectos de la pandemia y de las restricciones impuestas, y además se da el caso de que  las escuelas infantiles fueron exceptuadas del Decreto que establecía ayudas frente al COVID, e igualmente han quedado fuera del ámbito de ayudas a las empresas anunciado por la Comunidad de Madrid.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí