ADIMAD denuncia deficiencias en el programa de gestión Raíces

ADIMAD

La Asociación de Directores de Instituto de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid (ADiMAD) ha emitido un comunicado para expresar su preocupación por “las enormes dificultades que está originando en la organización de este curso el nuevo sistema de gestión educativa de la Comunidad de Madrid, “Raíces”. El mal funcionamiento del nuevo sistema ya ocasionó graves problemas desde su implantación el curso pasado, coincidiendo además con el final del curso y motivó numerosas reuniones con los responsables, que evidentemente no han producido los efectos deseados”.

Las explicaciones que se ofrecen son cinco:

  1. Sufre caídas de varias horas en diferentes jornadas durante los primeros días de septiembre, lo que dificulta el cumplimiento del calendario.
  2. Es un sistema desarrollado de forma fragmanetaria, sin manuales adecuados, la escasísima formación ofrecida a los Equipos Directivos y la ausencia de asesores cualificados para atender las innumerables incidencias.
  3. Tareas elementales como imprimir listados, emitir certificados, generar carnés de estudiantes o registrar y comunicar las faltas de asistencia de los estudiantes a las familias, resultan “casi imposibles o requieran un esfuerzo, tiempo e ingenio enormes”.
  4. El sistema presenta carencias de seguridad: Los constantes errores y las lagunas en la actualización de los datos del profesorado de cada centro en el presente curso nos generan una enorme inquietud por la calidad y seguridad de los datos en este sistema.
  5. Los centros que combinan diferentes enseñanzas deben simultanear con el sistema anterior.

Desde esta asociación se apunta a que se han realizado “todos los esfuerzos posibles para asegurar que el inicio de curso se desarrolle sin incidencias de acuerdo con el calendario escolar”, lo que ha supuesto largas jornadas de trabajo.

Afirman que no están dispuestos es a seguir dedicando la mayor parte nuestro tiempo a obtener toda la ingente documentación que la Administración empieza a requerirnos con urgencia, y que el programa no nos facilita de forma automática. Además, sienten “una total inseguridad ante las gravísimas deficiencias de este incompleto y defectuoso sistema y, conscientes de nuestra responsabilidad administrativa al frente de los centros, estamos tremendamente intranquilos ante las situaciones que se pueden presentar”.

En conclusión, piden que se depuren responsabilidades y se destinen recursos para subsanar las deficiencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here