Alejandro Tiana apuesta por una formación dual del profesorado, a caballo entre la universidad y el centro  

El ex secretario de Estado de Educación Alejandro Tiana, ‘número dos’ de la exministra Isabel Celáa y, por tanto, coimpulsor principal de la reforma educativa vigente, la LOMLOE, apostó este jueves por una “formación dual” del profesorado que alterne, al mismo tiempo, su preparación teórica con la práctica en los centros educativos.

Una especie de evolución o adaptación del ‘mir’ para la profesión médica, un tema que centró buena parte del debate generado en la primera parte del I Seminario sobre Educación: Repensando el Futuro de la Educación en España’ que acoge la Universidad Europea, organizado por la Fundación Trilema.

Expuesta la necesidad de revisar la acreditación de competencias del profesorado que llega a la aulas, Tiana señaló que, en la actualidad, “formamos en la especialidad y luego en formación general”, y, toda vez que la idea del mir médico “no vale”, sí como fuente inspiradora, de modo que “hay que pensar en otra fórmula, que sería el aprendizaje en la práctica”.

El ‘mir docente’, por llamarlo del modo que sea reconocible por todos, es, dijo, “cómo conseguimos que en la formación inicial no es solo que el profesor se pase unos días por el centro educativo, sino qué cosas hay que aprender en la teoría y qué en la práctica”.

En este sentido, puso sobre la mesa la oportunidad de establecer un “modelo de másteres de tipo dual”, con formación a partes iguales en la universidad y en los centros educativos”, lo que ya se implementa en la Formación Profesional que se llama Dual, precisamente.

Otra clave para garantizar el éxito de este proceso de acceso, agregó, es que “hubiera algún tipo de tutoría, como ocurre con el ‘mir médico’.

Tiana lamentó que “seguimos pensando en modelos de formación del profesorado que son antiguos a no parar. Hay que darle a la práctica un papel mayor, y, aunque hay distintas visiones para aplicar eso, la formación dual es para mí la clave”.

Francisco López
Francisco López

Lo cierto es que este tema de la formación de los profesores lo sacó previamente a colación durante su intervención primera su compañero de mesa Francisco López Rupérez, quien fuera secretario general de Educación y Formación Profesional entre 1996 y 1998, con el primer Gobierno de José María Aznar.

López puso la guinda a las observaciones de Tiana en el sentido de que un elemento esencial que debiera implementarse es que “la selección con vistas al ejercicio profesional especializado preceda a la formación”. “Eso es algo no solo propio del ‘mir sanitario’, sino que comparten todos los sistemas educativos de alto rendimiento: primero la especialización y luego la formación”, sostuvo.

Porque, recordó, con la fórmula actual la realidad no es la mejor: “No es posible que solo un tercio de los profesores que salen de las facultades se encuentren cómodos en los centros. La prueba del nueve es que cuando salen de las facultades no tienen que hacer nada más para incorporarse a la docencia”.

La excelencia de la educación reside en la calidad del profesorado

López exponía en la intervención que abría la mesa de debate que ahora se conoce mucho más que hace cuarenta años sobre las variables que influyen en el sistema educativo, y, en este sentido, subrayó que “si hay algo que sabemos hoy es que el factor crítico por excelencia de la calidad de los resultados es la calidad del profesorado”.

Al respecto, mostró un trabajo de investigación llevado a cabo en la UCJC, su universidad, que pone de manifiesto que la formación permanente apenas llega alcanza al 30 por ciento de los profesores de Secundaria. Lo señaló como un síntoma sobre el que trabajar en soluciones, pues “necesitamos acertar desde el punto de vista de las políticas de formación permanente del profesorado, ya que es una variable crítica, como dije”.

Recordó que el estado de la cuestión queda avalado por otras tantas investigaciones internacionales, algunas de las cuales mostraban deficiencias en conocimientos matemáticos por parte de profesores. Ante ello, enfatizó, “me parece imprescindible reforzar la formación permanente, pero vinculada al desarrollo profesional del docente, porque eso otorga fuerza y compromiso al papel de la formación en la mejora de competencia del profesor: hay que romper el modelo de formación como algo burocrático”, sentenció.

La reforma educativa que nació en el Franquismo

Moderaba esta mesa de ‘pesos pesados’ de la educación Carmen Pellicer, presidenta de la Fundación Trilema y directora de la revista ‘Cuadernos de Pedagogía’, quien señaló que, aunque “nunca hemos estado del todo conformes, lo cierto es que la educación ha progresado mucho y siempre para bien”.

Este mensaje positivo abrió las puertas a Alejandro Tiana quien no ocultó su favorable valoración de la aportación que se hizo al sistema en la reforma de la ley en 1970, aun durante el Franquismo, que, a su juicio, representó “una modernización enorme en el propio franquismo, que luego se consolidó con los Pactos de la Moncloa, donde se duplicó la inversión social en cinco años, de modo que el sistema educativo pudo empezar a desarrollarse masivamente, y luego con un consenso constitucional en 1978”. “Eso permitió entrar en el periodo que (José María) Maravall (exministro de Educación) llamó de constitucionalización de la educación”.

Refirió los logros principales desde aquella EGB, en la que los tres ponentes se formaron, empezando por la práctica escolarización obligatoria hasta los 14 años alcanzada en 1984 y hasta los 16 diez años después con la tan mentada LOGSE. Con el traspaso de las competencias a las CCAA, en 2000, se podría decir que terminó una parte esencial del nuevo sistema en España.

Y aunque celebró Tiana que el sistema “se ha seguido expandiendo”, aunque fuera de una “manera más contenida, más en educación superior y más recientemente en FP”, no menos cierto es que aún permanecen problemas por resolver, como el abandono escolar temprano, un indicador de la UE que revela que la población de entre 18 a 24 años no tiene bachillerato ni FP. La estadística no miente: en 2010, representaba el 28% del total, en 2020 bajó al 16% y en el 2022 al 13%. Reducciones pese a las cuales siguen siendo un porcentaje de los más altos de la UE.

Otro problema señalado por Tiana es la “alta tasa de repetición: en 2012 repetían algún curso el 34% de los alumnos de 15 años y en 2018 bajó al 28%, pero sigue siendo alto. Otro aspecto es que para 2030 el porcentaje de jóvenes de 15 años debe ser inferior al 15% en comprensión lectora, y hoy en España el dato es aún del 23%, mientras que en ciencias del 21%. “No llegamos al 15, pero estamos en la media de la UE-27. Tan desastre no debe ser”, apuntó, sin embargo.

Un último problema, y “serio”, indicó, es el de la segregación escolar, donde España está por encima de la media europea, siendo el sexto con mayor segregación, una situación que ha empeorado desde 2009, “con problemas serios en Madrid (a la altura de Hungría)”, y en menor media en Canarias y Cataluña. Para Tiana, la segregación “es por arriba más que por debajo, luego es un problema de ‘elitización’”.

Alejandro Tiana, Carmen Pellicer y Francisco López.

Buenas experiencias transformadoras

La tarde arrancó con la mesa redonda “Buenas experiencias transformando la educación en España”, en la que han participado varios colaboradores habituales de ÉXITO EDUCATIVO: Jaime García Crespo, CEO de Grupo Educativo Base; Anabel Valera, directora de los Colegios IEP; y Enrique Escandón, director de Relaciones Institucionales y Comunicación del colegio Alameda International School. Además, la mesa moderada por Paloma Cogollo, profesora de Educación Secundaria en el Colegio Raimundo Lulio, también contó con Aranzazu Cañedo-Argüelles, directora de CEIP Soledad Saínz; y Beatriz Ortiz, director del CEIP Profesor Tierno Galván.

Mesa redonda “Buenas experiencias transformando la educación en España”

Valera animó a los futuros maestros a formarse continuamente y puso en valor a la disciplina positiva como herramienta para la mejora de la educación, especialmente, en adolescentes. Preguntada  por la moderadora sobre si era una influencer, propuso cambiar el término “por persona influente, porque siendo maestro tienes una influencia al servicio de los alumnos y las familias”. Los profesores necesitan tener una plan de carrera, pues “también deben tener un plan personalizado para su desarrollo igual que los alumnos necesitan un plan personalizado en su aprendizaje”.

Por su parte, Enrique Escandón, habló de innovación docente “en un mundo cambiante donde los profesores tienen que formar sobre cosas en el que no nos han formado”. En muchos casos los centros innovan porque el colegio de al lado lo hace, cuando lo importante es la evaluación, pues la innovación es cómo lo hacemos, pero hasta qué punto se innova si en todos los colegios se ofrecen los mismos”. Escandón, en cualquier caso, advirtió que “no vendemos humo en los centros educativos, aunque la innovación sirva para diferenciarnos, esta debe servir para mejorar el proceso de aprendizaje”. En relación a los aspectos relacionados con el marketing educativo y la marca personal del profesorado “un docente tiene que ser un referente educativo, veo muchos en Instagram “¿Pero dónde están los verdaderos referentes?”. Además, animó a los futuros profesores a trabajar las soft skills pero, sobre todo, a tener pasión por la educación.

Jaime García Crespo, les trajo una buena noticia a los futuros maestros y “es que no se van a aburrir”. En este sentido, García Crespo puso el foco en la retención del talento en los centros: “Hay una necesidad de elegir herramientas de captación, pues antes no había problemas de conseguir todo tipo de perfiles y ahora sí es un problema. Las escuelas debemos plantearnos cómo conseguir que los profesores quieran seguir siéndolo y que lo hagan en nuestros centros”. También reivindicó el papel del director pues “hoy en día es peor ser director de un colegio que de una multinacional por la enorme dificultad que conlleva y las múltiples funciones que debe desempeñar”.

Aranzazu Cañedo-Argüelles centró su participación en uno de los grandes problemas del profesorado en España: la burocracia. Sobre este problema expresó el malestar de “dedicar más tiempo a la burocracia que al aula y a estar con los niños”. También, defendió la importancia de los equipos para poder innovar “incentivando a los profesores que no creen tanto en ello”. La directora del centro público, consiguió las sonrisas del público cuando diferenció entre los “maestros de vocación frente a los maestros de vacación”.

Beatriz Ortiz, por último, habló sobre educación emocional y de cómo en su centro están trabajando la gestión de las emociones desde los 4 o 5 años hasta quinto de primaria. Ortiz aconsejó a los estudiantes de educación a que tengan mucha adaptabilidad pues es clave para poder trabajar como docente en estos tiempos.

Por último, y en relación al bienestar emocional, Enrique Escandón, hizo referencia al I Estudio de Estado de Ánimo de los Docentes, destacando el dato de que cerca del 40% de los profesores están con síntomas de depresión, y ante esta situación tan grave hizo referencia a la importancia de los directivos para que “el centro tire y funcione”, como así mismo lo manifiestan los profesores cuando afirman que el 90% consideran de gran importancia el papel de los directivos en su bienestar emocional”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí