Alumnos de institutos visitan comercios en Galicia para animar el uso del galego a cambio de mejores notas

Alumnos de 180 institutos de Galicia están tras la iniciativa #aquítaménsefala, una campaña de revitalización lingüística del gallego en Galicia para jóvenes estudiantes, con acciones directas en los barrios y en el entorno inmediato de cada estudiante.

El controvertido proyecto comenzó en el IES Rafael Dieste de A Coruña y, desde entonces, se está extendiendo a centros de toda la comunidad autónoma.

La campaña, animada particularmente por los profesores de gallego, presta especial atención a la música y la cultura gallega mediante la realización de grabaciones y entrevistas que se difunden en las redes sociales.

“Queremos romper con los prejuicios que pretenden dar una imagen distorsionada de una supuesta Galicia que no habla gallego. O que no se utiliza en el mundo empresarial, ni en los barrios, ni en los pueblos… Y para acabar con estas mentiras trabajamos como técnicos en estandarización lingüística”, explican en su web.

El ‘modus operandi’ es siempre el mismo. Los chavales entran en un local, preguntan si pueden poner un cartel del instituto para fomentar el uso del gallego y explican que lo promocionarán en las redes sociales. Para eso es necesario tomar la preceptiva fotografía del establecimiento donde se ve el cartel y, como ellos mismos sugieren, “aún mejor si sale alguien sosteniendo el cartel”.

Comercios señalados

La campaña no ha pasado desapercibida y la organización Hablamos Español ha denunciado que, aunque en origen la idea partió de un grupo de estudiantes, es la propia Consejería de Educación la que ahora la ha hecho suya.

La organización que defiende el uso del español, sobre todo en la escuela, ve con preocupación esta campaña porque es un modo indirecto de señalar al comercio sin que les acusen de poner multas como en Cataluña y, al mismo tiempo, fomentan el cambio de lengua entre los jóvenes. La cuestión es qué pasa con aquellos establecimientos que no se suman a la campaña.

Según Hablamos Español, alumnos de diferentes edades de los institutos son instados por sus profesores de gallego a recorrer establecimientos de todo tipo, como tiendas, peluquerías, cafeterías, incluso se muestran fotografías en juzgados. “Chavales cuya lengua materna y habitual es el español, tienen que convencer en gallego al propietario para que se una a la campaña”, dice.

No en vano, esta acción tiene premio académico. Los alumnos tienen que convencer al propietario para que se haga una foto sosteniendo el cartel, o grabar un vídeo diciendo que en Galicia lo correcto es atender en gallego a los clientes, y “con eso harán un proyecto que puntúa para la nota de la asignatura”.

Hablamos Español asegura que en un establecimiento pusieron el cartel “para ayudar a los chicos porque insistieron que lo necesitaban para clase”. Primero, explica esta organización, “fueron unos alumnos mayores con un discurso bien preparado y les grabaron un vídeo. Después llegaron unos alumnos pequeños, de unos 12 o 13 años, y le pidieron que les dejara hacer una foto porque el profe se la iba a pedir”.

Los jóvenes hablan en…

La realidad, como ocurre en otras comunidades autónomas con lengua cooficial, como País Vasco, Cataluña o la Comunitat Valenciana, el uso del galego, del catalán o del valenciano entre los jóvenes, en cada caso, presenta cifras modestas, cuando no tienden a la baja en los últimos años.

Así, en Galicia, apenas el 18,94% de la población entre 15 y 29 años y el 15,4% de la población entre 5 y 14 años usa siempre el gallego, mientras que usan siempre el español excepto en clase, el 31,86% entre 15 y 29 años y el 44,13% entre 5 y 14 años.

El uso desciende, “a pesar de, o tal vez por el agobio de su fomento en la escuela”, considera Hablamos Español, que rememora la campaña ‘21 días sin usar el español’, por ejemplo, la imposibilidad de estudiar las asignaturas con más peso lingüístico en español y la prohibición de usar el español como lengua de la Administración Educativa.

En Vigo, según Hablamos Español, casi el cien por cien tiene el español como lengua materna y habitual. “Este tipo de actividades ‘ritualísticas’ se llevan a cabo para conseguir lo que ellos llaman ‘neofalantes’”, apunta esta organización, que, sin embargo, advierte que “su éxito es escaso”, pero, a cambio, “blanquean la ideología nacionalista que, por desgracia asocian al idioma”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí