Análisis de la gran compra de dispositivos para la escuela: «Educa en digital»

Hoy vamos a revisar las características y los números que deja «Educa en digital», la gran compra conjunta de ordenadores y tabletas para la escuela por parte de las distintas administraciones públicas españolas. Nos referimos al programa para dotar «con medio millón de dispositivos con conectividad a centros educativos que los pondrán a disposición de los estudiantes para impulsar la educación digital» que fue presentado el 16 de junio de 2020 (ver declaración oficial aquí).

«Educa en digital» ha estado financiado por Red.es a través de fondos europeos FEDER, y por las comunidades autónomas.

«Educa en digital» es una iniciativa muy compleja desde el punto de vista administrativo, ya que ha implicado el trabajo conjunto de distintos ministerios, organismos de la Administración General del Estado y de las distintas Comunidades Autónomas. Arrancó el verano pasado con la aprobación por parte del Consejo de Ministros del convenio entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y la entidad pública empresarial Red.es. Posteriormente, se fueron firmando convenios sucesivos con las distintas comunidades autónomas.

Esta complejidad administrativa ha lastrado la agilidad de las actuaciones, ya que el objetivo era que los dispositivos llegaran a las escuelas lo antes posible para poder ayudar a los estudiantes más necesitados sobre todo en el caso de reclusiones domiciliarias forzadas por el coronavirus, como sucedió en la primavera del 2020. En todo caso, el programa está cumpliendo su objetivo de entregar los dispositivos en el curso 2020-21.

Compras regionales adicionales

Distintas regiones han lanzado sus propios programas de compra de dispositivos, de manera adicional a este gran proyecto conjunto. Algunas de estas iniciativas adicionales han alcanzado un volumen de compra enorme, hasta el punto de que de manera conjunta suponen un tamaño mayor al de este programa. Han destacado las grandes compras adicionales realizadas por Cataluña (la que más ha apostado con diferencia por esta línea), Andalucía y Madrid, por su tamaño, y por ejemplo Navarra, Galicia, Baleares o Canarias, entre otros, en términos relativos.

En este artículo solamente analizaremos los números del programa conjunto «Educa en digital», dejando para otra ocasión el análisis de estos otros programas adicionales.

Sí podemos adelantar que estos otros programas regionales no han tenido que cumplir tantos requisitos administrativos, por lo que en una mayoría de casos se ha podido trabajar con más agilidad. Además, en general en los programas regionales no se ha buscado que los dispositivos tuvieran conectividad incluida, requisito que ha sido clave en «Educa en Digital».

Compra de tabletas

Una de las cuestiones que más ha llamado la atención ha sido el gran número de tabletas que se han adquirido. Esto puede comprenderse desde la perspectiva de la emergencia de la situación, donde la prioridad era la de facilitar dispositivos al mayor número posible de estudiantes que los necesitaran. Las tabletas (siempre Android en este caso) suelen tener un precio más bajo que otras opciones, y de esa manera con esta elección bajo un presupuesto dado se puede adquirir un número mayor de dispositivos.

Sin embargo, y como hemos visto antes ya aquí (¿Tienen sentido el iPad y las tabletas en educación?), seguramente no son en general la mejor opción. Puede leerse el artículo donde se exponen los argumentos. De hecho, las tabletas adquiridas operan bajo el sistema operativo de Google, y el gigante de Silicon Valley recomienda en educación otro tipo de dispositivos: sus Chromebooks.

La diferencia de precio que hay entre una tableta media y un portátil de gama baja no es muy grande. Pero sí ha sido suficiente para elegirlas dentro de este programa en muchos casos. En «Educa en digital», puede decirse que el precio medio en los pliegos de las tabletas adquiridas ha sido de 255 euros, mientras que los modelos de portátiles más básicos han estado en los 395 euros (365 en el caso de los Chromebooks).

Con las bajadas de precio que han tenido que hacer las empresas para ganar las distintas licitaciones, los precios finales han resultado sustancialmente inferiores a esas cifras. Recordemos que los dispositivos incorporan conectividad, que va incluida en el precio, así como un conjunto de servicios de valor añadido, fundamentales para el buen fin del programa.

Cinco modelos de dispositivos

La labor de coordinación que se ha hecho en «Educa en digital» ha sido muy importante. Uno de los retos era intentar conseguir cierta racionalidad en la compra. Y una de las líneas seguidas ha sido la de estandarizar los equipos. De esa manera, se podrá hacer un mejor mantenimiento y seguimiento de los dispositivos adquiridos, ya que tendrán características similares, mientras que se podía agrupar la compra para conseguir mejores economías de escala.

Así, finalmente se establecieron cinco opciones:

  • Portátil básico. De tamaño reducido y menor potencia.
  • Portátil. De gama media-baja.
  • Portátil 2 en 1. Una configuración solicitada por un buen número de regiones.
  • Chromebook. Algunas comunidades autónomas han optado en buena medida por ellos.
  • Tabletas. Como hemos mencionado, con el sistema operativo de Android.

Así, las comunidades autónomas han elegido una combinación de estas cinco opciones. Lo que se ha hecho en muchos casos, como veremos a continuación, es agrupar las compras. Por ejemplo, si varias regiones eligen dispositivos de la misma tipología, una compra conjunta coordinada consigue mejores precios.

Licitaciones conjuntas

Un buen número de licitaciones se han guiado por este principio de agrupar las compras. Así ha sido en tres casos:

  • Aragón, Asturias y Baleares más Ceuta y Melilla. Fue la primera que se publicó. En total han sido 22.010 dispositivos de todas las categorías: 9.174 portátiles, 6.212 portátiles 2 en 1, 4.593 Chromebooks (la elección balear), 1.254 tablets y 777 portátiles básicos. El tamaño de la licitación es menor que otras, al tratarse de regiones pequeñas, pero la complejidad ha sido grande, teniendo en cuenta que todas las opciones entraron en juego. Esta licitación sirvió para que tanto la propia administración como también las empresas licitadoras tuvieran su primera piedra de toque y aprendieran de la experiencia.
  • Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y País Vasco. Esta licitación es casi cinco veces más grande, ya que estamos hablando de un total de 100.363 dispositivos. También aquí hubo lugar para todas las opciones. Sobre todo en los extremos: los dispositivos más caros (50.844 portátiles), y los más baratos (31.252 tabletas). En bastante menor medida, también se han adquirido 7.283 portátiles 2 en 1, 5.806 Chromebooks (Navarra) y 5.178 portátiles básicos.
  • Murcia, Cantabria y La Rioja. Ha sido la tercera licitación conjunta, de un tamaño similar a la primera: 19.772 dispositivos. Aquí ha habido menos variedad de tipologías. Destacan los 11.245 Chromebooks de esta licitación, que es el lote más grande de todos para este tipo de equipos. También las 2.257 tablets o los 1.387 portátiles.

Casi de manera salomónica, estas tres grandes compras se han repartido en otros tantos ganadores. Orange la primera, Vodafone la segunda y Telefónica la tercera.

Licitaciones individuales

También ha habido concursos que se han lanzado para una sola comunidad autónoma. Son los siguientes, por orden de publicación:

  • Galicia. Se buscó un solo modelo de dispositivo: el portátil 2 en 1. Y el tamaño de compra fue de 14.502 equipos. Orange es el adjudicatario.
  • Extremadura. En este caso hubo dos objetivos, ya que la licitación incluía un lote de 18.578 tabletas y otro de 4.975 portátiles. También Orange ganó aquí en el caso de los portátiles, mientras que las tabletas fueron adjudicadas a la empresa Algoritmos, Procesos y Diseños, que es la única aparte de las operadoras que se ha llevado una concesión.
  • Castilla-La Mancha. Aquí también ha habido dos lotes, pero con características más cercanas entre sí: 12.536 portátiles y 6.092 portátiles básicos. De nuevo Orange se quedó con los dos lotes en su oferta global.
  • Canarias. Como en Extremadura, también hubo tabletas y portátiles, aunque en un número más igualado: 14.611 portátiles que fueron para Telefónica y 11.372 tabletas para Orange.
  • Andalucía. Grandísimo volumen aquí, ya que estamos hablando de nada menos que 175.839 portátiles en lote único, que ha sido adjudicado a Telefónica.

Así que podemos hablar en general de que son las operadoras las que han ganado la inmensa mayoría de los concursos, lo que es normal teniendo en cuenta que uno de los factores más importantes era la conectividad de los aparatos, con el consumo de datos incluido. Dentro de ellas, tenemos a Orange llevándose un número elevado de licitaciones de tamaño pequeño, Vodafone con una sola licitación conseguida pero con la que consigue un mayor volumen que Orange, y Telefónica que dobla a las otras dos, fundamentalmente (aunque no sólo) por su triunfo en Andalucía.

Un hito que cambia la tendencia

Recordemos de nuevo que esta es únicamente una parte de las grandes compras que se han hecho de hardware para las aulas por parte de las administraciones públicas. Pero sí ha supuesto un hito muy importante. Y estamos convencidos de que va a cambiar la tendencia en tecnología educativa. De hecho en estos momentos están proliferando las grandísimas compras de equipos educativos por parte de distintas consejerías de educación de toda España.

Ahora en los centros educativos públicos es habitual poder contar con buenas partidas de dispositivos modernos. Que además incorporan una buena conexión a Internet, lo que permite utilizarlos con provecho. Así que se van a usar en las aulas. Están ahí.

Pero hay más pasos que dar. En algunas regiones están preparándose ya para establecer un modelo perdurable de «un dispositivo por estudiante», al menos en determinados niveles educativos.

A todo esto, la educación privada y concertada que no haya entrado aún en esta dinámica está tardando en hacerlo si no quiere verse superada por la escuela pública. El movimiento es imparable. Y lo iremos contando.

JulianAlbertoMartin.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here