Análisis del Plan de Recuperación en educación (III): Plan Nacional de Competencias Digitales (digital skills)

En nuestros artículos de las últimas semanas hemos analizado dos de los componentes del Plan de Recuperación con fondos europeos referidos a educación. Así, vimos que el Componente 21, referido a la «Modernización y digitalización del sistema educativo», que analizamos aquí, en realidad solamente incluía un 8,9% de su financiación a la digitalización, destinado a las universidades. Así que su título resultaba un tanto engañoso. El sistema educativo en el Componente 21 recibe una modernización, pero no una digitalización. Y el Componente 20, específico para la Formación Profesional, el porcentaje para digitalización se quedaba en el 12%, como analizamos aquí.

Así pues, ¿dónde están las grandes inversiones para la digitalización de la educación? Están en el Componente 19, que es el que veremos hoy en detalle, referido al Plan Nacional de Competencias Digitales (digital skills). No deja de ser curioso que aparezca en este Componente en vez de en los dos anteriores. Y lo importante es ver los tres como un conjunto unificado.

Este Plan Nacional de Competencias Digitales busca mejorar las competencias digitales de la población en general, de los trabajadores y de los estudiantes. En realidad, el objetivo más importante de este Componente es el de la capacitación, la formación.

¿Y por qué aparece aquí la digitalización? Porque la digitalización, en el caso de los estudiantes, aparece como un medio para conseguir el fin, según parece, que es la capacitación digital de los estudiantes. ¿No habría sido más lógico incluir esta digitalización de la educación en el componente 21? Seguramente sí, pero finalmente se ha publicado de esta otra manera.

En cualquier caso, vamos a ir entrando en detalles.

Reforma sin financiación

Como en el resto de Componentes, los documentos incluyen un conjunto de reformas y un conjunto de inversiones. Esto no es algo propio de los Componentes educativos, sino que es algo general para todas las líneas de trabajo del Plan de Recuperación.

En el caso del Componente 19, que se denomina «Plan Nacional de Competencias digitales (digital skills)», la reforma que se incluye lleva por título el mismo nombre del componente. Sin embargo, no lleva ninguna financiación de ningún tipo asociada.

Esta reforma, según el documento, «actúa como hoja de ruta para identificar las medidas necesarias que aseguren que toda la ciudadanía cuenta con las herramientas necesarias para adquirir y desarrollar competencias digitales, en un contexto de transición dual digital y verde».

Así que en este caso la reforma es una especie de preparación para las inversiones, que son realmente lo fundamental.

Cuatro grandes líneas de inversión

Resulta muy llamativo en este caso la enorme prisa que hay para las inversiones, ya que la mayoría de ellas vienen para el ejercicio en curso, y el resto, en un esfuerzo menguante. La partida global comprometida es de 3.593 millones de euros. Y el reparto temporal es de 2.222 millones para 2021, 773 para 2022, 499 para 2023 y solamente 97 millones para 2024. Sin embargo, estamos ya a mitad de año, y la situación aún es de bastante poca claridad.

Esto puede causar inquietud y cierta ansiedad en los interesados. ¿Qué es lo que está pasando exactamente? ¿Cuándo vamos a tener información más concreta? ¿Llegaremos a tiempo a ejecutar las inversiones comprometidas para este año? En esta sección estaremos atentos, y lo iremos contando.

En cuanto a la distribución por conceptos, veremos cuatro:

  • Competencias digitales transversales: 735 millones de euros (20% del total).
  • Transformación digital de la educación: 1.412 millones de euros (casi el 40% del total).
  • Competencias digitales para el empleo: 1.255 millones de euros (35% del total).
  • Profesionales digitales: 190 millones de euros (5% del total).

Veámoslos en detalle.

Formación a la ciudadanía

El primer capítulo tiene que ver con el objetivo de que los ciudadanos tengan la posibilidad de adquirir competencias digitales. Para ello, se han establecido varias acciones por un valor total de 735 millones de euros.

La acción más importante tiene que ver directamente con la formación a los ciudadanos. Sobre todo de aquellos que nunca se han conectado a Internet. El cálculo que se hace es el de alcanzar a 2,6 millones de personas, a las que se les facilitará algún tipo de curso de 6 horas de duración que tendrá un coste de 228 euros por cabeza.

¿Y cómo va a desarrollarse esta acción? Según el documento, las administraciones ejecutoras son las siguientes: Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital; Ministerio de Educación y Formación Profesional en colaboración con las Comunidades Autónomas, que a su vez involucrarán, en su caso, a las Entidades Locales, que deberán adherirse a los convenios del programa en cuestión. Estamos hablando de que hay que firmar miles de nuevos convenios. La ejecución parece muy complicada.

Al menos tenemos una pista que quizá pueda indicarnos por dónde van los tiros, ya que otra de las acciones dentro de este apartado es la creación de una red de centros nacionales de capacitación digital. Y esta red, ¿cómo se va a crear? Al final, la solución es relativamente sencilla. En España hay 1.500 centros de FP del sistema educativo (FP reglada) que imparten ciclos formativos con estas temáticas. Así que cada uno de ellos va a recibir un dinero, que el documento no aclara a qué se dedicará exactamente. En total, cada uno de los 1.500 centros de FP recibirá 56.000 euros, lo que arroja un total de 84 millones de euros. Asunto resuelto.

Solamente hay que añadir publicidad en medios de comunicación, en los que se va a invertir 43 millones de euros. El nombre técnico que recibe esta acción es el de «Campañas de Sensibilización y Concienciación y Plan de Comunicación Global de Fomento del Humanismo Tecnológico». Aquí no se preven especiales dificultades de ejecución.

Transformación digital de la educación

Por fin llegamos al corazón del asunto, lo que a esta sección más le interesa. Y es aquí donde más prisa hay. La inversión total es de 1.412 millones de euros, y dentro de unos pocos meses, el 31 de diciembre, deben haberse ejecutado 1.012 millones. Se dejan 342 para 2022 y solamente 58 para 2023. Así que es necesario correr. ¿Y dónde va a ir este dinero?

La partida más importante, de 846 millones de euros, se destina a la instalación y mantenimiento de aulas digitales interactivas. La estimación es de dotar de medios a 240.240 aulas en total (bonito número). Se especifica que la universidad no entra en este reparto, ya que tuvo su capítulo específico en el componente 21.

Además, hay otra partida de 150 millones de euros para el suministro de dispositivos para 300.000 estudiantes. Esto puede verse como una ampliación del programa «Educa en digital» que está en ejecución actualmente y que analizamos al detalle en este artículo reciente. Así que si quieren tener una idea clara de cómo va a ejecutarse pueden repasarlo.

Por último, hay 301 millones de euros para la capacitación digital de 718.026 docentes nada menos. El documento establece que este objetivo «se logrará a través de una autoevaluación por parte del profesorado, que permitirá identificar las necesidades de formación y la consecución de unos itinerarios formativos personalizados. Por otro lado, la implementación y desarrollo del “Plan Digital de Centro”, supondrá un avance en la digitalización y el correcto uso de las tecnologías en las escuelas». El 50% de los docentes deberán certificar al menos un nivel intermedio. Sencillo.

Estas tres medidas se realizarán por medio de un programa de cooperación territorial, es decir, que las entidades finalmente encargadas de la ejecución serán las Comunidades Autónomas.

Queda un apartado referido a la digitalización de la FP, que reúne un número muy grande de medidas y no recoge un detalle de financiación específica. Aparecen elementos como «ofertas modulares en empresas», formación del profesorado, disponibilidad de recursos digitales, acreditación de competencias, big data, espacios tecnológicos, digitalización, adquisición de competencias, subvenciones públicas, etc. Las únicas cifras que se concretan son las de un módulo aplicado de 30 horas en cada familia profesional, y 30 horas de formación docente.

Capacitación digital para los trabajadores

Este tercer capítulo de inversión también busca ejecutarse muy rápidamente, ya que antes de Nochevieja debemos haber invertido 800 millones de euros, dejando 228 para 2022, 204 para 2023 y escasamente 22 para 2024. El total es de 1.255 millones. ¿A qué se va a dedicar este dinero?

Los cálculos aquí resultan bastante sencillos, ya que se ha estimado impartir formación a 500.000 trabajadores, a razón de 2.772 euros por cada curso. Teniendo en cuenta que solamente terminarán la formación el 90% de los que la comiencen, el coste total asciende a 1.246 millones de euros. Además hay 10 millones para gastos de gestión. Así de fácil.

¿Y qué líneas de formación hay? Se mencionan tres distintas:

  • Las «actuaciones en materia de cualificación y recualificación dirigidas a personas empleadas y desempleadas reforzando las actuales políticas activas de empleo», que incluye el bautizado como «Programa Futur@, Plan de Choque Jóvenes 4.0».
  • El Programa de capacitación digital de las Administraciones Públicas.
  • El Programa para la transformación digital de las pymes.

No hay muchos detalles más, lo que indica que se intentará dar más fuerza a las acciones actualmente existentes dentro de esta categoría. Casi todo esto debe estar ejecutado, como hemos dicho más arriba, antes de Nochevieja.

Formación de 20.000 especialistas TIC

Esta es ya la última de las cuatro grandes líneas de inversión, que también es urgente, ya que en este año hay que haber ejecutado 180 de los 190 millones de euros disponibles. Esta medida tiene dos líneas fundamentales, que vemos a continuación.

La primera consiste básicamente en que 20.000 trabajadores van a recibir cursos de formación específica. Según el documento, los cursos serán de entre 250 y 300 horas, de las cuales el 50% serán presenciales. El coste aproximado del curso será de 3.450 euros por alumno. Esto supone 69 millones de euros. Hay que añadir un millón más para gastos de gestión, hasta un total de 70 millones.

La segunda recibe una inversión de 120 millones de euros, y tiene que ver con «programas de atracción y retención del talento». Esta línea se concreta en la concesión de entre 100 y 125 becas anuales a razón de 60.000 euros cada una durante cuatro años. Por lo que hemos visto antes, parece que el cómputo de la inversión se contabiliza íntegramente en 2021, a pesar de que durará cuatro ejercicios según se indica en el documento. ¿Quiénes recibirán esas becas y cómo será el proceso de selección? No hay más detalles.

Conclusión

Esto es todo. Como hemos indicado, para tener un panorama general de todas las inversiones conviene leer los tres artículos como un conjunto. Para los lectores más curiosos o inquietos es desde luego lo que recomendamos, ahora que ya están los tres publicados.

Por nuestra parte, destacamos como principales novedades sobre todo las siguientes:

  • En la modernización de la educación, los 671 millones de euros para Educación Infantil y los 320+40 millones de euros del plan PROA+ para apoyo de los estudiantes rezagados.
  • En Formación Profesional, los 724 millones de euros para el reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales de los trabajadores, los 254 millones de euros para ampliar la oferta formativa contratando a más docentes, y los 300 millones para crear la FP bilingüe, también mediante la contratación de nuevos profesores.
  • En el Plan de Competencias Digitales, los 846 millones de euros para la dotación de 240.000 aulas digitales y los 300 millones para capacitación docente. La medida con mayor financiación es la capacitación digital de 500.000 trabajadores, con 1.255 millones de euros.

El resto de medidas que se recogen, siendo desde luego también importantes, no parecen tan novedosas, y pueden verse como el reforzamiento de líneas ya existentes.

En cualquier caso, como ya hemos adelantado, estaremos atentos a la ejecución de todos estos planes, que es realmente donde se verá su éxito final, o su fracaso.

No se lo pierdan.

JulianAlbertoMartin.com

Julián Martín
Author: Julián Martín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here