Arabia Saudita se aproxima a la OCDE incluyendo la educación como espacio de cooperación

La OCDE y el Gobierno del Reino de Arabia Saudita acaban de firmar durante la última cumbre en Davos un Memorando de Entendimiento (MoU) para fortalecer la cooperación en varias áreas políticas, entre ellas la educación como prioridad; apoyar la Visión 2030 de Arabia Saudita y explorar la posible alineación del Reino con estándares y mejores prácticas relevantes de la OCDE.

El MoU enmarcará la cooperación futura y allanará el camino para la colaboración en una variedad de áreas sustantivas, para apoyar el desarrollo y la coordinación de políticas públicas. Fue firmado durante el Foro Económico Mundial 2024 en Davos por el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, y el ministro de Economía y Planificación del Reino de Arabia Saudita, Faisal Alibrahim.

La OCDE y Arabia Saudita han estado colaborando durante muchos años en diferentes campos políticos en el contexto del G20, bajo la Iniciativa MENA-OCDE sobre Gobernanza y Competitividad para el Desarrollo desde 2005, y a través de la implementación de varios proyectos e iniciativas en áreas como fiscalidad, lucha contra la corrupción, gobernanza pública, educación y cooperación al desarrollo.

“La OCDE da la bienvenida a este acuerdo para profundizar nuestra cooperación con Arabia Saudita, que se basa en nuestra colaboración hasta la fecha en temas que van desde la tributación hasta la educación, la energía, la cooperación para el desarrollo y la gobernanza pública, así como a través del trabajo de la OCDE-G20 sobre tributación y gobernanza corporativa”, dijo Cormann, durante la ceremonia de firma.

“La Visión 2030 de Arabia Saudita reconoce que el crecimiento a largo plazo dependerá de un marco de políticas que apoye la diversificación económica. El MoU tiene como objetivo apoyar esta agenda de reformas y enmarca la cooperación en 19 áreas políticas, incluida la seguridad energética y la transición hacia una economía baja en carbono, que será una transformación importante con impacto global”.

Arabia Saudita ya participa en nueve comités de la OCDE y se adhiere a siete instrumentos legales de la OCDE. Los deseos de Arabia Saudita de fortalecer la cooperación con la Organización a través de un compromiso técnico más profundo con la OCDE en diversas áreas de políticas, como gobernanza pública y política regulatoria, habilidades y educación, gobernanza y finanzas corporativas, política de inversión, anticorrupción y facilitación del comercio. El Reino ha establecido un Comité interministerial que incluye el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Economía y Planificación, para garantizar un enfoque coherente de cooperación con la OCDE.

Los 38 miembros de la OCDE son: Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Corea. Letonia, Lituania, Luxemburgo, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, República Eslovaca, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos.

El modelo de un país rico

El saudí es un sistema educativo que se basa en los principios del Islam y que ofrece educación gratuita a todos los ciudadanos, pero que también tiene algunas limitaciones y desafíos. La educación en Arabia Saudí se divide en etapas de primaria, intermedia, secundaria y universitaria, y los estudiantes pueden elegir entre una vía religiosa o técnica después del primer año de secundaria.

La educación de las niñas comenzó en 1956 y ahora representan más de la mitad de los estudiantes universitarios, pero no pueden compartir las clases con los hombres y tienen menos opciones de estudio que ellos.

El gobierno saudí ha establecido un plan de diez años para mejorar la calidad y la eficiencia del sistema educativo, con objetivos como aumentar la escolarización, desarrollar la educación técnica y especial, modernizar el currículo y las infraestructuras, y fomentar el patriotismo y los valores islámicos. El gasto público en educación es del 6,8% del PIB, lo que supone un aumento considerable desde 1970. El país también ofrece becas para estudiar en el extranjero.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí