Aragón, contra iniciativas escolares de multinacionales que inciten al consumo

Álvaro Sanz, IU. Imagen cortesía de las Cortes de Aragón

La última Comisión de Educación, Cultura y Deporte de las Cortes de Aragón ha logrado lo improbable en muchos otros ámbitos políticos, poner de acuerdo a Podemos, IU y PSOE con VOX. Así ha sido en torno a una propuesta de la formación comunista IU que rechaza iniciativas escolares por parte de multinacionales que inciten al consumo.

El caso sobre el que ha girado este debate parlamentario es la campaña ‘Un clic para el cole’ de Amazon, que los partidos que se han opuesto, incluyendo a los nacionalistas del PAR y la CHA, estiman un alarde de invitación al consumo por parte de los escolares.

A diferencia de lo que pudiera pensarse, el programa de Amazon no incita a los escolares a comprar, pues consiste en que los centros escolares se beneficiarán de una donación propiciada por la compañía a través de la compra de un usuario cualquiera. Es decir, un cliente hace una compra y Amazon donará al centro educativo que elija el comprador un porcentaje de su gasto al centro educativo en forma de crédito virtual sin coste alguno para dicho comprador.

IU quería una prohibición a este tipo de iniciativas, pero el PSOE la suavizó y todo quedó en recomendación. Así, se pide al Gobierno de Aragón que remita a los centros escolares una circular recomendando a sus equipos directivos a no colaborar en dicha campaña.

Perol lo más interesante del debate parlamentario es que ha sacado a la luz los puntos de vista de unos y otros en torno al conjunto de iniciativas escolares que promueve multinacionales como la citada, y, un paso más allá, las donaciones que muchas de aquellas hacen de las que se benefician directamente escolares o profesores. Hablamos de material escolar diverso.

Es justo lo que sacó a colación la diputada regional Pilar Cortés, del PP, que se preguntó si se piensa prohibir toda iniciativa privada en materia educativa como las que también desarrollan Telefónica, Google o Microsoft, a la vez que defendió la libertad de los consumidores y recordó que no se rechazaron las donaciones privadas de tablets, por ejemplo.

Álvaro Sanz, de IU, y proponente de la iniciativa no legislativa ve en la de Amazon una “mercantilización” del sistema educativo de la que llama una iniciativa “perversa” porque se apoya en “la fragilidad económica de los centros y que proviene de una multinacional con una política fiscal “cuando menos opaca”, que provoca “graves afecciones al medio ambiente” y mantiene condiciones laborales “de otro tiempo”.

Para Erika Sanz, Podemos EQUO Aragón, el de Amazon “no es un programa educativo, ni un plan de trabajo, ni un programa innovador, son puramente intereses económicos, excede la autonomía de los centros y mercantiliza la educación a través de falsas donaciones”.

Por su parte, Isabel Lasobras (CHA) se ha mostrado de acuerdo en la no participación de los centros y ha rechazado que se reciban donaciones “con fines comerciales y menos de una plataforma que pretende publicitarse”.

Sin duda, en la misma línea de dureza que la expresada por IU, Vox en Aragón, David Arranz defiende que la educación “no debe ser manoseada” por las multinacionales y ha criticado la “campaña perversa” por la que se pretende “inocular el consumismo” en el alumnado.

Más moderados están PSOE y PAR, que habla de recomendar, nunca de prohibir este tipo de iniciativas, mientras que Carlos Trullén, de Ciudadanos, es el único partido que se ha posicionado en contra de la proposición no de ley porque la solución del comercio local, a su juicio, “no pasa por prohibir la competencia sino por incentivarla”, al tiempo que matiza el concepto de “consumismo” que contiene la iniciativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here