Aumentar la exigencia, reforzar la digitalización y reducir la ratio: resultados del Barómetro del Docente de EY Insights

Padres y docentes coinciden en señalar como el principal problema de la educación en España la disminución del nivel de exigencia, según el primer Barómetro del Docente de la consultora Enrst & Young. Así lo indican un 47% de los profesores y un 34% de los padres. Tras este, pero con porcentajes no muy alejados, los docentes señalan una ratio de alumnos por clase demasiado alta, 44,9%, pérdida de la autoridad del profesor, 40,3% y falta de reconocimiento de su figura, 40,1%. Para las familias, los problemas más citados después de la exigencia son la pérdida de autoridad del profesor, 30,4% y falta de recursos materiales y humanos, 29%.

Por lo que se refiere a la digitalización, tanto docentes como padres creen que la escuela ya hace un buen uso de las nuevas tecnologías de la información, pero que es preciso impulsar estos aspectos y apostar por aumentar la inversión para alcanzar el nivel de los países de nuestro entorno. De hecho, más de un 60% de los encuestados cree que la escuela española no cuenta con la tecnología suficiente para competir con el resto de Europa.

Donde la encuesta refleja una cuasi unanimidad es en la necesidad de hacer un gran pacto de Estado para impulsar la educación. El 94% de los docentes cree que es preciso un gran pacto, en lo que coinciden el 74,9% de los padres. Para el 85% de los docentes, los cambios normativos priorizan posicionamientos ideológicos.

En general, las familias valoran el sistema educativo mejor que los propios docentes. Sólo la mitad de los profesores cree que el sistema educativo ha mejorado en los últimos 10 años. En general ni docentes ni padres se muestran optimistas.

El estudio muestra que las familias tienen una opinión positiva de los docentes. Así, el 64% de las familias cree que los docentes se adaptan bien a los cambios y hasta un 62% señala que deberían estar mejor remunerados. Sin embargo, un 40% de los profesores considera que su labor no se reconoce como merece.

De cara al futuro y sobre los contenidos y temas a potenciar, para los docentes es importante incentivar el pensamiento crítico (72,8% de los encuestados) y la educación emocional (56,6%), y mejorar también la educación en valores, materias que consideran más prioritarias que mejorar la educación financiera (18%) o la robótica.

Educar en tiempos de pandemia

Hay un amplio apartado dedicado a valorar como se ha comportado el sistema educativo español frente a la pandemia de COVID-19, que muestra su alto nivel de resiliencia. El compromiso de los docentes ha sido alto, según el estudio, que refleja que en una escala de 1 a 10 los docentes consideran que su nivel de implicación ha sido de 9,1, puntación que baja al 7,1 para las familias.

Prueba también de esta resiliencia durante la pandemia ha sido que las clases no hayan parado, ya sea en formato online o con la apertura de los colegios la mayor parte del tiempo posible. Así, el 85% de los docentes señala que ha impartido clases durante el confinamiento. Hecho que corroboran las familias. El 81% afirma que sus hijos han recibido clases virtuales durante el confinamiento.

La pandemia ha impactado en el estado de ánimo de la comunidad educativa. Así, el 44,6% de los docentes señala que ha empeorado. En el caso de las familias, se afirma que han sido meses difíciles que han afectado a la estabilidad emocional, pero en la actualidad el 57,5% considera que es bueno y el 21,3% muy bueno.

El Barómetro del Docente ha analizado el conjunto de España, pero también ha extraído datos de las cuatro Comunidades Autónomas con mayor población: Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana. El estudio ha sido realizado por Gad 3 para EY Insights, la unidad de contenidos de EY.

Éxito Educativo
Author: Éxito Educativo

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here