La educación concertada y privada se lanza a la calle contra la ley Celaá

La comunidad educativa concertada y privada en España anunció este miércoles la campaña informativa y de protesta ‘Más Plurales, Más Libres, Más Iguales’ contra la reforma de la educación, conocida como Ley Celaá. Habrá concentraciones semanales en los colegios y frente a las sedes del Gobierno central en todo el país, así como una manifestación en coche, aún sin fecha.

La iniciativa, “en defensa de un sistema educativo plural e inclusivo en el que tengamos cabida todos”, representa a los diferentes colectivos que ven amenazado su ejercicio de la libertad de enseñanza. En cifras se trata de más de 260.000 profesionales, docentes y no docentes, cerca de 4 millones de familias, más de 5 millones de alumnos y más de 9.300 centros de la red concertada y privada.

Lo inmediato será trasladar esta campaña a las redes sociales y la habilitación de una web donde cuelga un Manifiesto. Habrá también una campaña de recogida de firmas para presentar en el Congreso, protestas todos los miércoles en las puertas de los centros tras concluir la jornada escolar, y concentraciones los martes ante el Congreso, las Delegaciones y las Subdelegaciones del Gobierno.

De fondo, el lazo naranja pondrá el color a esta campaña, y la señalada caravana de coches cuya convocatoria estará en función de la tramitación parlamentaria. “No será una manifestación con personas físicas en la calle por las dificultades que ello conlleva, sino en alguna movilización con coches”, aclaró el portavoz de la campaña, Jesús Muñoz de Priego.

Captura de pantalla de la rueda de prensa

Muñoz de Priego afirmó durante su comparecencia que la LOMLOE es una “mala ley, en todo, en cuanto al momento elegido, las formas usadas y en el fondo”. Para empezar, opinó que una pandemia “no es el mejor momento para promulgar una norma en pleno estados de alarma y con una crisis sin precedentes”.

Lamento que todo esto “hace que se hurte el debate parlamentario, pero también agrede interesadamente el debate social, y si esto, en cualquier ley es inadecuado, en una ley educativa es imperdonable”, arguyó.

El portavoz de la comunidad educativa concertada y privada de esta campaña “no solo no ha buscado el consenso, sino que ni siquiera el diálogo. Empezando porque la Comisión de Educación no permita la comparecencia de la sociedad civil”, denunció. Además, añadió, la LOMLOE “es una vuelta a la LOE que nos llevó a los más bajos niveles en los indicadores internacionales”.

Con carácter general, prosiguió, la reforma en curso elimina la demanda social como criterio a tener en cuenta en la programación de plazas por parte de la Administración, de modo que “nos encaminamos hacia una programación unilateral sin tener en cuenta el interés y las opiniones de los padres”, criticó.

Además, agregó, el gobierno “pretende engañarnos y decirnos que el derecho a la educación solo se garantiza con centros de titularidad de la administración pública, al tiempo que posterga aun más de lo que ya está la asignatura de Religión; de forma práctica la descarta del sistema educativo”.

Asistieron a esta presentación Alfonso Aguiló, presidente de CECE; Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de COFAPA; Pedro José Caballero García, Presidente de CONCAPA; Pedro Huerta, secretario general de Escuelas Católicas; Miquel Mateo García, secretario general adjunto de Escola Cristiana de Catalunya; Javier Muñoyerro, secretario general de FSIE; Antonio Amate, secretario general de FEUSO; Juan Carlos Corvera, coordinador de Libres para Elegir; Juan Carlos López, coordinador de Reli es Más, y José Manuel Amiguet, coordinador de Yo Libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here