Bolivia insta a la comunidad educativa a retomar las medidas de bioseguridad contra la Covid-19

El ministro boliviano de Educación, Edgar Pary Chambi, ha recomendado a estudiantes, maestros y padres de todo el país a retomar las medidas de bioseguridad contra la Covid-19 para evitar contagios masivos.

“Es preocupante el incremento de casos de Covid en las capitales de departamento. Nosotros creemos que es importante retomar los protocolos de bioseguridad, de manera general, creo que todos estamos en la obligación de volver al uso de los barbijos, alcohol en gel, etc.”, instó Pary, durante una conferencia de prensa.

El ministro persuadió a los padres de familia a inmunizar contra el coronavirus a sus hijos; no obstante, aclaró que éste no es requisito para las inscripciones a unidades educativas.

Asimismo, Pary indicó que las recomendaciones sanitarias para el inicio de clases se realizarán en coordinación con el Ministerio de Salud y se darán a conocer a la población en general de manera oportuna.

“Las inscripciones se inician el 15 de enero, pero solo para estudiantes nuevos, para los niños de Educación Inicial, y para los estudiantes del primer curso de Educación Primaria y Secundaria. Por lo tanto, no es necesario que haya filas de ninguna naturaleza”, exhortó la autoridad educativa, en prevención, así mismo, de riesgo de contagio.

En este sentido, informó de que desde el Ministerio de Educación, a través de las Direcciones Departamentales de Educación y sus nuevas autoridades, se continuará trabajando para mejorar la calidad educativa en el país.

“Nuestro desafío es mejorar la calidad educativa. Este 2024 debemos trabajar con mayores proyecciones y mayores desafíos, para que podamos tener resultados más satisfactorios”, subrayó Pary en su comparecencia.

Medidas eficientes

Entre las medidas que podrían recuperarse, aún por confirmar, para evitar la propagación de nuevos casos en los entornos escolares, se encuentra el controvertido uso de la mascarilla.

Pero también, implementar medidas de distanciamiento físico en el aula, como configuraciones de asientos espaciadas o la instalación de barreras físicas entre escritorios; fomentar prácticas regulares de higiene de manos. Los estudiantes y el personal deben lavarse las manos con agua y jabón o utilizar desinfectante de manos con regularidad; establecer protocolos de limpieza y desinfección regular para las instalaciones, incluyendo áreas comunes y superficies de alto contacto, como mesas, sillas y equipos, y mejorar la ventilación en las aulas, como abrir ventanas y puertas para permitir una circulación de aire adecuada.

De igual modo, implementar procedimientos para el monitoreo de síntomas. Los estudiantes y el personal deben estar atentos a síntomas de enfermedad y quedarse en casa si están enfermos. En el peor de los casos, se habría de organizar a los estudiantes en grupos estables para limitar la interacción y reducir el riesgo de propagación en caso de un caso positivo.

Con carácter general, de acuerdo con la experiencia acumulada en este contexto, se debería proporcionar educación continua sobre la importancia de seguir las medidas de prevención, incluyendo el uso adecuado de mascarillas y la higiene de manos e implementar modelos de aprendizaje flexibles, como el aprendizaje a distancia o híbrido, para adaptarse a situaciones cambiantes o para aquellos que necesiten aislamiento.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí