Canarias apuesta por la ‘insularización’ de la FP

Potenciar la ‘insularización’, para una mejor respuesta a las necesidades económicas y sociales del archipiélago, de la Formación Profesional (FP) y mejorar la atención a la diversidad del alumnado, en la línea de lo que han sido sus primeros meses de mandato, es uno de los objetivos prioritario de la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias de cara al curso que viene.

Educación considera de vital importancia que los ciclos de Formación Profesional que se impartan en el archipiélago “reconozcan las particularidades y necesidades específicas de cada territorio, de cada isla”, explica el consejero, que insiste en la “necesidad de adaptar la oferta a las demandas del mercado laboral local y a los intereses del alumnado”, al objeto de “fomentar la empleabilidad y el desarrollo económico”.

El consejero, Poli Suárez, presentaba al Consejo Escolar de Canarias sus planes al frente de Educación este fin de semana en Fuerteventura, junto con los viceconsejeros de Educación y Formación Profesional.

Será prioritario en el marco de la Programación General Anual (PGA) correspondiente al curso 2024-2025, “consolidar un modelo educativo inclusivo, equitativo y de calidad”, que garantice “el desarrollo integral” de la ciudadanía canaria, dijo el consejero.

En ese sentido, la planificación anual garantiza la eficacia y la sostenibilidad de las políticas educativas y formativas a medio y largo plazo y es “clave para identificar y abordar los retos presentes y futuros, así como para aprovechar las oportunidades que surjan en el camino hacia la excelencia educativa”, según el consejero.

Suárez, que estuvo acompañado por los viceconsejeros de Educación y de Formación Profesional y Cualificaciones Profesionales, José Manuel Cabrera y Francisco Rodríguez, respectivamente, explicó durante su intervención que se continuará trabajando para extender la escolarización de 0-3 años;

La escolarización en el primer ciclo de educación infantil es un compromiso que se ha venido atendiendo desde el primer momento de la presente legislatura, y que continuará por “la importancia de la educación temprana en el desarrollo cognitivo, emocional y social de los escolares”, según Suárez, para quien la generalización de este primer nivel de la enseñanza contribuirá a “disminuir el fracaso y el abandono escolar”.

La tercera medida sobre la que pivotará la programación del próximo curso será la de atender a la diversidad del alumnado, en particular de aquel que presenta necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE) y necesidades educativas especiales (NEE), “sobre todo al que, hasta ahora, quedaba fuera del sistema al alcanzar la edad máxima permitida” y para el que, ya este curso, se ha puesto en marcha el programa piloto ‘NEAE+21’.

“Se promoverá la implementación de medidas y recursos que favorezcan la inclusión y el éxito educativo de todos y todas las jóvenes, independientemente de sus características o circunstancias particulares”, según la programación.

El responsable regional de Educación destacó asimismo la importancia del capital humano de la Consejería y de la comunidad educativa en su conjunto para hacer posibles estos objetivos y lograr así la educación de calidad a la que se aspiraba con la Ley Canaria de Educación.

En ese sentido, “tanto el personal docente como el no docente y todos los miembros de la comunidad educativa de las islas merecen el mayor reconocimiento y respeto ante su labor diaria y que es y será esencial para Canarias”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí