Casi un tercio de estudiantes se forman en la FP, la mayoría en artes y humanidades

Pizarra

Los estudios de formación profesional (FP) atraen a un espectro muy diverso de alumnado, incluyendo aquellos que desean obtener certificaciones y habilidades técnicas para ingresar en el mercado laboral, población adulta de entre 25 y 34 años, que busca aumentar su capacidad para encontrar empleo mediante la mejora de sus habilidades y estudiantes que pueden querer acceder a educación superior en el futuro. Esta realidad es conocida por el Gobierno y los agentes sociales, decididos, de entrada, a no perder la carrera de la FP.

Las cifras no desalientan el ánimo, aunque queda por hacer. En los países de la OCDE, entre la primera etapa de educación secundaria y hasta el nivel de educación superior de ciclo corto, en media, alrededor de uno de cada tres estudiantes están escolarizados en estudios de FP. Sin embargo, hay grandes variaciones entre los países, desde menos de un 20% de alumnado escolarizado en estudios de formación profesional, hasta más del 45% en algunos países.

En España, un 28% del alumnado está escolarizado en estudios de formación profesional, menos de la media de la OCDE (32%), encontrándose la mayoría de los estudiantes de FP que cursan niveles entre la primera etapa de educación secundaria y la educación superior de ciclo corto, en el nivel de segunda etapa de educación secundaria (57%).

La FP es una parte importante de la segunda etapa de educación secundaria en la mayoría de los países de la OCDE. De media, un 36% de alumnado que cursa segunda etapa de educación secundaria eligen estudios de FP en España, una proporción menor que el 42% de la media de la OCDE. Determinados ámbitos de estudio son más comunes que otros en este nivel.

En España, el campo de estudio de las artes y humanidades es el más común con un 27% de graduados logrando la certificación en este campo de FP en el nivel de segunda etapa de educación secundaria, frente al 6% de media de los países de la OCDE.

Precisamente, todos estos los recoge el último informe ‘Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2020’, que también refiere la situación de la llamada FP Dual. Así, dentro de los estudios que combinan formación en empresa y centro educativo, donde entre el 25% y el 75% del currículo corresponde a aprendizaje en el centro de trabajo, y el resto se organiza dentro del entorno escolar, en España, el 3 % del alumnado de FP en la segunda etapa de la educación secundaria se encuentra escolarizado en estudios de este tipo, porcentaje menor que el 34 % de media de la OCDE.

No obstante, los estudios más importantes de FP tienen un módulo obligatorio de aprendizaje en el centro de trabajo con una duración de al menos un 20 % del programa.

Jóvenes de 25 años que buscan especializarse

La media de edad de los participantes en estudios de FP en la segunda etapa de educación secundaria en la OCDE (21 años) tiende a ser superior a la de los estudios generales (17 años), un patrón que también se da en España. La media de edad en la segunda etapa de educación secundaria es mayor en estudiantes de formación profesional (25 años) que en estudiantes de estudios generales (17 años).

Dentro del nivel de segunda etapa de educación secundaria, el porcentaje de estudiantes que cursan programas de formación profesional tiende a incrementarse con la edad. En España, este porcentaje es del 22% entre las edades de 15 a 19 (media de la OCDE: 37 %), y del 74% entre las edades de 20 a 24 (media OCDE: 62 %).

En 2019, el 11 % de los adultos jóvenes, con edades comprendidas entre 25 y 34 años posee una titulación de formación profesional de segunda etapa de educación secundaria o postsecundaria no terciaria como nivel de estudios más alto, mientras que el 12 % posee una titulación general.

La FP, garantía de empleo

La tasa de empleo de los adultos jóvenes con titulación de formación profesional de segunda etapa de educación secundaria o postsecundaria no terciaria tiende a ser más alta que la tasa de empleo de aquellos con titulaciones generales en este nivel (por 9 puntos porcentuales de media de los países de la OCDE).

España sigue este patrón, ya que el 75% de las personas con edades comprendidas entre los 25 y 34 años con un título de formación profesional de segunda etapa de educación secundaria o postsecundaria no terciaria están empleadas frente al 66% de aquellos con una titulación general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here