Casi un tercio de los universitarios ha engordado durante el confinamiento

person standing on white digital bathroom scale

Estado de confinamiento y engordar han ido de la mano. El 29% de los estudiantes universitarios españoles, casi uno de cada tres, ha engordado durante el confinamiento con motivo del estado de alarma decretado para frenar la pandemia del Covid-19, según refleja una investigación desarrollada por el Grupo de Investigación Perspectiva Psicológica en Trastornos del Comportamiento Alimentario y Obesidad de la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, coordinado por el profesor doctor José I. Baile.

Esta es una de las conclusiones del estudio en el que han participado 2.791 miembros de la comunidad universitaria del Grupo Educativo CEF.- UDIMA, (estudiantes, profesores, miembros de administración y gestión y antiguos alumnos), un resultado fácilmente extrapolable al conjunto de universidades españolas, dado que todos han estado confinados de la misma manera.

Si bien el estudio sigue en curso, a la espera de un análisis más detallado de los datos obtenidos, los resultados preliminares indican que el confinamiento modificó de forma sustancial los hábitos de alimentación del grupo de universitarios estudiados.

Así, casi la mitad de la muestra, un 44 %, señala que durante el confinamiento ha comido más de lo que hacía previamente, y casi 1 de cada 3 encuestados, el 29 %, ha comprobado cómo la báscula le devolvía unos kilos de más, tras dos meses de confinamiento.

Según estos datos preliminares, parece ser que los hombres, en comparación con las mujeres y de una forma más notable, son los que más han empeorado su peso.

Pero no todo son datos negativos, un grupo significativo de la muestra también indica haber mejorado, considerándolos de forma global, sus hábitos alimentarios, lo cual puede estar relacionado con el mayor tiempo disponible para adquirir alimentos y cocinarlos de forma saludable, según el grupo investigador.

Para el doctor Baile, «dada la alta prevalencia de la obesidad y sus efectos negativos sobre diferentes aspectos de la salud, el haber sufrido una situación como el confinamiento que ha favorecido el incremento de su incidencia, debe ser una llamada de atención para las autoridades sanitarias«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here