Cataluña atribuye a los niños inmigrantes y más vulnerables su debacle en el informe PISA

Cataluña no ha tardado en reaccionar al informe PISA que la coloca, junto al País Vasco, como las dos comunidades autónomas cuyos alumnos presentan peores resultados. Dos regiones que coinciden en reclamar con más ahínco un reconocimiento nacional que le distinga del resto del Estado español, y que soportan ahora un fiasco en cuanto a conocimientos y preparación en matemáticas y comprensión lectora por parte de sus estudiantes.

En Matemáticas, Cataluña registra una pérdida de 31 puntos, equivalente a un año y medio de retraso escolar, en comparación con los datos estadísticamente comparables de 2015, lo que la coloca al nivel de Extremadura, con 469 puntos, y la sitúa entre las comunidades autónomas con los peores resultados, junto al País Vasco.

Los descensos de Cataluña también son notables en Lectura, con una caída de 38 puntos, lo que la coloca por detrás de Canarias y con un retraso de dos cursos académicos con respecto a sus propios resultados de 2015, mientras que en Ciencias la caída es de 27 puntos, haciendo compañía a Extremadura y Castilla-La Mancha.

El País Vasco está a la zaga de Cataluña, al pasar de estar en la cabeza a perder la friolera de 25 puntos en Lectura, por detrás de Extremadura y Castilla-La Mancha), nueve puntos menos en Matemáticas y tres menos en Ciencias, por debajo de la media y detrás de Murcia y Baleares.

Choca el dato por cuanto ambas comunidades destacaban por ser de las mejor posicionadas en la relación histórica de informes PISA. Las autoridades educativas catalanas se han apresurado a salir al paso para atribuir dichos malos resultados a los estudiantes inmigrantes y más vulnerables, que, aseguran, acoge Cataluña en mayor medida que otras regiones españolas.

Las pruebas PISA que se desarrollaron en los centros educativos el abril de 2022 van en la línea de los resultados de las pruebas de competencias elaboradas aquel mismo año por el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo de Cataluña (CSASE). En aquellas pruebas se vio como todas las competencias evaluadas bajaban de manera contundente. Las pruebas de evaluación del CSASE que se han hecho un año después de las PISA, en mayo de 2023, indican que se empieza a revertir la tendencia a la baja en matemáticas y en la competencia científico-técnica.

Sin embargo, las pruebas de competencias de 2023 de la Generalitat ya indicaban que esta reversión todavía no se ha dado en las lenguas catalana y castellana, coincidiendo con las caídas más contundentes de PISA 2022. Las pruebas de competencias de 2023 también indicaban que la reversión de los resultados está siendo más rápida en los entornos y perfiles de alumnado más vulnerables.

Otra derivación que PISA presenta es la correlación entre resultados y vulnerabilidad socioeconómica: han caído más en los entornos más vulnerables, y esto afecta mucho a Cataluña, uno de los países con más alumnado vulnerable e inmigrado de todos los análisis PISA, según destaca la propia Generalitat.

Datos esperados

El secretario de Políticas Educativas, Ignasi García Plata, y el director general de Innovación, Digitalización y Currículum, Joan Cuevas, explicaron en rueda de prensa que las pruebas diagnósticas que elabora el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo ya hacían esperar estos datos.

García Plata resaltó que “el sistema educativo ya está desplegando una serie de medidas diseñadas y focalizadas a revertir la situación, hecho que ya se ha empezado a producir según los datos de competencias de 2023, aunque de manera precoz”. Afirmó al respecto que “las pruebas PISA cierran un ciclo de resultados negativos postpandemia para el sistema educativo catalán, tal y como han manifestado las sucesivas pruebas de competencias básicas, PIRLS y ahora PISA”, pero recordó que en las últimas pruebas de competencias básicas, posteriores a PISA, ya se veía un cambio de tendencia en algunos de los resultados.

Aunque se han observado descensos significativos en Navarra, esta comunidad foral aún se mantiene por encima de la media en los tres indicadores. A la que mejor le va en las tres asignaturas es a Castilla y León, que encabeza la clasificación, seguida por Asturias, Cantabria y la Comunidad de Madrid. En el extremo inferior de la lista se encuentran las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, así como Canarias, Andalucía, Castilla-La Mancha y, ahora también, Cataluña.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí