Cataluña da tres años a los centros escolares para implantar los nuevos currículos

Núria Mora secretaria de Transformación Educativa, y Joan Cuevas, director general de Innovación, Investigación y Cultura Digital de la Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña
Un momento de la rueda de prensa de Núria Mora secretaria de Transformación Educativa, y Joan Cuevas, director general de Innovación, Investigación y Cultura Digital de la Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña

Los centros educativos de Cataluña van a tener un plazo de tres años para aplicar progresivamente los cambios de los nuevos currículos de Primaria, ESO y Bachillerato. El conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, había anunciado la semana pasada que la aplicación de los currículos se atrasaría un año, pero según han explicado en rueda de prensa la secretaria de Transformación Educativa, Núria Mora, y el director general de Innovación, Investigación y Cultura Digital, Joan Cuevas, los nuevos decretos de ordenación de las Enseñanzas de Educación Básica y Bachillerato alargan ese periodo hasta tres años.

Más tiempo para los que “no quieran o no sepan”

La secretaria de Transformación Educativa ha remarcado que los centros que no quieran no tendrán que realizar los cambios organizativos el primer año. El objetivo es que en 3 años todos los centros hayan desplegado el currículo de educación básica y de bachillerato: “En septiembre se inicia un camino hacia el cambio, muchos centros ya están alineados y ya han iniciado el cambio, por tanto, encontrarán la cobertura y la respuesta a lo que ya hacen. Los centros que no quieren todavía realizar el cambio o que no sepan cómo hacerlo, se les acompañará y se les dará un tiempo para que en 3 años puedan trabajar en esta transitoriedad”.

Además, para facilitar a los centros el proceso, el departamento de Educación enviará instrucciones con indicaciones de cómo hacer la adaptación al currículo de cara al próximo curso. Unas instrucciones que previamente se consultarán en los centros.

Aumentan las horas de gestión autónoma

El Departamento de Educación quiere que los centros puedan realizar el proceso de forma transitoria, facilitando así al máximo la adaptación curricular de escuelas e institutos.

Por ello en Infantil, Primaria y ESO, las horas de gestión autónoma de los centros se incrementan bastante. De las 5.040 horas de Secundaria, 560 horas -4 a la semana- se dedican a la gestión autónoma de los centros. Esto permitirá reforzar proyectos propios, por ejemplo, ligados a las artes, a las materias STEAM, a la oratoria o a la robótica.

En Primaria también se introducen horas de gestión autónoma, en total 945 -4,5 horas a la semana-. De esta forma, se dotará a los centros de la autonomía horaria para que la puedan dedicar a lo que mejor se adapte a su proyecto educativo.

Tal y como ha explicado Núria Mora, esta autonomía es el eje clave del nuevo currículo y es una reivindicación de muchos centros que ya trabajan de forma competencial y que ahora podrán hacerlo con toda la cobertura. Por eso, Educación acompañará en todo momento a los centros para implementar los cambios del currículo a través de medidas de transitoriedad.

Más novedades en Secundaria

Núria Mora ha explicado que “desde el Ministerio nos enviaron la pasada semana los últimos borradores de Bachillerato a partir de los cuales debemos elaborar el propio Decreto. Aún no disponemos de los decretos definitivos, pero hemos querido avanzar en los envíos para que los centros puedan ir trabajando y tomando decisiones para llevar a cabo esta adaptación curricular”.

El currículo de Secundaria, aparte del incremento de las horas de gestión autónoma, presenta otras novedades.

Se impulsa la evaluación formadora y formativa, es decir, los criterios de evaluación ahora se ligarán a competencias, cuando antes se relacionaba con los contenidos. Por tanto, se entiende la competencia como el saber ligado a una acción y no sólo a un conocimiento memorístico. Se incorporan como objetivos el bienestar emocional, la perspectiva de género y la conciencia democrática y global, que deben proyectarse en todas las áreas. Y se mantiene el indicador de evaluación “No alcanzado”.

Un Bachillerato más competencial

En cuanto al Bachillerato, la propuesta para esta etapa es que sea más competencial y más flexible. El Departamento de Educación ha enviado el pasado viernes el borrador de currículum a los centros y a lo largo de esta semana se presentará en sesiones territoriales para recoger aportaciones que permitan mejorarlo.

Las principales novedades del decreto estarán en las materias optativas. Se suprimen las ciencias del mundo contemporáneo (común) y la electrotecnia (modalidad), unos cambios que tal y como marca la LOMLOE son de obligada implantación en el próximo curso.

Se dotará de más horas a las optativas en primero de Bachillerato, lo que permite más flexibilidad y favorece la personalización de la trayectoria académica del alumnado. Las materias comunes tendrán 12 horas semanales (actualmente son 14 horas), las de modalidad 9 horas semanales (actualmente 12 horas) y las optativas subirán de 4 a 9 horas semanales.

Las optativas tendrán una franja de elección anual y dos trimestrales, con la posibilidad de cursar ciclos formativos de grado medio – ​​en el propio centro o en otro-, o el estudio de una lengua extranjera en las Escuelas Oficiales de Idiomas –siempre y cuando no se curse en el bachillerato como primera o segunda lengua extranjera-. Serán los centros los que decidirán cómo articular estas optativas.

También en cuanto a los cambios en las optativas de 1º de bachillerato, Educación da a los centros la opción de aplicarlos de forma transitoria durante 3 años. De este modo, en este período las optativas trimestrales podrán ser anuales, tal y como son ahora, si así lo deciden los centros. Además, con el nuevo decreto a partir de ahora en 1º se podrá cursar una materia de modalidad en una franja de optativa anual. No obstante, todos estos cambios se tratarán con los centros y con las universidades.

Un decreto con participación del sector

El pasado mes de enero, se presentó el primer borrador de currículo a los centros educativos. Una iniciativa que no se había realizado hasta ahora en el desarrollo de normativa curricular, con el objetivo de contar con la opinión del sector y disponer de un documento final que recogiese las propuestas de mejora para el alumnado.

Fruto de esta consulta abierta se han recibido más de 850 aportaciones procedentes de centros educativos, entidades, agentes sociales y personas a título individual, centradas sobre todo en propuestas de cambio de horas y enriquecimiento del texto. Con todas las aportaciones recibidas, el Departament d’Educació ha mejorado e incorporado la mayoría de las propuestas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí