Cataluña, País Vasco y Madrid, a la cabeza en segregación escolar por origen migrante

La segregación escolar por nivel socioeconómico se ha reducido ligeramente en España, aunque es alta en Cataluña y sobre todo la Comunidad de Madrid, pero donde el dudoso liderazgo en el ranking sitúa a Cataluña, País Vasco y Madrid es en la segregación por origen migrante, lo que “ha aumentado significativamente” respecto a 2018, según el análisis que hace EsadeEcPol del último informe PISA.

El trabajo de EsadeEcPol diagnostica el estado de la equidad o igualdad de oportunidades en la educación en España y sus comunidades autónomas a partir de un análisis pormenorizado de los microdatos de PISA 2022, comparándolos con los de 2018.

Recogiendo la caída generalizada de resultados tras la pandemia, ha medido resultados en aprendizaje (puntuación en pruebas de matemáticas), repetición de curso y segregación escolar de alumnado en centros específicos. Todo ello por nivel socioeconómico, origen nacional y género.

Por nivel socioeconómico, los autores del estudio encuentran que la diferencia de rendimiento en matemáticas que puede ser explicada por nivel socioeconómico en España es del 16%, semejante a la media OCDE y no ha variado sustancialmente respecto a 2018. A nivel autonómico, son Asturias (20%), Euskadi y Murcia (18%) quienes tienen mayor inequidad.

La proporción de alumnado que ha repetido curso se ha reducido de un 28% (2018) a un 22% afectado por las medidas de promoción automática tomadas al final del confinamiento en mayo de 2020. Aun así, la repetición en España sigue siendo injusta: a igualdad de puntuación en matemáticas, un alumno de origen desfavorecido tiene casi 4 veces más probabilidades de repetir que un alumno de nivel socioeconómico alto, algo que no ha variado desde 2018.

Se trata de la segunda brecha más alta de la OCDE. La repetición es más desigual en todas las CCAA respecto a la media OCDE, encabezadas por Murcia, La Rioja y Castilla y León, con un empeoramiento considerable desde 2018, según refleja este análisis.

La segregación escolar por nivel socioeconómico se encuentra por debajo de la media de la OCDE. Desde 2018 se ha reducido en casi todas las CCAA, pero es especialmente alta en la Comunidad de Madrid, pese a su mejora, y en Cataluña.

Desigualdad por su origen

Con respecto a desigualdades por origen migrante los resultados muestran que un alumno de origen migrante (primera o segunda generación) saca de media 32,5 puntos menos en la prueba de matemáticas que uno de origen nacional, pero esta brecha se reduce a 6,6 puntos una vez se descuenta el efecto de la desigualdad socioeconómica entre ambos grupos. En este último indicador, las brechas son mucho más altas en Euskadi (35 puntos), Galicia o Aragón.

En la mayoría de CCAA la caída en resultados respecto a 2018 ha sido superior en el alumnado de origen nacional. Cataluña presenta unas caídas especialmente pronunciadas para el de origen migrante.

La segregación escolar por origen migrante ha aumentado significativamente respecto a 2018, tanto a nivel nacional como en varias CCAA, y es más alta en Cataluña, Euskadi y Madrid.

En el plano de las desigualdades de género, los analistas observan 10 puntos de media de chicos respecto a chicas en matemáticas, algo por encima de la media OCDE (8,9 puntos). Esta diferencia ha aumentado sustancialmente en 13 de las 17 autonomías, siendo mayor en Cantabria (17,4 puntos) y la Comunidad de Madrid (15,1 puntos), y menor en Cataluña y Euskadi.

En cuanto a repetición, a igualdad de rendimiento, los chicos tienen el doble de probabilidad de haber repetido a los 15 años que las chicas, de acuerdo con este trabajo de análisis, a partir de los datos del último informe PISA.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí