Cataluña, primera región que se plantea regular el uso del móvil en el aula

El Departamento catalán de Educación empezará la semana que viene un proceso participativo como paso previo para regular el uso de los móviles en los centros educativos. Se trata de un proceso que conducirá el Consejo Escolar de Cataluña y en que participarán todas las entidades de la comunidad educativa, con sesiones de debate de proximidad a los 12 servicios territoriales y una muestra de unos veinte centros.

Toma esta decisión en pleno debate social sobre el uso del móvil entre los adolescentes y sobre la regulación a los entornos escolares. Además, recuerda Educación, es “indispensable” que los centros educativos formen el alumnado en relación con el entorno digital, “que forma y formará parte de su vida, tanto en cuanto a su dimensión social como la utilización como herramienta de aprendizaje, como compilación en cantidad suficiente la regulación curricular”.

El secretario de Transformación Educativa, Ignasi García Plata, y el presidente del Consell Escolar de Cataluña, Jesús Vinyes, han explicado este jueves en rueda de prensa como será el proceso participativo.

Lo que se desea propone es un marco de regulación que facilite la toma de decisiones, pero que en ningún caso supla el debate y el acuerdo necesarios en todos y cada uno de los centros, con la participación de toda la comunidad educativa. Por eso, ha encargado al Consejo Escolar un proceso que acabe con un marco general de criterios para regular los teléfonos móviles en los centros educativos, aprovechando las numerosas propuestas que ya existen en muchos centros educativos e incorporando, además, docentes, familias, direcciones de centros y alumnos en el debate.

“Creemos que esto crea complicidad con la comunidad educativa y aporta al Departamento elementos de reflexión útiles para acertar más en la decisión en la hora de decidir este marco. Hace falta debate en el consejo escolar de cada centro, que los alumnos sean escuchados y las familias participen en la decisión”, afirmó García Plata.

Concienciación ya existe

En una encuesta llevada a cabo en los centros educativos de Cataluña a finales del curso pasado, el 53% de centros manifestaron que ya tenían regulado el uso del móvil en sus normas de funcionamiento. De estos, el 44% no permiten el uso del móvil y un 26% de estos no permiten el acceso al centro.

En cambio, hay un 67% de centros que permiten el uso en momentos puntuales, a criterio de los docentes; un 46%, en cualquier aula si es con fines educativas; un 16%, en zonas señaladas; un 12%, al recreo, y un 3%, de forma libre.

En el marco de los consejos escolares territoriales se mantendrán unas sesiones de debate alrededor de la necesidad de regulación del teléfono móvil en el centro. En cada uno de los servicios territoriales se debatirá a partir de un documento marco de debate y de dos ejemplos prácticos de regulación del uso del móvil que se han llevado a cabo, con unas normas claras, entendedoras y establecidas después de un debate con la comunidad educativa del centro, es decir, con la implicación también de las familias y de los alumnos.

El presidente del Consell Escolar de Cataluña ha explicado la importancia de hacer una reflexión amplia desde el punto de vista territorial: “Hay diferencias también entre los territorios de Cataluña y hace falta una visión lo más abierta y amplia posible. Este es el reto y queremos cumplir con la misión de aportar propuestas fruto del debate participativo”.

El secretario de Transformación Educativa manifestó que es importante también formar el alumnado en el entorno digital, “porque estas herramientas los acompañarán durante su vida y los tenemos que formar en los riesgos que también comportan”, y añadió que “hubiera estado más sencillo hacer una prohibición, pero no tendría la incidencia educativa que tiene el procedimiento que ahora iniciamos, porque buscamos el debate y el consenso en el marco de la comunidad educativa”.

El Consejo Escolar, en paralelo, mantendrá también una sesión de trabajo con las principales asociaciones de familias de la región, en la que también participarán representantes del ámbito de la pediatría. Igualmente, se incluirá en el proceso participativo la voz de las direcciones de centros, a través de la Junta de directores.

Y, al final de este proceso, Educación instará a los centros educativos a indicar en sus normas de funcionamiento cómo regularán el teléfono móvil a partir de los criterios que sugiera el Consejo Escolar. Se espera que estos debates se hagan a finales de 2023 y que la instrucción del Departamento se lleve a cabo, a lo sumo, durante las primeras semanas de 2024.

Durante los meses siguientes, los centros educativos podrán impulsar este debate con sus familias y regular el uso del móvil de acuerdo con el marco establecido por el Departamento de Educación, que respetará los criterios marcados por el Consejo Escolar de Cataluña. En el supuesto de que sean centros que ya tengan regulado el uso (como manifiesta la encuesta), se adecuarán al nuevo marco general, si lo consideran necesario.

Educación, a través de la Inspección, acompañará los centras en este proceso para que en el curso 2024-2025 todos hayan regulado el uso de estos aparatos de acuerdo con su comunidad educativa.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí