CCOO denuncia que Madrid aboca a cada alumno a ocupar solo 0,7 metros cuadrados en el aula

brown wooden table and chairs

CCOO ha denunciado las instrucciones y orientaciones dadas por la Comunidad de Madrid a los centros educativos para el regreso al curso, señalando en un comunicado que las orientaciones enviadas a los centros la tarde del 31 de agosto, “de forma inexplicable indican a los centros cómo incumplir la propia normativa de la Consejería”.

Así, CCOO señala las Instrucciones de las viceconsejeras de 23 de junio de 2021 sobre la organización de los centros en el contexto del COVID-19, de que este curso se inicia en el “Escenario de presencialidad I”, lo que supone que todas las etapas y enseñanzas deben impartir sus clases con presencialidad total, pero manteniendo una distancia mínima interpersonal de 1,2 metros, además de otras medidas (mascarillas, ventilación, etc.). Esta distancia, recuerda el sindicato, “es ya la mínima de la mínima a que obligan los acuerdos alcanzados en el marco estatal en materia sanitaria”.

Sin embargo, agrega, de forma directa desde la Subdirección General de Inspección, que no por parte de cada inspector o inspectora de los centros, se ha remitido a los correos institucionales de todos los centros educativos de la región unas orientaciones para aplicar las instrucciones de las viceconsejeras en las que “se ha eliminado en el Escenario I, directamente, toda referencia a la ESO, al Bachillerato, a los Programas Profesionales, a las Escuelas Oficiales de Idiomas y a las Enseñanzas Deportivas de régimen especial”.

Y respecto de la Formación Profesional y las Enseñanzas Artísticas, agrega, “lo único que se indica es que deben establecer medidas específicas para espacios singulares, medidas de prevención de riesgos y salud laboral y sobre personas ajenas al centro”.

Asimismo, en todo caso y para cualquier enseñanza de las señaladas, denuncia, “se omite toda mención a la obligatoriedad de mantener la distancia interpersonal de 1,2 metros, cosa que sí se contempla (para todas las enseñanzas) en el Escenario II en el que se señala expresamente que, de no ser posible una distancia de 1,5 metros, se pasará a la semipresencialidad desde a partir de 3º de ESO y en todas las demás enseñanzas de secundaria y régimen especial, y que esta distancia la comprobará el Servicio de Inspección correspondiente”.

“Si se ve como si fuera un problema matemático, si este curso, al no haber bajada de ratios, habrá clases de bachillerato que pueden llegar a los 38 alumnos, y si una gran parte de las aulas en la Comunidad de Madrid no pasan de los 30 metros cuadrados. ¿Cuánto espacio queda para cada alumno?”, lamenta CCOO.

Pues el sindicato ofrece respuesta a esta cuestión: “En este caso, cada alumno tocaría a 0,7 metros cuadrados de espacio en el aula, y eso sin incluir espacio para el docente. ¿Cómo se puede mantener así una distancia de seguridad de 1,2 metros? Es imposible y el gobierno de Díaz Ayuso lo sabe. Por eso fuerzan a los centros educativos a ir en contra de las medidas sanitarias más básicas”.

“Es evidente”, señala la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, “que la única forma de mantener la distancia de 1,2 metros es rebajando la ratio, a lo cual se ha negado en redondo la Consejería, pese a que dispone de los recursos para ello, en concreto, unos 500 millones de euros provenientes de los Fondos de la UE y del Ministerio de Educación, cuyo destino debe ser precisamente ese, las medidas educativas por razón del COVID-19 y, particularmente, reducir la ratio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí