CCOO exige puertas abiertas de los colegios en verano para acoger a los alumnos más vulnerables

El sindicato CCOO exige en un comunicado a las administraciones públicas mantener los centros educativos abiertos durante el verano con el fin de garantizar que el derecho a la educación, la cultura, el ocio educativo y creativo y una alimentación sana y digna se mantenga para los menores vulnerables en julio y agosto.

Las medidas demandadas pretender asegurar una alimentación adecuada, un ocio cultural y educativo digno y saludable, y un refuerzo educativo, “muchas veces imprescindible”, recuerda la central sindical.

España, recuerda, sigue teniendo un porcentaje de pobreza infantil “inadmisible”. Así, algo más de un 29% de los niños siguen estando en riesgo de pobreza o exclusión social, y casi un 7% sufre carencia material severa.

Son hijos de familias vulnerables con grandes dificultades para llegar a fin de mes, sobre todo entre la población inmigrante, refugiadas, familias con personas dependientes, colectivos de trabajadores cuyos salarios les condenan a una situación de pobreza, familias monoparentales, etc.

Los menores de estas familias, denuncia CCOO, sufren con especial rigor el verano por la “oferta insuficiente” de actividades educativas, culturales y de ocio, y por el cierre de comedores que durante el curso escolar les permite una comida digna al día.

CCOO exige a las administraciones central, autonómicas y locales la planificación necesaria con medidas integrales e inversión suficiente para las actividades socioeducativas que garanticen la equidad de niños y niñas con menos recursos –preservando los derechos de la infancia– también durante los meses de junio, julio y agosto, que “aseguren una alimentación adecuada, un ocio cultural y educativo digno y saludable, y un refuerzo educativo, en muchos casos, imprescindible para el inicio del nuevo curso”.

Para esto, avisa, es necesaria la contratación de personal especializado que cubra las actividades estivales, así como adoptar las iniciativas imprescindibles para garantizar las políticas de igualdad social y la protección de los menores. Estas medidas, concluye, deben ser estables en el tiempo, activándose cada año entre junio y agosto, reforzándose y ampliando su alcance también durante el curso escolar.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí