CCOO lleva a Madrid ante el juez por su orden sobre distancias en el aula

black and gray metal board

CCOO ha impugnado ante el TSJM la Orden de medidas COVID de la Consejería Madrileña de Educación, que anula cualquier medida de distanciamiento en el aula. El sindicato ha pedido al TSJM que obligue al Gobierno regional a que se cumpla la distancia de 1,2 metros mediante medida cautelarísima “inaudita parte”.

Según las Instrucciones de las viceconsejeras de 23 de junio de 2021 sobre la organización de los centros en el contexto del COVID-19, este curso se inicia en el “Escenario de presencialidad I”, que supone que todas las etapas y enseñanzas deben impartir sus clases con presencialidad total, pero manteniendo una distancia mínima interpersonal de 1,2 metros en la ESO, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial, además de otras medidas (mascarillas, ventilación, etc.).

Esta distancia es ya la mínima de la mínima a que obligan los acuerdos alcanzados en el marco estatal en materia sanitaria, recuerda CCOO Madrid en un comunicado.

Los directores de los institutos públicos se pusieron en contacto con la Consejería exponiendo que no es posible en muchos casos mantener esa distancia sin reducir las ratio. Sin embargo, según el sindicato, la respuesta del consejero de Educación, «lejos del diálogo con la comunidad educativa, ha sido publicar una Orden el 3 de septiembre por la que se anula, de facto, la medida de la distancia interpersonal».

Esta Orden prescribe que, de no ser posible mantener dicha distancia, los centros apliquen otras medidas como la ventilación (incluso en contra de lo prescrito por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación la Comisión de Salud Pública y comunicado con fecha 2 de junio de 2021).

“Es inaudito”, explica la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, que «sabiendo que estas medidas funcionan, porque fueron las medidas que mantuvieron las aulas seguras el curso pasado, el Gobierno de Díaz Ayuso se las salte a la primera de cambio. La distancia interpersonal es una medida básica, y el problema es de fondo porque sin ratios bajas y sin más plantilla es imposible mantener esa distancia”.

70 centros denuncian que no podrán garantizar la distancia

Lo han dicho 70 centros, que han mandado escritos a la Administración, diciendo que si no aumentan los recursos no puede haber distancia de seguridad”, continua Galvín, “pero el consejero no ha respondido. Se ha negado a entablar un diálogo con esos centros. Este gobierno condena a los centros a clases masificadas y a tener que depender de medidas de ventilación que ya mostraron muchas limitaciones el curso pasado, también por falta de recursos como medidores y filtros”.

CCOO denuncia que el Gobierno de Ayuso «abandona» al alumnado de Educación Secundaria «sin procurar medio alguno que garantice las medidas sanitarias prescritas por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, siendo la única comunidad autónoma que llega hasta este extremo y la que de más profesionales prescinde respecto del curso pasado con mucha diferencia: 7.679 docentes».

El sindicato, con la petición de esta medida cautelarísima, pretende que el TSJM, in extremis, y justo antes de que se inicie el curso –este martes 7 de septiembre-, obligue a la Consejería de Educación a reducir las ratio en ESO, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial y se contrate al profesorado necesario para ello. «Es la única vía que ha dejado abierta la falta de diálogo social de este gobierno, que sigue ignorando las necesidades educativas de la región», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí