Jorge Corrales (CEDRO): «Vemos necesario más información y formación sobre el uso de contenidos en el aula»

La última reforma educativa contempla los derechos de propiedad intelectual de aquellos materiales que son difundidos en el aula por el docente, y manejados por los alumnos en el marco del normal proceso de aprendizaje. Pero lo que no está claro es que exista formación e información suficiente con relación a qué materiales pueden o no ser usados, y de acuerdo a qué premisas. A estas dudas trata de contestar el director general de CEDRO, el Centro Español de Derechos Reprográficos, Jorge Corrales, en esta entrevista concedida a ÉXITO EDUCATIVO.

La entrada de la tecnología en las aulas ha puesto de moda la propiedad intelectual en el mundo educativo. ¿Es así?

La propiedad intelectual siempre ha tenido un papel fundamental en la comunidad educativa. No debemos olvidarnos de que es el motor para la generación de nuevos contenidos, tan importantes para la formación, así como para facilitar su acceso y difusión. Por eso, es tan necesario poner en valor el trabajo creativo y avanzar en el respeto a los derechos de autor en nuestra sociedad.

Alumnos y profesores utilizan cada día en el aula obras: libros, periódicos, revistas, partituras, pinturas, canciones… que les sirven para adquirir nuevos conocimientos, son contenidos necesarios para la educación que entre todos tenemos que cuidar.

Además, fomentar buenas prácticas en esta materia, enseñar a buscar y tratar información de una forma crítica y ética, evitando, por ejemplo, el ‘copia y pega’ o el plagio, no solo ayuda a conseguir este objetivo, sino que influye directamente en el futuro profesional de las nuevas generaciones.

Es cierto que la integración de la tecnología en los centros educativos y en el ámbito doméstico pone, de forma más sencilla y directa, un número casi infinito de obras a su alcance, lo que hace más necesario recordar que la gran mayoría de contenidos tienen derechos de autor y que hay que saber cómo utilizarlos.

Esto ha hecho que, no solo se hable en los medios de comunicación de ello, sino que se haga efectivo. La nueva ley de educación integra en sus disposiciones la importancia de respetar la propiedad intelectual y promover la actividad creativa en las aulas. ¿Cuál es el conocimiento de los profesores sobre esto?

Efectivamente, la nueva ley de educación recuerda la necesidad de respetar los derechos de propiedad intelectual en el ámbito digital, como son los entornos virtuales de aprendizaje o las tecnologías de la información y la comunicación.

Desde CEDRO consideramos que es necesaria más información y formación sobre el uso de contenidos en el aula. Nosotros recibimos, en muchas ocasiones, consultas sobre cómo pueden utilizar ciertos materiales y nos trasladan la inseguridad a la que se enfrentan a la hora de trabajar en clase con ciertos contenidos.

Durante la cuarentena, cuando las clases tuvieron que adaptarse al mundo digital, a muchos profesores les surgían dudas sobre la legalidad de, por ejemplo, compartir noticias de un periódico con los alumnos, enviar a través del móvil fotografías de capítulos de libros, poner canciones a través del ordenador… Esto nos dio la idea para organizar formación en línea, mediante seminarios web en abierto, sobre propiedad intelectual para docentes. Tuvimos muy buena aceptación y creemos que quedaron contentos.

¿Está concienciada la comunidad educativa sobre el respeto al trabajo de autores y editores en sus centros?

En los últimos años se ha avanzado en el respeto a los derechos de autor en los centros educativos, hay una mayor conciencia en este sentido y una mayor necesidad de trabajar de forma segura y responsable. Sin embargo, sí que continuamos encontrándonos situaciones en las que se utilizan libros, prensa o partituras sin la autorización de sus titulares de derechos, como determina la ley, y sin estar amparada en ninguna excepción legislativa.

Comprendemos que es difícil para un centro educativo entender y gestionar estas utilizaciones, por eso les ofrecemos nuestra ayuda. Nosotros ponemos a su disposición una única autorización de derechos de autor para que puedan trabajar con seguridad, cumpliendo con la Ley y contribuyendo, además, a la sostenibilidad de la cultura, al trabajo de autores y editores. Sin ningún tipo de compromiso, pueden contactar con nuestra Entidad y les resolvemos todas las dudas.

¿Cuál es el problema de esta situación? ¿La formación a los docentes sobre propiedad intelectual es una asignatura pendiente por parte de la Administración?

Consideramos que la falta de conocimientos sobre este tema es uno de los problemas que hace que muchas veces los docentes, el equipo directivo y la administración educativa no cumplan con la Ley. Hay que dotarles de las herramientas necesarias para ello, ya que la legislación es muy amplia y se actualiza constantemente, no es algo tan sencillo.

Desde CEDRO trabajamos desde hace años con el objetivo de que el respeto a los derechos de autor se integre en el día a día de la comunidad educativa, pero, en muchas ocasiones, no contamos con los recursos suficientes.

Desde CEDRO tenéis diferentes proyectos mediante los que trabajáis en este sentido con profesores y alumnos de toda España.

Sí, llevamos más de 15 años trabajando con la comunidad educativa en la formación a estudiantes en el respeto a los derechos de autor mediante nuestro programa Es de libro. Les ofrecemos recursos prácticos, que pueden encontrar en la página web http://www.esdelibro.es/, para afrontar situaciones y problemas que se encuentran en el día a día en sus clases a la hora de manejar libros, revistas y otras obras. Por ejemplo, cómo citar correctamente, buscar información veraz de fuentes fiables, evitando las conocidas fake news, crear contenidos de forma original evitando el plagio… Parecen conocimientos básicos, pero no siempre se tienen en cuenta al realizar un trabajo escolar. Uno de los materiales que ponemos a disposición de los educadores es una infografía elaborada para promover en las aulas la alfabetización en medios e información, en línea con las competencias en este campo que determina UNESCO.

También organizamos talleres en línea sobre propiedad intelectual para profesores de primaria y secundaria, a través de las consejerías de Educación, y con la colaboración de NBC Universal. Los principales objetivos de esta formación son capacitar al profesorado para que pueda llevar a cabo su labor de manera respetuosa con la legislación vigente sobre propiedad intelectual, implantar en el aula buenas prácticas en esta materia e impulsar la cultura de la creación de contenidos.

Se trata del cuarto año que ponemos en marcha esta iniciativa y, hasta el momento, han participado más de 1.000 profesores de las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Madrid.

Otro de los aspectos que ha integrado la nueva Ley es el impulso de la capacidad investigadora de los alumnos, un objetivo que vosotros también trabajáis a través de estas iniciativas. ¿Cómo lo hacéis?

El programa educativo Es de libro integra un concurso de trabajos escolares. Para participar los estudiantes deben realizar una investigación sobre cualquier materia, enmarcada en las categorías de Ciencias o Humanidades, bajo los requisitos de originalidad, innovación y respeto a los derechos de autor.

Para ello, les pedimos que formen un equipo -de un mínimo de dos y un máximo de cuatro estudiantes-, coordinados siempre por un profesor. Otro de los requisitos para participar en este concurso es que las investigaciones deberán presentarse en formato digital en línea. Como ayuda, les proporcionamos unas guías con los pasos más importantes a la hora de afrontar este reto: hacerse una buena pregunta de partida para su investigación, diseñar un plan de trabajo, seleccionar las fuentes, filtrar la información más fiable, cómo citar, parafrasear, cómo hacer una buena bibliografía…

Además, en nuestro jurado contamos con la colaboración de personalidades de reputado prestigio del mundo de las letras y la ciencia: el economista y académico Ramón Tamames; el filósofo Javier Sádaba; la doctora en Bioquímica y Biología Molecular María Ángela Nieto; los escritores Ramón Acín y Juan Kruz Igerabide; la catedrática Margarita Prado; la académica, escritora y vicepresidenta de CEDRO, Carme Riera y el presidente de la Entidad, Daniel Fernández.

Desde que pusimos en marcha Es de libro, en el curso 2006-2007, han participado más de 39.000 alumnos y profesores de toda España y se han presentado más de 5.200 investigaciones. Es increíble la originalidad que pueden llegar a tener los alumnos. Nos han presentado trabajos fantásticos, metodológicamente muy rigurosos y que desprenden una gran creatividad e innovación.

Por ejemplo, una de las investigaciones que se presentaron al concurso, y según explican los alumnos, surgió a través de la lectura de un fragmento de la Ilíada compaginada con el análisis del cuadro Júpiter y Tetis, de Ingres. Algo les llamó la atención. Se preguntaron: ¿Por qué Tetis está al revés de cómo se describe en el texto? Esto desencadenó un amplio proceso investigador, en el que se documentaron sobre técnicas pictóricas, construyeron su propia cámara oscura o, incluso, intentaron contactar con el pintor David Hockney.

Otras veces, lo que lleva a los alumnos a emprender una investigación no es la curiosidad, sino el interés por encontrar una solución a un problema que ellos mismos han detectado. Hace unos años, un grupo de alumnos participantes se propuso crear un tipo de respaldo ergonómico que detectase automáticamente las malas posturas y fuese capaz de avisar al usuario mediante una señal luminosa si su postura es incorrecta.

Esto es lo que perseguimos con Es de libro: que los alumnos sean capaces de responder al reto de realizar una investigación rigurosa y original, partiendo de preguntas clave con un enfoque multidisciplinar, orientados por docentes que guíen el proceso y, todo ello, mediante la creación y el debate crítico en equipo.

Consideramos que es una forma didáctica y divertida de acercar la investigación digital a los más jóvenes y promover buenas prácticas en materia de propiedad intelectual.

En esta edición, y por segundo año consecutivo, contamos con la colaboración del Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, y de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid.

¿Cómo beneficia a los profesores esta formación? ¿Y a los alumnos?

Los beneficia en muchos aspectos. Los profesores conocen, de esta forma, cómo crear y distribuir recursos digitales en un entorno de aprendizaje efectivo y responsable. También les ayudamos a desarrollar las competencias digitales de los estudiantes para, entre otras, ayudar en la alfabetización mediática y la creación de contenido digital.

Por su parte, los alumnos conocen los derechos y los riesgos en el mundo digital, aprenden a buscar, obtener y tratar información en las diversas fuentes, a usar y procesar esta información de manera crítica y sistemática, a crear contenidos y a respetar los principios éticos del uso de la tecnología.

¿Es la formación sobre propiedad intelectual la solución para conseguir una sociedad que valore el trabajo de autores y editores?

No es la única solución, pero sí que creemos que es una de las más importantes. Tanto las campañas de concienciación como la formación son fundamentales para implementar buenas prácticas en cualquier aspecto de la sociedad.

Debemos ser conscientes como ciudadanos del valor de la cultura, de la necesidad de cuidarla y promover su sostenibilidad, y el mundo educativo es un eslabón más de esta cadena, y uno muy importante.

Éxito Educativo
Author: Éxito Educativo

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here