Chicas del presente, científicas del futuro: 11 razones para motivar las STEAM

Una de las participantes del proyecto 'Be TalentSTEAM'.

Con motivo del 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, diferentes estudiantes de Secundaria y Bachillerato han ofrecido 11 perspectivas sobre por qué quieren dedicarse a alguna de las diciplinas que están relacionadas con las Ciencias, la Tecnología, la Ingeniería, el Arte y las Matemáticas (STEAM). Cada una de las alumnas pertenece a centros públicos y privados de la Comunidad de Madrid, todas han participado en el programa ‘Be TalenSTEAM’, organizado por el Club Excelencia en Gestión y la Fundación Altran para la Innovación.

Naciones Unidas decidió establecer el 11 de febrero, desde el pasado 2015, el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, tratando de aumentar el acceso y la participación universal en las diferentes diciplinas que engloban las Ciencias. Por este motivo, y debido a la finalidad de la plataforma de colaboración abierta ‘Be TalentSTEAM’, se ha querido recoger diferentes testimonios de alumnas madrileñas que pertenecen a Secundaria y Bachillerato.

Alguna participante ha llegado a declarar que no se había planteado acercarse a estas disciplinas porque consideraban que era «cosa de chicos frikis». Sin embargo, todo empezó a cambiar cuando descubrieron, al participar en los proyectos de ‘Be TalentSTEAM’, que cualquier puede poseer vocaciones científicas y tecnológicas.

Después de su participación, han querido reunir 11 puntos de vista con razones por las que es interesante desarrollar una carrera relacionada con alguna disciplina que tiene que ver con las STEAM y, además, animan a otras chicas de su edad a acercarse a las ciencias.

Las 11 razones para dedicarse a la investigación y la innovación serían las siguientes:

  1. Mirar hacia adelante con lógica matemática: Varias son las alumnas que quieren dedicarse a las matemáticas, como Laura, del Colegio Casvi, que quiere «inventar el nuevo criptosistema que los futuros ordenadores cuánticos no sean capaces de descifrar«. O algunas de las estudiantes del Colegio San Patricio, «porque tiene muchísimas salidas«. También desde el Colegio SEK El Castillo hay predilección por los números. A lo largo de toda mi vida las matemáticas han estado acompañándome y ahora que me toca decidir quiero que me sigan acompañando«.

 

  1. La tecnología va a formar parte del futuro: Y son muchas las jóvenes estudiantes que quieren estar ahí para desarrollarlo y formar parte de la historia. «Todas deberíamos formar parte de ese futuro«, asegura una chica del Colegio San Patricio. Una afirmación a la que se unen Candela y María, alumnas del IES El Burgo-Ignacio Echeberría y participantes en los proyectos ‘Be TalentSTEAM’. Esta experiencia me ha servido para saber que de mayor quiero dedicarme a la ciencia o la tecnología, asegura la primera.

 

  1. La ciencia no es sólo cosa de hombres: Aunque cada vez hay un mayor porcentaje de mujeres trabajando en disciplinas STEAM, especialmente en el ámbito científico, no son pocas las estudiantes que asociaban estas carreras al género masculino. «He participado en varios proyectos relacionados con la ciencia que me han demostrado que estaba equivocada al pensar que esto era solo para chicos«, comenta Candela, del IES El Burgo-Ignacio Echeberría. Su compañera María añade que en esos días se dio cuenta «de que había un montón de chicas como yo«.

 

  1. Un mundo interesante con gente interesante: Varias de las participantes en los proyectos de la plataforma ‘Be TalentSTEAM’ reconocen que durante los talleres en los que estuvieron presentes se lo pasaron muy bien. «Hemos podido conocer a gente genial y hacer lo que nos gustaba. Nos hemos dado cuenta de lo maravilloso que es ese mundo y de que queremos continuar en él, porque nosotras también podemos«, aseguran las alumnas del IES El Burgo-Ignacio Echeberría.

 

  1. Ávidas de referentes: Figuras como la de Marie Curie, Rosalind Franklin o la de la recientemente desaparecida Margarita Salas han surgido de las reflexiones de estas jóvenes protagonistas. Son muchas las mujeres que han aportado su granito de arena a la ciencia y la tecnología, pero muy pocos los nombres que se conocen. Aunque ellas no solo quieren conocer a más, también quieren ser una de ellas y servir como nuevos referentes en el futuro. «Con su trabajo han cambiado la historia y nosotras queremos seguir ese camino«, apunta Mawa, del IES María de Molina.

 

  1. La arquitectura, otra de las favoritas: Tanto Mawa como su compañera Sara, del IES Maria de Molina, están interesadas en la arquitectura. Me parece muy interesante: construir nuevos edificios, nuevas formas, intentar avanzar en este mundo…«, comenta Mawa. «No se ve a muchas mujeres en esta profesión«, se lamenta Sara, que añade: «Yo os animo a que probéis salidas relacionadas con la ciencia, porque somos capaces de llevarlas a cabo«.

 

  1. Investigar para innovar: Algunas ven en la ciencia una vía para innovar y evolucionar. Como Claudia, que quiere ser bioquímica. «Me imagino estar en un laboratorio estudiando con otras mujeres como yo, descubriendo cosas nuevas«, explica emocionada.

 

  1. Una vía para lograr los ODS: «¿De verdad vamos a quedarnos de brazos cruzados mirando cómo nuestros mares se envenenan y nuestro aire se pudre? ¿De verdad vamos a dejar a millones de enfermos sin una cura?«, se pregunta una de las alumnas del Colegio SEK El Castillo. Para ella, dedicarse a la innovación es una vía necesaria para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

 

  1. Aportar un punto de vista diferente: Según una de las participantes del Colegio SEK El Castillo, «las mujeres tenemos un punto de vista muy diferente al de los hombres», que puede complementar un trabajo conjunto. Así, los resultados que se obtengan serán mucho más completos.

 

  1. Que nadie te diga que no puedes hacerlo: «Las mujeres tenemos una mente privilegiada. Nos podemos dedicar a las ciencias, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas…«, asegura una tercera alumna del Colegio SEK El Castillo, también participante en el programa ‘Be TalentSTEAM’. «Gracias a la experiencia vivida me he dado cuenta de que quiero formar parte de este mundo».

 

  1. Es lo que me interesa… y punto: En algunos casos se apela al poder de decisión que, en ocasiones, se diluye por la presión social. «Siempre me ha interesado la ciencia, es mi mundo, lo que me motiva. Yo creo que el simple hecho de ser mujer no tendría por qué impedirme adentrarme en este mundo. Si yo quiero trabajar en él, lo haré», ratifica una alumna del IES Cervantes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here