CICAE reclama total autonomía para adoptar medidas en la reapertura de los centros

Las distintas medidas que se proponen para la reapertura de los centros sigue generando debate entre las partes implicadas. La Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE considera que aunque recaigan muchas decisiones en los colegios en la reapertura, los centros necesitan un marco de garantías y seguridad dada la gran responsabilidad sanitaria que asumen. Además, pide flexibilidad para adecuar las medidas ofrecidas por el Ministerio de Educación a la realidad de sus colegios, en los que ya se está trabajando en los programas educativos, reorganización de espacios y cuestiones sanitarias.

CICAE valora positivamente que la ministra Isabel Celaá haya compartido las líneas de actuación en las que está trabajando el Ministerio de Educación y Formación Profesional y las orientaciones organizativas para el próximo curso. Por ello, solicita flexibilidad y autonomía para adoptar las medidas extraordinarias en la reapertura de los centros educativos en la fase 2 y en septiembre.

Sobre las distintas medidas propuestas por el ministerio contemplan «la reapertura en la fase 2 como una oportunidad de trabajar en la vuelta a las aulas de forma gradual y muy controlada. Es necesario que veamos las mejoras y necesidades que surgen de cara a septiembre desde el colegio, con una actividad más reducida. Aunque recaigan muchas decisiones en los colegios en la reapertura, los centros necesitan un marco de garantías y seguridad dada la gran responsabilidad sanitaria que asumen».

Aún valorando positivamente las recomendaciones de las distintas fases CICAE pide «flexibilidad y máxima autonomía para poder adaptar las medidas educativas y organizativas extraordinarias que esta situación excepcional requiere. Los centros educativos tienen que rediseñar su organización escolar para el nuevo escenario». También están estudiando todos los espacios e incluso valorando su ampliación, cuando sea posible, para el uso de áreas comunes con el objetivo de ofrecer la máxima presencia posible, pues «se requiere mucho trabajo, creatividad y estudio para adecuar las medidas a la realidad de cada centro educativo».

No existen soluciones sencillas a este reto y debemos equilibrar entre las medidas sanitarias que garanticen la salud de los alumnos, los derechos educativos y la necesidad de la sociedad de que prestemos el máximo servicio para volver a la normalidad y que la economía se active en su totalidad.

El equipo de expertos de sus colegios están analizando las experiencias acumuladas acerca de la educación no presencial. Los resultados de los alumnos y la satisfacción de las familias son positivos, por lo que proponen dar la mano a las Administraciones Públicas para compartir su trabajo y sus resultados, en aras de mejorar la educación española en estos momentos tan complicados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here