Comisaria Isabel Cabello (Policía Nacional): “Nuestro sistema educativo está profundamente sensibilizado contra cualquier forma de violencia”

María Isabel Cabello Prieto es comisaria jefa de la Unidad Central de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, una de cuyas áreas funcionales es el Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos. Cabello ha concedido una entrevista a ÉXITO EDUCATIVO para hablar de seguridad en los centros educativos, y de todo lo que la unidad que dirige es capaz de hacer para prevenir, entre otras cosas, el acoso escolar.

¿Cuáles son los objetivos del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos?

La Instrucción 6/2023 de la Secretaria de Estado de Seguridad, sobre el “Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos”, recoge una serie de directrices que persiguen, entre sus principales objetivos, llevar a cabo las medidas que sean necesarias para la sensibilización, prevención y detección precoz de situaciones de riesgo relacionadas con la seguridad de niños y adolescentes en los centros educativos y sus entornos y mejorar el conocimiento que tienen los niños sobre los recursos policiales, fomentando la confianza en los Cuerpos.

Pero también mejorar el conocimiento que tiene la comunidad educativa (menores, profesorado y AMPAS) sobre las distintas formas de violencia y los factores de riesgo a los que pueden estar expuestos, alertándoles de las posibles consecuencias, formar a los alumnos en respeto y valores, erradicando las conductas violentas y potenciando las conductas proactivas en el rechazo y denuncia de los comportamientos violentos, sin olvidar el incremento de la vigilancia policial en las inmediaciones de los centros educativos para prevenir y combatir el tráfico, consumo y tenencia de drogas, así como todo tipo de conductas violentas relacionadas con los menores y los jóvenes.

De igual modo, son fines articular mecanismos e instrumentos de coordinación permanentes en todo el territorio nacional, entre los expertos policiales y las autoridades docentes, comunidad educativa, en general, y, en particular, con el Coordinador o Coordinadora de bienestar y protección, y mantener la cooperación con otras administraciones públicas competentes en la protección de los menores ante situaciones de riesgo.

De un tiempo a esta parte trascienden a la sociedad numerosos casos de acoso y ciberacoso en el ámbito escolar ¿Han percibido que la estadística crece en este sentido? Y, de ser así, ¿a qué lo atribuyen ustedes?

En lo que respecta a esta Unidad, en el ámbito preventivo, se ha producido un aumento en el número de actividades formativas e informativas relacionadas con acoso y ciberacoso solicitadas a los Delegados por parte de los centros educativos.

El objetivo es formar a los menores, desde edades tempranas, en la prevención de ciertos peligros y riesgos que, por sus características, tienen más impacto entre niños y adolescentes. El motivo de este aumento se debe, también, a una mayor implicación entre docentes y el entorno educativo de los menores, así como a la aparición de diversas normas que tienen como finalidad proteger a los jóvenes, destacando la Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.

¿Se puede afirmar que, en general, los entornos educativos son espacios seguros en España?

En España tenemos un sistema educativo profundamente sensibilizado contra cualquier forma de violencia. Existen protocolos de actuación ante posibles actos que puedan atentar contra el bienestar de los menores. Ejemplo de ello son los protocolos de acoso escolar, preceptivos para todos los centros educativos. De forma complementaria, los centros disponen de otros protocolos para detección y actuación frente a otros tipos de violencia.

Paralelamente, la Alta Inspección Educativa también se encarga de velar por el cumplimiento de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos y deberes en materia de educación, así como de sus derechos lingüísticos.

Asimismo, las Delegaciones de Participación Ciudadana están a disposición de toda la comunidad educativa para ofrecer asesoramiento especializado sobre cualquier incidencia o duda relacionada con la seguridad. Todo este entramado asegura que el entorno educativo español sea seguro, respetando al máximo los derechos de la infancia y, por lo tanto, su bienestar.

¿Cuáles son los principales problemas que detectan ustedes en este marco? ¿Delincuencia común, drogas, violencia sin más…?

El Plan Director trabaja en la prevención de los principales problemas de seguridad y los factores de riesgo que les afectan como colectivo, prestando especial atención a las consecuencias del acoso escolar en quienes lo padecen, ya sea acoso tradicional o el que se produce haciendo uso de medios tecnológicos, poniendo especial énfasis en que es responsabilidad de todos el denunciarlo y combatirlo.

También lo hacemos en el ámbito de la prevención frente a los riesgos derivados del consumo de drogas y alcohol, así como ante cualquier otra adicción. La problemática relacionada con grupos violentos juveniles, conductas incívicas y vandálicas o conductas relacionadas con incidentes motivados por prejuicios, como pueden los delitos de odio o discriminación, son también objeto de nuestra atención.

Pero hay otros aspectos que igualmente cuidamos, como es la violencia sobre la mujer, violencia de género digital o ciberviolencia de género, la Violencia filioparental y maltrato en el ámbito familiar hacia la infancia y la adolescencia, la trata y explotación de seres humanos y modalidades de captación, la prevención de delitos sexuales, en los que pudieran estar implicados los niños y adolescentes, como víctimas o autores, la sensibilización sobre la importancia de la protección de los derechos de propiedad intelectual y las consecuencias de su vulneración, la violencia contra la comunidad educativa y los centros educativos (violencia contra docentes, hurtos, robos, vandalismo, etc.) o la desaparición de menores sin causa aparente.

Operamos, de igual modo, en la prevención y concienciación de los riesgos de seguridad que comportan las TIC, especialmente los relacionados con su utilización para la realización de conductas de acoso escolar, discurso de odio online, acoso sexual, también llamado “child grooming”, o la difusión de contenidos de naturaleza sexual por medio de teléfonos móviles, conocida como “sexting” y la posterior “sextorsión”, y en la protección de datos personales y garantía de los derechos digitales. No nos olvidamos de la seguridad vial, enfocada a la promoción de los valores de una movilidad activa, saludable, segura y sostenible, fomentando actitudes de respeto que incidan en la prevención de los siniestros de tráfico, como de la protección del medio ambiente y la naturaleza.

¿De qué modo afronta la Policía Nacional la información y la formación, contra los delitos de odio y la discriminación en el contexto escolar?

La Instrucción 6/2023 de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre el “Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos” recoge una serie de medidas específicas en materia de delitos de odio y discriminación, como son fomentar acciones de sensibilización y formación dirigidas a concienciar a niños y adolescentes, así como a sus familias y a la comunidad educativa en su conjunto, sobre el respeto a la dignidad, igualdad y no discriminación y promover la denuncia de los casos de delitos de odio, reforzando la colaboración policial y el intercambio de información para la persecución de estos delitos.

También potenciar la colaboración y coordinación con las autoridades educativas y otras instituciones para la identificación de este tipo de hechos, así como para la derivación y atención de las víctimas.

No obstante, ya en 2016, la Unidad Central de Participación Ciudadana creó el Grupo de Delitos de Odio y Radicalización Violenta desde donde, entre otras funciones, se impulsaron y coordinaron las actuaciones preventivas (reuniones y asesoramiento policial) y formativas (charlas y conferencias) en el ámbito educativo (alumnos, profesores y AMPAS) que llevan a cabo en todas nuestras demarcaciones los Delegados de Participación Ciudadana.

¿Qué decir a un niño o adolescente sobre las medidas de seguridad que debería adoptar antes de adentrarse en internet?

Principalmente, respetar los rangos de edad para los que está estipulado el uso de cada red social, para evitar el acceso a contenidos que puedan resultar nocivos para ellos; configurar los perfiles de las redes sociales en modo privado, de modo que sean ellos mismos los que puedan filtrar adecuadamente sus contactos; desde luego y bajo ningún concepto, aceptar a desconocidos; usar contraseñas seguras y no compartirlas con nadie, a excepción de sus padres, usar el sentido común, esto es, pensar antes de publicar y siempre pedir permiso antes de publicar fotos.

Como ya se comentó, dentro de la formación que ofrece la Policía Nacional se encuentra el programa Ciberexpert@. Está compuesto por un total de 10 temas de actualidad, enfocados sobre distintos aspectos de la seguridad en Internet, así como las consecuencias de un mal uso, con el objetivo de educar digitalmente a la comunidad.

En este contexto ¿Es la pornografía el mal mayor de todos los que puede encontrarse un menor en la Red?

En la actualidad, existe una gran cantidad de información a la que se puede acceder rápidamente por lo que es necesario saber discriminar entre los contenidos que son adecuados y útiles y aquellos que no lo son. Todo aquel material que, percibido por un menor de edad, pueda causarle un perjuicio psíquico o físico, se entiende como contenido inapropiado. Y, por supuesto, la pornografía es uno de muchos.

Este tipo de contenidos, a su vez, puede dividirse en: ilícitos -aquellos que no están permitidos legalmente, como sería la apología al terrorismo o pornografía infantil-, nocivos –contenidos legales, pero dañinos para el desarrollo personal y social de la persona que lo percibe, por ejemplo, el acceso a la violencia o a juegos de azar a edades tempranas- y falsos -aquellos carentes de rigor, mentiras, que se difunden en Internet-.

Es muy importante controlar el contenido al que acceden los menores para evitar perjuicios en su desarrollo. La Policía no puede estar en todas partes y no siempre, claro está.

En este sentido, el profesor parece convertirse en el agente principal que vele por la seguridad en estos temas por los que ya le pregunté ¿Qué debe saber el docente para atender estas situaciones en condiciones?

El personal docente suele ser el primero en tener conocimiento sobre la problemática que afecta al alumnado. Ante estas circunstancias, como ya se ha mencionado anteriormente, los centros educativos cuentan con protocolos de prevención e intervención ante situaciones de riesgo.

La mayoría de los centros muestran una gran disposición a que su alumnado y ellos mismos reciban formación procedente de profesionales con conocimientos específicos sobre estas materias, como son los Delegados de Participación Ciudadana.

Desde Plan Director también se imparten actividades formativas e informativas dirigidas a docentes con el fin de orientarles en estas temáticas y dotarles de herramientas que les permitan prevenir y detectar las problemáticas que puedan encontrarse en su trabajo diario.

Los profesores deben saber que cuentan, en todo momento, con acceso permanente y directo al Delegado de Participación Ciudadana de la localidad donde se encuentre el centro educativo. Este experto policial brindará el apoyo necesario ante cualquier problemática relacionada con la seguridad y canalizará la información al grupo policial correspondiente, si fuera necesario, para que realicen las gestiones oportunas de investigación.

Por la experiencia acumulada en esta área especial de la Policía ¿perciben que por cada generación de chavales cambian los problemas y los contextos o es lo de siempre, pero con formas distintas?

Aunque está claro que algunas conductas son las de siempre, podemos decir que los problemas con los que se enfrentan los jóvenes, que son el resultado de la evolución y de los cambios sociales, se van modificando, adaptándose a los nuevos hábitos y a las nuevas amenazas.

Ejemplo de ello son los riesgos asociados al uso de Internet a los cuales no estaban tan expuestos en generaciones anteriores y que, hoy en día, son el reflejo de la evolución de las nuevas tecnologías. Algunos de estos cambios incluyen el aumento del acoso cibernético, la adicción a las redes sociales, la privacidad en línea y la gestión del tiempo digital.

Estos problemas pueden afectar a la salud mental, las relaciones interpersonales y el rendimiento académico de los jóvenes. Es importante abordar estos desafíos mediante la educación digital, la promoción de un uso responsable de la tecnología y el apoyo emocional adecuado.

Por ejemplo, en la sociedad cunde la idea de que el machismo y la violencia contra la mujer, lejos de reducirse, a la luz de una supuesta mayor concienciación de la sociedad, en verdad parece aumentar y, preocupantemente, entre los menores ¿A qué debemos atribuir esto?

Debido a la mayor presencia de las TIC y su uso desde edades muy tempranas, en las relaciones sociales se ha producido un salto cualitativo en las formas de ejercer violencia. Entre este tipo de actos, también encontramos la violencia sobre la mujer.

Por ello, desde el Plan Director, se ha adaptado la formación impartida a los menores sobre esta materia, explicando las distintas formas que puede adoptar la violencia de género, para que sepan detectarla. Resulta fundamental la formación en valores como la igualdad, el respeto y la confianza.

No deja de ser curioso, a diferencia de generaciones anteriores, que los menores fuman ostensiblemente menos, pero sí parece que, por el contrario, beben más e, incluso, que toman contacto con las drogas antes de lo normal ¿Es así o no tanto?

Según los datos de la encuesta ESTUDES de 2023, que realiza el Plan Nacional sobre Drogas, actualmente la sustancia psicoactiva más consumida por los estudiantes, con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, es el alcohol. Este consumo se ha visto incrementado en dos puntos porcentuales con respecto a los datos de 2021.

Por el contrario, según esa misma encuesta, los datos de consumo de tabaco son los más bajos de la serie histórica, contando con menos de la mitad de los fumadores que había hace 25 años.

Respecto al inicio del consumo de sustancias psicoactivas, se estima en torno a los 14 años lo cual, según ESTUDES, apenas representa variación con respecto a los datos anteriores.

No obstante, desde el Plan Director se implementan en los centros educativos actividades formativas e informativas específicas para la prevención del consumo de este tipo de sustancias, así como la prevención de los nuevos productos psicoactivos. Asimismo, se hace especial hincapié en la responsabilidad civil y penal de la tenencia y consumo ilegal y de los efectos nocivos que pueden tener sobre su salud.

Para resolver cualquier cuestión relacionada con la seguridad de los menores, se encuentra disponible la cuenta de correo electrónico seguridadescolar@policia.es , gestionada por la Unidad Central de Participación Ciudadana de la Policía Nacional.

La finalidad de esta cuenta es recibir las solicitudes, peticiones e inquietudes relacionadas con la seguridad de los jóvenes y canalizar toda esa información a las Delegaciones competentes territorialmente, facilitándose así el asesoramiento policial de carácter preventivo y personalizado.

Igualmente, y con independencia del colectivo del que proceda, se dispone de la cuenta genérica participa@policia.es para cualquier cuestión relacionada con la seguridad. Los servicios “a la carta” que ofrecen los expertos de Participación Ciudadana, la asistencia a todas las demandas remitidas a la Policía por parte de la ciudadanía a través de los diferentes medios o las campañas de prevención, son una muestra del enorme interés de la Policía Nacional en mejorar la respuesta y la atención a las demandas de nuestros ciudadanos.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí