¿Cómo controlar que las empresas no abusen de sus aprendices de FP Dual?

Esta es la principal preocupación de los sindicatos en el desarrollo de una Formación Profesional Dual en España que emerge como la gran esperanza para remozar, de una vez por todas, la controvertida imagen que siempre tuvo la FP, así como la respuesta que necesitan las empresas a sus necesidades laborales.

De ello se habló en un encuentro entre representantes de los sindicatos CCOO y UGT y el alemán IG Metall, al que asistimos desde ÉXITO EDUCATIVO, convocado por la Embajada de Alemania en España y la Fundación Bertelsmann, a través de la Alianza para la FP Dual, junto con la Friedrich Ebert Stiftung. Porque la idea era conocer con detalle cómo es la FP Dual en Alemania, el espejo en el que uno debe mirarse por su experiencia y eficiencia.

La economía española, todo el mundo lo sabe, es un reino de taifas. Sus bases son las pequeñas y medianas empresas, unas pymes que, por su tamaño en la gran mayoría de los casos, no están obligadas a contar con sindicatos en su seno que sería los agentes observadores y controladores que evitarían eventuales abusos sobre el aprendiz.

Thorben Albrecht, policy director de IG Metall, lo dijo en alemán, pero traducido claramente al idioma español para que no cupieran dudas: En su país, también de los aprendices de FP Dual, “los convenios colectivos regulan sus vacaciones, sus salarios y los comités de empresa y una comisión de aprendizaje se ocupa de velar porque los alumnos aprendan, que es como debe ser”.

Porque, en efecto, puede ocurrir, además, lo peor en este caso: que el alumno no llegue a aprender nada durante su experiencia profesional en la empresa. Y ese sería el mayor fracaso de la aplicación de la FP Dual, una acción que podría servir al empresario para solucionar una necesidad dada, sin pagar por ello un alto precio, pero que de la que el alumno, porque el aprendiz no deja de ser un alumno en esas circunstancias, no extrajera nada en claro.

De ahí que el modelo alemán sea el referente. Como recuerda Albrecht, “en Alemania velamos especialmente por la protección laboral de los aprendices. Tienen su propia representación en el comité de empresa, y los formadores deben velar por el desarrollo de su formación. Esta colaboración ha ofrecido muy buenos resultados hasta el momento”.

Por eso Gema Torres, técnica de CCOO, y una de las representantes sindicales que más ha trabajado en este contexto en los últimos años, habla de la necesidad de garantizar la “calidad”, de cumplir unos “criterios de calidad” que satisfaga a todas las partes implicadas, pero sobre todo al aprendiz, el fin último de este proceso.

“La ley hace un cambio definitivo”, señala, “que es que hay que colaborar entre empresas y centros de formación”. En este sentido, apunta, “las empresas tendrán que cumplir unos criterios de calidad, donde los centros y tutores jugarán un papel esencial, porque los sindicatos no están en todas las empresas”.

Y aquí está, probablemente, la respuesta principal a la pregunta que se formulaba en el titular de esta noticia: el tutor como observador, el tutor como aval de que el aprendiz aprenderá lo que tiene que aprender en la empresa.

Sebastián Pacheco, secretario de Formación de UGT va más lejos y piensa ya en “cómo los aprendices pueden tener voz y voto en las empresas”, como cualquier otro trabajador, un asunto en el que “estamos luchando y para lo cual es necesario reformar el Estatuto de los Trabajadores”.

Pacheco, quien, por cierto, dejó en el camino la oportunidad de que las administraciones públicas se abran también a la FP Dual: “En casa de herrero cuchillo de palo”, ironizó, al tiempo que afirmó que “eso cambiaría el modelo de memorización para ser funcionario, para pasar a una preparación sobre la base de la práctica”.

En suma, de este encuentro se consensuó que la colaboración entre sindicatos, empresas y centros educativos es el eje vertebrador de la nueva etapa de la Formación Profesional (FP) Dual en España, que se inicia con la aprobación de la nueva Ley de Formación Profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí