¿Cómo debe planificarse el tiempo y las tareas de estudio en casa?

El tiempo y las tareas de estudio de los niños en casa durante el periodo del Covid-19 debe plantearse en varios periodos, que nunca deben tener una duración superior a las dos horas. Durante este periodo, conviene alternar materias diferentes y hacer actividades distintas cada 40 minutos. Por eso es conveniente que el padre o la madre estén pendientes de las tareas realizadas durante este tiempo.

Para Edutech, comunidad de innovación educativa, ese es el tiempo máximo que está demostrado que los alumnos pueden mantener la concentración, sobre todo en unas circunstancias tan especiales como estas, de total aislamiento. Así, aconsejan establecer un periodo de dos horas de estudio por la mañana y otro por la tarde de la misma duración.

Además, propone complementarlo con tareas y juegos de contenido lúdico, similares a los talleres que pueden hacer en el colegio. En cuanto al contenido que van ver durante estos días, si disponen de campus virtual y soluciones de tele-estudio desde el propio centro, deben seguir las sesiones y las pautas que vayan marcando los docentes, manteniéndose al día de toda esta actividad.

En caso de no contar con estas herramientas, recomienda coger los libros de texto y demás materiales para repetir ejercicios ya hechos y repasar, con el objetivo de fijar contenidos. El fin último es que los niños no estén parados durante este paréntesis y no pierdan el ritmo de estudio, pues corren el riesgo de descolgarse de su formación.

Las directrices dada por diferentes autoridades públicas son similares, como en el caso de Castilla-La Mancha. Cada familia debe organizar y planificar estas jornadas en función de sus circunstancias particulares, pero hay varias cosas que deben tener en cuenta: por un lado, establecer rutinas, horarios más o menos fijos para cada actividad.

Para eso, el alumno o alumna debe tener un horario para cada cosa, no debe descuidar ni su alimentación ni su aseo, debe hacer ejercicio físico en casa en la medida de lo posible, realizar sus tareas de estudio, hacer otras actividades como lectura o música, juegos de mesa y otras actividades en familia.

Implicación de los padres

Por otra parte, la comunidad de la innovación educativa también propone que los padres se involucren con el aprendizaje de sus hijos. Al disponer ellos también de más tiempo estos días, podrán ayudarles con las lecciones y trabajos. Asimismo, sugiere recurrir a apps de estudio y trabajo para niños, algo que, además, les hará ver cómo estas herramientas pueden ayudar en la educación, a pesar de que muchos centros y comunidades autónomas no están haciendo una apuesta decidida por la digitalización.

Para el presidente de Edutech, Pablo Lara, «es muy importante que en estos días los niños puedan seguir estudiando, pues no se sabe lo que se va a prolongar la cuarentena y si no lo hacen, al impacto económico que ya estamos teniendo se sumará el impacto educativo, que puede ser aún más grave. Debemos aprender de esta crisis para emprender una digitalización real y efectiva de la enseñanza en España que garantice el teleaprendizaje al igual que se hace con el teletrabajo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here