Cómo será la educación del siglo XXI, según el Gobierno

#Yosoyprofe

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha inaugurado este martes el foro Educar para el siglo XXI. Desafíos y propuestas sobre la profesión docente, que ha reunido a algunos de los grandes expertos en la materia de nuestro país. El encuentro, celebrado en el Círculo de Bellas Artes (Madrid), marca el inicio de la reforma de la profesión docente que se propone impulsar la ministra.

“Existe un amplio consenso en que los docentes son la pieza básica de la calidad de la educación”, ha resaltado Celaá. “Sin embargo, este convencimiento no siempre se ha traducido en las actuaciones que deberían garantizar las condiciones necesarias para que los profesores y las profesoras puedan llevar a cabo su compleja labor con éxito”, ha añadido.

Según la titular de Educación y portavoz del Gobierno, ha llegado el momento de retomar esta tarea, no solo de ahondar en el amplio debate ya iniciado, sino en hacer que se traduzca en hechos. “Aquí estamos, dando el primer paso en este proceso”.

La jornada consta de varias mesas de expertos de distintos ámbitos que abordan aspectos clave de la profesión docente: la formación inicial, la inducción en el aula y la formación permanente y evaluación. En el foro también participa Paulo Santiago, director de la División de Asesoramiento e Implementación de la Dirección de Educación y Habilidades de la OCDE, para hablar sobre políticas de éxito sobre desarrollo profesional docente.

“Somos conscientes de que no es fácil establecer consensos en educación, pero, en el caso de la política de profesorado, es tan evidente la necesidad de avanzar que confiamos en encontrar una preocupación compartida y un deseo común entre las fuerzas políticas y los representantes de la comunidad educativa que nos permita alcanzar este acuerdo tan necesario”, ha resaltado Celaá.

La jornada cuenta con un espacio de participación virtual llamado #yosoyprofe para recoger las aportaciones que cualquier docente quiera realizar, a través de Twitter y de una página web dedicada específicamente a este proyecto. “Tendremos una síntesis de las aportaciones que recibamos en un plazo máximo de tres meses”, se ha comprometido la ministra.

Una reflexión sobre la formación inicial

En la primera mesa, Formación inicial docente, moderada por Jesús Jiménez Sánchez, intervienen los profesores José Antonio Marina, Miquel Martínez Martín, Carmen Fernández Morante y Mireia López Beltrán.

“Una de las primeras claves para avanzar es conseguir que los jóvenes, cuando van a elegir los estudios universitarios, consideren una opción atractiva dedicarse a la docencia”, ha subrayado Isabel Celaá.

Teniendo en cuenta la importancia de la vocación en esta profesión, la ministra ha planteado un interrogante: si convendría establecer algún tipo de prueba o requisito para acceder a los estudios de magisterio y al máster para acceder a una plaza de profesor de secundaria.

El acompañamiento al docente

En la segunda mesa, Inducción a la profesión docente, moderada por Juan Manuel Moreno, participan los expertos Francisco López Rupérez, Miguel Soler Gracia, Mariano Fernández Enguita y Marta Águeda Maroñas.

Sobre esta cuestión, la ministra ha reflexionado, en su intervención inicial, sobre si es conveniente o no “establecer una fase de inducción a la práctica en la que el nuevo docente esté arropado y apoyado por expertos en esta tarea de acompañamiento, de forma que pueda consolidar sus competencias antes de asumir de forma autónoma su trabajo”, ha indicado Celaá.

A su juicio, hace falta fortalecer las estructuras de colaboración dentro de los centros escolares, lo que implica garantizar en el horario laboral tiempos de reflexión conjunta “tan importantes como las horas lectivas”; mejorar la estabilidad de las plantillas; promover un modelo de formación permanente, y evaluar la capacidad de trabajar en equipo en proyectos comunes.

Equilibrio entre exigencia y apoyo

En la tercera mesa, Formación permanente y evaluación docente, moderada por Elena Martín Ortega, intervienen los especialistas Álvaro Marchesi Ullastres, José Moya Otero, Aurora Ruíz González y Carmen Rodríguez Martínez.

“No podemos dejar de establecer un sistema de evaluación riguroso y confiable que permita a todos aquellos que lo deseen recibir una información sobre su quehacer docente y que les ayude así a seguir avanzando en su práctica y mejorar también las condiciones laborales en las que la ejercen”, ha destacado Celaá en su intervención.

En opinión de la ministra, se trata de establecer un “difícil pero necesario equilibrio entre exigencia y apoyo”. “Queremos los mejores docentes, pero, para ello, debemos darles todo nuestro apoyo”, ha recalcado.

En alusión al lema de este proyecto, #yosoyprofe, Isabel Celaá ha querido recordar a todos los presentes y a todos los docentes: “Yo también soy profe y me siento personalmente comprometida con el proceso de mejorar la profesión docente de la que todos formamos parte”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here