Los alumnos pueden disminuir el estrés del estudio gracias a animales de compañía

Compludgo
Un grupo de alumnas de Educación de la Complutense juegan con animales de compañía

Estudiar la intervención asistida con animales de compañía para reducir el estrés es el objetivo del proyecto Compludog. Está desarrollado por un grupo de investigación en Pedagogía Adaptativa de la Universidad Complutense. La intención es reducir el estrés de estudiantes, profesores y PAS para mejorar sus habilidades sociales.

“Nuestra intención es que Compludog nos sirva para establecer una red de investigaciones sobre los vínculos entre animales y personas, también en el germen de una formación interfacultades, y ya puestos, por qué no, en un paso previo a la creación de una cátedra o de un máster oficial”, afirma Mercedes García, directora de este grupo de investigación.

Los orígenes están en la tesis doctoral en Pedagogía de Diana Peña. En ella estudió cómo puede reducirse el estrés entre estudiantes gracias a los perros de terapia. El primer estudio se realizó con 60 estudiantes de primer curso de varios grados, con quienes durante el pasado curso había participado en un programa de intervención asistida con perros.

El estudio concluye que puede conseguirse una “importante” disminución del estrés que el estudiante acumula diariamente y mejorar así las habilidades sociales.

La siguiente investigación se ha centrado en estudiar otras variables objetivas, como la medición de cortisol en saliva, una forma empleada para cuantificar el estrés. La Fundación Affinity, especializada desde hace cerca de tres décadas en el desarrollo de programas de intervención asistida con animales, ha colaborado en esta fase.

Maribel Villa, responsable de Terapias de Affinity, explica que han impartido diferentes programas en lugares como desde cárceles, centros de menores, asociaciones de mujeres maltratadas, residencias de ancianos, hospitales…

Compludog: pionero

Esta experiencia de Compludog es pionero en España. En otros países, como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, existen programas similares. Según Mercedes García Harvard o Yale disponen de un aula de cachorros y perros para que sus estudiantes y personal puedan relajarse. Una vez conseguido el objetivo de la disminución del estrés, se ha comprobado que sus efectos perduran en el tiempo.

Este año se está investigando con 40  alumnos de Educación de la Complutense en fechas de exámenes, por ser las de más estrés. Skot y Lupi, dos animales de compañía, son los grandes protagonistas de las tres sesiones de 45 minutos que reciben los estudiantes participantes en el programa.

  • En la primera sesión se establece una relación alumno-animal.
  • En la segunda se estrechan lazos, mediante juegos.
  • El último día se centra en el trabajo emocional, a relajarse junto a ellos, a reflexionar sobre lo que se siente durante esta desconexión de sus rutinas diarias.

En caso de obtener resultados positivos, el próximo curso se abrirían “aulas” para que estudiantes, profesores y PAS puedan relacionarse con perros como Skot y Lupi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here