CSIF insiste: solo desde la autoridad docente se favorece la convivencia en clase

boy in black hoodie sitting on chair

El acoso escolar o bullying es una lacra que padece casi el 20% de la población en edad escolar y que en una gran mayoría se sufre en silencio por miedo a las represalias o a la vergüenza que comporta admitir ser víctima de este tipo de maltrato. Además, el acoso en Internet también afecta al profesorado y al desarrollo de su labor, y el ciberbullying representa ya uno de cada cuatro casos de acoso escolar.

Y mientras esto se produce, el sindicato CSIF denuncia que las administraciones se dedican “a vender medidas efectistas que dan imagen de caminar hacia la solución de éste y otros problemas y lo único que hacen es aumentar la burocracia en los centros, agravando con ello los problemas”.

Se refiere el sindicato sin tapujos a una de las medidas ‘estrella’ como es la creación de la figura del coordinador de bienestar, que, recuerda la central sindical, “no ha recibido por parte de la Administración ningún apoyo, y dando una responsabilidad que no le pertenece”. Como también cita el observatorio nacional sobre la convivencia, dedicado “más a vender las medidas de las administraciones educativas que a tener los datos reales sobre los problemas de convivencia, no por ello es inocente haber reducido la representación del profesorado a su mínima expresión”.

CSIF ya registró en agosto escritos al Ministerio de Educación y FP y a las Consejerías de todas las Comunidades Autónomas donde pedía explicaciones sobre el uso de los fondos europeos en educación donde constataba que solo se solo se dedicaba un 0,4% del total al bienestar del alumnado, un 4,40% al alumnado vulnerable o un 2,93% a la educación inclusiva. “Todo ello muestra la poca implicación de las administraciones educativas. A día de hoy no hemos recibido ninguna respuesta”, se lamenta.

El profesorado, sin embargo, recuerda el sindicato en una nota, “exige medidas reales”, como la reducción de ratios, más profesorado, reforzar su autoridad docente y apoyar su labor en los casos de acoso. “No es de recibo que con todo lo sucedido en los últimos 30 años tengamos las mismas ratios que en 1990 y todo ello con una ley orgánica recién aprobada”.

Los docentes, recuerda CSIF, desempeñan un papel esencial en la detección de casos de acoso escolar. Detectan, así mismo, situaciones de riesgos y posibles conflictos que se producen en el día a día, conocen a sus alumnos y alumnas, sus capacidades y limitaciones, su entorno familiar y social. Saben cómo afrontan tareas académicas en su grupo clase y cómo se relacionan. “Pero para esto deben contar con los medios necesarios”.

Con las ratios elevadas que hay actualmente, denuncia, y con la sobrecarga de horario lectivo y el “escaso apoyo y reconocimiento” por parte de la administración es el profesorado el que hace frente a estas situaciones diarias de la mejor forma posible, sin formación específica en la mayoría de los casos

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí