De los problemas en Francia, Inglaterra e Italia, a los 3 test semanales de Austria: así es la vuelta al cole en Europa

white and black table lamp on brown wooden table

Algunos países de nuestro entorno han regresado hace siete días a las clases después de las vacaciones de Navidad, y otros lo hacen hoy, cada uno con su situación específica, protocolos y restricciones generales y particulares contra el virus. Francia e Inglaterra han comenzado con serios problemas por las bajas de los profesores e Italia vuelve hoy a las aulas con división de opiniones sobre las clases presenciales.

Amenaza de huelga en Francia

Francia retomó las clases el lunes 3 de enero, y en esta primera semana ómicron ha impactado con fuerza en las aulas. Hasta el jueves pasado, día 6, se han registrado 47.453 casos de COVID entre los alumnos y 5.631 entre el personal, lo que ha llevado al cierre de 9.202 clases y 29 colegios e institutos a lo largo y ancho del país. Estas cifras que triplican las de mediados de diciembre. Según el ministro de Educación galo, Jean-Michel Blanquer, el 7% de los profesores está de baja y de acuerdo con sus cálculos esa cifra no pasará del 15 %.

Ante lo que consideran “un caos” el sindicato SNUipp-FSU, mayoritario en preescolar y primaria, ha convocado una huelga para el día 13 y piden medidas para sustituir a los profesionales afectados por el virus. Además, consideran que el protocolo anticovid es imposible de cumplir. En principio se exigía a los alumnos que fueran contactos estrechos de un caso positivo en una clase, realizar tres tests en cuatro días, pero ante las protestas de padres y profesores, el protocolo fue aligerado el jueves pasado.

Numerosas bajas en Inglaterra

En el Reino Unido y según una encuesta rápida realizada por el sindicato de directores de colegios NAHT, citada por Sky News después del regreso a las clases de la semana pasada, la tercera parte de las escuelas de Inglaterra tiene de baja al menos al 10% de sus profesores. La mitad de los centros han tenido que recurrir a docentes sustitutos, pero el 37% no ha conseguido encontrar todos los profesores que necesitaban para cubrir a los afectados.

Back to School chalkComo en otros países, la educación presencial es una prioridad para el gobierno británico. El ministro de Educación, Nadhim Zahawi, explicó en el parlamento que en diciembre el 8% del personal de las escuelas del país estaba de baja, y dijo que creía que era probable que aumentara el número de casos con el regreso a las aulas. Para cubrir esas bajas el Reino Unido apuesta por profesores jubilados o exdocentes, que, de forma voluntaria, ocuparían el lugar de los que están de baja.

En cambio, un centenar universidades del Reino Unido se han planteado volver a las clases online, al menos parcialmente, lo que ha motivado una dura respuesta de Nadhim Zahawi que ha dicho que las universidades “no tiene excusas” para no ofrecer educación presencial pese a las bajas de profesores por COVID.

Polémica en Italia por las clases presenciales

En Italia un nuevo protocolo aprobado por el Gobierno establece que las clases en las que se produzcan al menos 3 casos positivos, deben pasar al formato online. Según algunas proyecciones, hasta 200.000 clases en todo el país podrían estar en esta situación diez días después del inicio del curso.

Según el diario Il Messaggero, unos 80.000 docentes y otro personal de los centros están en aislamiento, por lo que hoy faltarían una media de 10 trabajadores por colegio. Para hacer frete a las ausencias habría que reducir horarios o ir directamente a las clases online.

Ante la ola de contagios en el país transalpino, numerosas voces han pedido volver a las clases a distancia al menos durante las dos primeras semanas a partir de hoy. Así lo han hecho la asociación de directores de centros educativos, los colegios de médicos y también responsables de administraciones locales. Quien ha llegado más lejos ha sido el presidente de Campania, Vincenzo De Luca, que había llegado a amenazar con imponer las clases online a todos los alumnos menores de 14 años de la región. El ministro de Educación, Patrizio Bianchi, ha insistido en mantener las clases presenciales y, en una entrevista en el diario “Corriere della Sera” del domingo, le ha recordado a De Luca que no tiene competencias para ordenar el cierre de los colegios.

Alemania apuesta por la presencialidad

En Alemania la mitad de los escolares germanos han retomado ya las clases tras el parón vacacional. También el país contempla la vuelta a las clases online como la última solución, una posición que cuenta con el respaldo de los sindicatos, pero con matices. La presidenta del sindicato Educación y Ciencia (GEW), Maike Finnern ha declarado en la cadena de televisión NTV que la educación presencial no se puede hacer “a cualquier precio” y que «no todas las escuelas podrán permanecer abiertas».

Diferentes medidas en Bélgica, Grecia, Austria y Suecia

En Bélgica vuelven hoy a las clases los alumnos de primaria y secundaria, con las siguientes medidas de prevención: aislamiento de las clases, evitando que se mezclen en zonas cerradas, ventilación de las aulas, mascarilla obligatoria a partir de los seis años, test de detección y cuarentenas.

Como en otros países, en Grecia el gobierno defiende que las escuelas son un entorno seguro. Ante el retorno hoy a las clases, algunos virólogos habían pedido que se aplazase durante siete días, para ver la evolución de los contagios en todo el país.

Austria también regresa este lunes con clases presenciales. Cada semana se harán tres test COVID, dos de ellos PCRs, a todos los alumnos y docentes. Es más, el Gobierno austríaco había pedido a todos los padres que el domingo le hicieran una prueba PCR a sus hijos para garantizar que comenzaban el colegio libres de la enfermedad.

Por su parte, Suecia regresa a las clases también hoy con medidas preventivas, pero sin realizar test masivos a alumnos y profesores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí