¿Desafío u oportunidad para la educación?: los institutos daneses adoptan ChatGPT

Las escuelas secundarias de Dinamarca están adoptando las nuevas herramientas Inteligencia Artificial en lugar de rechazarlas y que muchos critican como ChatGPT, un chatbot de inteligencia artificial que muchos seguran que podría fomentar el fraude en las escuelas. Sin embargo, en Dinamarca se está utilizando activamente en las lecciones.

ChatGPT es un modelo lingüístico desarrollado por OpenAI, capaz de generar texto humanoide. Utiliza una técnica conocida como Generative Pre-trained Transformer (GPT), un tipo de IA diseñada para procesar y comprender el lenguaje natural. Desde su lanzamiento con GPT-3.5, ChatGPT ha logrado un nuevo nivel de interacción entre humanos y sistemas de conversación, y con la introducción de GPT-4, esta capacidad ha aumentado aún más.

El auge de los chatbots de inteligencia artificial llevó a una profesora a comenzar a incorporarlos en el aula en lugar de bloquearlos, como ha pasado en muchos colegios del mundo desde su lanzamiento el año pasado. Mette Mølgaard Pedersen, profesora de inglés en el Horsens Gymnasium en el centro de Dinamarca, notó que algunos estudiantes habían enviado tareas con la ayuda de una herramienta de IA, solo unas semanas después del lanzamiento de ChatGPT. “Mi experiencia fue que los estudiantes lo usarían sin ningún tipo de pensamiento, y de esa manera, se convierte en un obstáculo para el aprendizaje, y el aprendizaje es todo el proyecto aquí”, explica Pedersen a euronews.com.

“Pero si pudiéramos cambiar la forma en que lo usan para que se convierta en una herramienta para el aprendizaje, entonces habríamos ganado mucho, tanto en términos de dar a los estudiantes una nueva herramienta para el aprendizaje, como en términos de la relación con los estudiantes”, agrega Mølgaard.

“Porque si podemos tener una conversación con ellos sobre cómo usar la IA, entonces la idea de que no pueden hablar con nosotros al respecto porque está prohibido desaparece. Y te guste o no y pienses que es problemático o no, tienes que darte cuenta de que está aquí. Y si lo ocultas, entonces detienes toda conversación al respecto”.

Desde su introducción, la IA ha sido una herramienta cada vez más utilizada en la educación superior. En particular, ChatGPT ha demostrado ser una herramienta potencialmente útil para el aprendizaje, capaz de proporcionar retroalimentación instantánea y acceso rápido a la información. Esto ha permitido a los estudiantes centrarse en otras tareas, mientras que los profesores pueden utilizarlo para preparar las clases, generar contenido y mejorar la planificación de las lecciones y la evaluación.

Usando ChatGPT como una herramienta para aprender

El auge de ChatGPT llevó a Pedersen a comenzar a formular un proyecto para usar el chatbot en el aula en lugar de bloquearlo. Ahora, cinco escuelas secundarias danesas, incluida la de Pedersen, están fomentando el uso de la tecnología en algunas clases como parte de un proyecto de dos años.

Hasta ahora, los estudiantes están satisfechos con la iniciativa. “Creo que todos pensábamos que era hacer trampa usarlo, pero creo que todos lo estamos usando como algo en clase. Y luego, ‘oh, mira esto, es algo nuevo’, y puede darte todas las respuestas que quieras en cuestión de segundos”, dijo Fie Nørskov, una estudiante de 18 años en el Horsens Gymnasium.

En una clase reciente de inglés, se les pidió a los estudiantes analizar un cuento primero por sí mismos y luego usar un chatbot de IA. Es una lección sobre las habilidades de la tecnología, pero también sobre sus limitaciones.

“Creo que es genial. Quiero decir, es una herramienta casi como cualquier otra cosa en el mundo. Es casi como un motor de búsqueda, pero puedes ser más específico con él y puede darte respuestas más directas que escribir algo en Google”, dijo Jacob Yde Dideriksen, de 17 años, otro estudiante del Horsens Gymnasium.

El Debate sobre el Uso de ChatGPT

A pesar de su potencial, el uso de ChatGPT en la educación también tiene sus desventajas. Algunos de los riesgos incluyen la privacidad de los estudiantes, el tratamiento sesgado y el desarrollo de hábitos poco saludables. Además, la comodidad y rapidez de ChatGPT podría llevar a una dependencia excesiva de los contenidos generados por la IA y reducir el pensamiento crítico, la capacidad de resolver problemas y la creatividad en el proceso educativo.

Pedersen cree que es una carrera armamentista usar detectores ya que las herramientas de IA evolucionarán constantemente para evadir los detectores. “También es un malentendido pensar que el objetivo principal del sistema escolar es detectar a los estudiantes que hacen trampa”, dijo. “El objetivo principal del sistema escolar es enseñar a los estudiantes. El producto principal aquí es el aprendizaje que experimentan los estudiantes”.

Tine Wirenfeldt Jensen, consultora educativa y miembro del grupo de expertos del Ministerio de Educación danés sobre ChatGPT, cree que “es importante tener conversaciones abiertas con los estudiantes”. “En muchos lugares, lo actualmente cierto es que no puedes hablar al respecto porque entonces te consideran una mala persona, ¿sabes?, y eso no ayuda en absoluto al desarrollo de jóvenes saludables, curiosos y competentes”, afirmó.

Muchos otros educadores están tomando la ruta opuesta: buscan “proteger” las preguntas y tareas de las pruebas contra ChatGPT. Para algunos instructores, eso significa volver a los exámenes en papel después de años de pruebas solo digitales. Algunos profesores requieren que los estudiantes muestren el historial de edición y los borradores para demostrar su proceso de pensamiento. Otros instructores están menos preocupados. Algunos estudiantes siempre han encontrado formas de hacer trampa, dicen, y esta es solo la última opción.

Como veíamos hace unos meses, la Inteligencia Artificial se ha convertido en un tema relevante en la educación. Es importante centrar las políticas en las personas, promover la equidad, garantizar la seguridad y la ética, y fomentar la transparencia. Los sistemas y herramientas habilitados para la IA deben diseñarse para complementar y mejorar el trabajo humano, no para reemplazarlo. Los maestros desempeñan un papel fundamental en la educación de los estudiantes sobre el uso seguro de la IA. Además, se deben tomar medidas para minimizar cualquier sesgo en los modelos de IA utilizados en los sistemas educativos. La IA tiene el potencial de transformar la educación, pero su implementación debe ser guiada por políticas sólidas que protejan a los estudiantes, promuevan la equidad y garanticen la calidad educativa. La colaboración entre los educadores, los responsables políticos, los desarrolladores de tecnología y otros actores clave es esencial para garantizar el uso adecuado y efectivo de la IA en beneficio de todos los estudiantes.

La tecnología siempre ha sido una parte importante del aprendizaje y la educación. En lugar de prohibirla o tratar de bloquearla, debemos aprender a usarla a nuestro favor y enseñar a los estudiantes cómo hacerlo adecuadamente. ChatGPT es una herramienta valiosa que puede ayudar a los estudiantes a aprender más rápido y más eficientemente si se usa correctamente. La clave es tener conversaciones abiertas con los estudiantes sobre cómo usar la tecnología y cómo evitar hacer trampa. Al final del día, lo más importante es el aprendizaje que experimentan los estudiantes y no la detección del fraude.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí