Diseñan un método pedagógico que mejora la inclusión en Europa de estudiantes de secundaria de origen migrante

girl in blue tank top smiling

El proyecto de investigación europeo Fair School, liderado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), ha desarrollado un método pedagógico mediante prácticas restaurativas y aprendizaje social y emocional para el fomento de la inclusión en entornos escolares interculturales.

Este proyecto Erasmus + de investigación está liderado por Helena Soleto, catedrática del Departamento de Derecho Penal, Procesal e Historia del Derecho de la UC3M.

El objetivo del proyecto ha sido favorecer la integración del alumnado migrante en los sistemas educativos del país de acogida, focalizando especialmente en aquellas personas que pudieran sufrir discriminación por razón de su religión, país de origen, idioma o condición socioeconómica, entre otros.

Para ello, este consorcio coordinado por la UC3M, y que cuenta con representantes de diferentes zonas de Europa, ha desarrollado metodologías innovadoras orientadas a equipos docentes, estudiantes de secundaria y familiares, según informa la universidad.

Los principales hitos que se han alcanzado durante los tres años de duración del proyecto han sido cuatro. El primero de ellos ha sido la creación de la metodología Fair School, elaborada en formato manual para equipos docentes y traducida a seis idiomas. Incluye un marco conceptual basado en la construcción de narrativas, aprendizaje socioemocional y prácticas restaurativas. Asimismo, cuenta con un conjunto de actividades para realizar en el aula con estudiantes y sus familias.

El segundo ha consistido en la elaboración de cuatro actividades denominadas Serious Games, que se refiere a actividades lúdicas, de corta duración y basadas en los valores de convivencia democrática. Estas son: “El Mensaje de los Árboles”, creada en Turquía; “Conoce mi cultura”, creada en Portugal; “Trotamundos”, creada en España; y “Mi Perspectiva”, creada en Polonia.

Cada uno de estos juegos está traducido a seis idiomas y en ellos se tratan temas relacionados con la diversidad, el respeto, la tolerancia y el autocuidado. Su eficacia ya se ha probado en más de 400 docentes y estudiantes de escuelas de secundaria de España, Turquía, Polonia y Portugal.

El tercero ha sido la creación de cinco módulos digitales dirigidos al personal docente, con el objetivo de que conozcan y aprendan la metodología para su posterior aplicación. Los módulos se denominan “Rol de profesores como facilitadores”; “Justicia Restaurativa”; “Aprendizaje Socioemocional”; y “Metodología para ser usada en escuelas secundarias”.

Cada uno está traducido a cinco idiomas y tiene una duración de 10 horas en las que se incluyen actividades teóricas y prácticas. Al final de cada módulo hay una prueba para la autoevaluación de conocimientos. Este material se ha probado con 105 docentes de los cuatro países pertenecientes al consorcio Fair School.

En el último hito se ha realizado una prueba piloto de la metodología en los países del consorcio. Esta ha tenido una duración de seis meses, con dos ciclos trimestrales de aplicación. En ella han participado 414 personas, entre los que figuran 396 estudiantes y 18 docentes.

Asimismo, durante los tres años de duración se han llevado a cabo otro tipo de actividades relevantes para la adecuada implementación de la metodología, como el encuentro internacional de equipos docentes de las cuatro escuelas del consorcio o las cinco jornadas transnacionales para la coordinación y el trabajo conjunto.

El Proyecto “Fomento de un entorno justo e inclusivo para estudiantes de secundaria en entornos escolares interculturales a través de un método pedagógico novedoso basado en prácticas restaurativas y aprendizaje social y emocional” (Fair School) (referencia 2020-1-ES01-KA201-083026) ha estado financiado por el Programa Erasmus+ bajo la supervisión del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación.

La investigación ha estado coordinada por la UC3M, en colaboración con socios de distintos países europeos: el Instituto de Educación Secundaria Ignacio Aldecoa de Getafe (España); la red de escuelas SPEL (Portugal); la organización sin ánimo de lucro SOS Malta;  la Universidad de Bialystok y el colegio Princess Anna Sapieha Jabłonowska (Polonia); el centro de educación secundaria Maltepe y la organización de investigación e innovación tecnológica IAAD (Turquía); y la consultora privada In Dialogue (Holanda).

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí