Dos quintas partes de los adultos jóvenes de la UE tienen educación terciaria

Estudiantes universitarios. Imagen de marcela_net en Pixabay

En 2022, más de dos quintas partes (42,0%) de la población de la UE de entre 25 y 34 años tenía un nivel educativo terciario (algunas personas dentro de este grupo de edad podrían estar todavía estudiando).

De las 240 regiones NUTS 2 para las que hay datos disponibles (no hay datos para Mayotte en Francia o Åland en Finlandia), había 72 regiones (equivalente al 30 % de todas las regiones de la UE) donde este porcentaje ya había alcanzado o superado el objetivo político de la UE para esta zona: 45,0%.

En el extremo superior de la distribución se encontraba la región de la capital lituana con un 73,6%, seguida de las otras 11 regiones donde al menos el 60,0% de los jóvenes tenían un nivel educativo terciario. Entre ellas se encontraban las regiones capitales de Francia, Irlanda, los Países Bajos, Polonia, Hungría, Suecia, Luxemburgo y Dinamarca. Muchas de estas regiones atraen a personas altamente calificadas, probablemente debido a las variadas oportunidades educativas, laborales y sociales y de estilo de vida que ofrecen.

También se registraron porcentajes relativamente altos de educación terciaria en dos regiones especializadas en actividades de investigación e innovación y/o manufactura de alta tecnología: Utrecht en los Países Bajos y País Vasco en el norte de España; Irlanda del Norte y Occidental fue la única otra región de la UE que registró una participación superior al 60,0%.

En el otro extremo de la distribución, había 17 regiones en las que menos de una cuarta parte de todas las personas de entre 25 y 34 años tenían un nivel educativo terciario en 2022: 7 de las 8 regiones de Rumania (con la excepción de la región capital de Bucureşti-Ilfov), 3 regiones de Hungría, 2 regiones de Bulgaria, una única región de Chequia, 3 regiones del sur de Italia y la región ultraperiférica de Guyana (Francia).

Algunas de estas regiones se caracterizaban por ser regiones rurales o aisladas con un bajo nivel de oportunidades de empleo altamente calificado. Otros se caracterizaban por su relativamente alta especialización en programas de educación vocacional , y los estudiantes ingresaban al mercado laboral a través de programas de aprendizaje y capacitación en lugar de calificaciones académicas.

Los niveles regionales más bajos de educación terciaria se registraron en las regiones rumanas de Sud-Muntenia (16,0%) y Sud-Est (17,0%), la región checa de Severozápad (18,0%) y la región húngara de Észak-Magyarország (18,2%), de acuerdo con los datos de Eurostat.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí