Educación, disciplina más femenina que masculina, según la IA

woman in gray long sleeve shirt sitting beside boy in orange crew neck shirt

Educación, enfermería o labores de secretaría son trabajos representados únicamente por mujeres, mientras que ingeniería, construcción, conducción o política por hombres, según advierte un estudio en el que ha participado la Universidad Europea, que confirma que la Inteligencia Artificial estereotipa por razón de género más que los propios humanos.

“Existe un marcado estereotipo de género en el ámbito profesional cuando se trata de imágenes generadas por Inteligencia Artificial”, según indica este estudio en el que se analiza una muestra de 666 imágenes creadas a través de DALL-E 2, una aplicación desarrollada por OpenAI, y toma como referencia 37 profesiones en inglés.

“De las 37 búsquedas de profesiones evaluadas en el estudio, se observó que en 22 de ellas el resultado mostraba siempre el mismo género, lo que demuestra una tendencia a la representación estereotipada de género en las imágenes generadas”, explica Francisco José García Ull, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Europea de Valencia y uno de los autores de este estudio que se enmarca dentro del proyecto “Flujos de desinformación, polarización y crisis de la intermediación mediática (Disflosws)”, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación de España.

Asimismo, los datos muestran que el 21,6% de las profesiones se representan completamente estereotipadas con el género femenino, mientras que el 37,8% lo fueron con respecto al masculino.

Los estereotipos masculinos se hicieron especialmente evidentes en profesiones técnicas, científicas, vinculadas a la construcción y a la conducción. Por otro lado, profesiones como empleadas del hogar, modistas y aquellas donde la apariencia es fundamental, como en la actuación o en la música, mostraron imágenes exclusivamente de mujeres, donde el estereotipo predominante de representación predominante era mujeres jóvenes, rubias y occidentales.

Además, se detectó una alta representación de mujeres en el sector de la educación y la medicina, principalmente en enfermería. En cuanto a las imágenes generadas por DALL-E para representar a los hombres, destacaban los varones de edad media o avanzada vinculadas a una mayor responsabilidad o estatus como la política, la economía o la religión. También en estos casos, se observó una mayoría de apariencia occidental.

“Mientras que las investigaciones sobre sesgo de género llevadas a cabo en humanos demuestran un fuerte estereotipado en el 35% de los casos, la IA ofrece un fuerte estereotipado en el 59,4% de los casos analizados”, apunta García Ull.

Además, el profesor de la Universidad Europea señala que “las herramientas basadas en IA desempeñan un papel cada vez más importante en la sociedad y nuestras relaciones sociales”, por eso insiste en “la necesidad apremiante de identificar, categorizar y eliminar estos sesgos que pueden influir de manera directa o indirecta en nuestra toma de decisiones y en nuestra percepción de la realidad”.

“La inteligencia artificial no es más que un reflejo de nuestra sociedad con todas sus virtudes y defectos. Para avanzar hacia tecnologías de IA verdaderamente inclusivas y justas es esencial reflexionar sobre nuestros propios prejuicios y trabajar no solo para reflejar el pasado, sino para aprender críticamente de él”, concluye.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí