Suspenso en educación financiera: el 20% de los jóvenes no entiende una factura

educación financiera
Alfio Bardolla, durante una conferencia

Algunos informes, como el PISA, sobre Competencia Financiera determinan que 1 de cada 4 niños españoles son incapaces de entender una factura, reconocer los principales productos financieros o usar una tarjeta de crédito. Una carencia formativa que no ayudará a prevenir los abusos que se produjeron previo a la crisis de 2008 cuando los bancos colocaron a los clientes productos que no se correspondían con sus perfiles de riesgo.

La importancia de la educación financiera radica en entender el funcionamiento, los riesgos y las oportunidades que ofrecen los productos financieros contratados, tanto en una cuenta como en una tarjeta pasando por la hipoteca o plan de pensiones. Y así, poder tomar decisiones financieras adecuadas.

La formación financiera debe ser vista desde el punto de vista del impacto positivo para las personas. Por ejemplo, aporta la tranquilidad de saber que se están gestionando bien los recursos. Ayuda a adoptar acciones efectivas para mejorar los recursos financieros y muestra a quién acudir cuando hay dudas.

El 80% de los españoles piensa que el futuro implica un empeoramiento de su condición: se ven más viejos, más pobres y con menos garantías, dejando pasar la oportunidad de decidir quién ser y cómo vivir. En España, la situación es muy similar.

Plan formativo

Por este motivo, y siguiendo las recomendaciones de la OCDE, España y otros países de su entorno han puesto en marcha el desarrollo de estrategias nacionales de educación financiera desde 2008. Para ello pueden ayudar las entidades formativas privadas que contribuyan a concienciar sobre la necesidad de adquirir conocimientos en finanzas.

  • A los emprendedores, la educación financiera les facilita gestionar su actividad y a ser más eficientes.
  • En el ámbito personal, ayuda a manejar un presupuesto, a comprender conceptos financieros como la TAE o a valorar la posibilidad de endeudamiento a largo plazo.
  • A los jubilados, les facilita la gestión de su patrimonio.

Alfio Bardolla Training Group nace como escuela de formación financiera independiente precisamente para solventar este tipo de carencias. A través de sus seminarios y cursos enseñan a desarrollar las estrategias, los métodos y los sistemas adecuados para crear y gestionar el patrimonio financiero, y así desvincular el tiempo de la producción del dinero.

“La educación financiera le permite al individuo elegir los mejores métodos y estrategias para producir, administrar y proteger su dinero. Aprender sobre educación financiera significa adquirir las herramientas prácticas necesarias para tomar decisiones financieras efectivas y mejorar la calidad de vida, tener más tiempo para uno mismo, para las aficiones y hobbies”, asegura Alfio Bardolla, CEO de Alfio Bardolla Training Group.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here