El 11-S alentó la islamofobia en alumnos de Secundaria en EEUU contra sus compañeros de esta religión

man hugging gold book

La islamofobia en las escuelas es un problema lamentable que afecta a estudiantes musulmanes en muchas partes del mundo. Este tipo de prejuicio y discriminación se manifiesta de diversas formas y puede tener un impacto significativo en la experiencia educativa y emocional de los estudiantes musulmanes. Este sentimiento, además, puede resurgir en momentos como los actuales en plena crisis del conflicto palestino-israelí.

Los estudiantes musulmanes a menudo son objeto de acoso verbal, burlas e insultos basados en su religión o apariencia. Esto puede crear un ambiente hostil y alienante en la escuela, lo que dificulta la concentración en los estudios y el desarrollo de relaciones positivas.

Además, la islamofobia a menudo se basa en estereotipos negativos sobre el islam y los musulmanes. Los estudiantes pueden enfrentarse a prejuicios por parte de sus compañeros y, en ocasiones, incluso de algunos docentes, lo que puede dar lugar a un sentimiento de marginación.

A esto se suma que algunas instituciones escolares pueden estar mal equipadas para abordar adecuadamente las necesidades de los estudiantes musulmanes. Esto puede manifestarse en políticas o prácticas que excluyen o discriminan a los estudiantes musulmanes, como prohibiciones sobre el uso del hiyab o el acceso a comidas halal en el comedor escolar.

La falta de conocimiento sobre el islam y las prácticas culturales musulmanas puede llevar a malentendidos y discriminación. La educación y la sensibilización sobre el islam y la diversidad cultural pueden ser insuficientes en algunas escuelas. En este contexto, la islamofobia puede tener un impacto negativo en el bienestar emocional de los estudiantes musulmanes, lo que a su vez puede afectar su rendimiento académico. El estrés y la ansiedad causados por el acoso y la discriminación pueden dificultar la concentración en los estudios.

Para abordar estos problemas, es esencial que las escuelas promuevan un ambiente inclusivo y respetuoso para todos los estudiantes, independientemente de su religión u origen cultural. Esto puede lograrse a través de medidas como la capacitación del personal escolar en diversidad cultural y religiosa, la promoción de programas de sensibilización y la implementación de políticas antiacoso sólidas. Además, fomentar la comprensión y el respeto mutuo entre los estudiantes puede ayudar a crear un ambiente escolar más armonioso y enriquecedor para todos.

El 11S y la islamofobia

Al respecto, un estudio de José Gabriel Romero, profesor titular del Departamento de Economía Aplicada en la Universidad de las Islas Baleares (UIB), constata un aumento del acoso escolar sobre escolares de religión musulmana a raíz de los ataques terroristas en EEUU el 11 de septiembre de 2001.

Así lo expuso recientemente en la conferencia ‘Exposure to Islamophobia: The impacts of an increased risk of bullying victimization on human capital’, que pronunció en la Universidad de Alicante, donde detalló los resultados de un trabajo académico sobre las consecuencias a corto y largo plazo de la exposición a la islamofobia en jóvenes en edad de escuela secundaria.

Según afirmó, las estimaciones muestran un aumento inmediato y marcado en las tasas de acoso basado en la identidad contra jóvenes árabes/musulmanes en comparación con jóvenes de otros grupos étnicos durante los años 2001-2003”.

Otra de las conclusiones de este estudio es que la exposición a la islamofobia aumentó las tasas de abandono escolar en un 4.11% entre los jóvenes varones nacidos en EEUU de origen árabe-musulmán, lo cual supuso un gran efecto partiendo de una tasa de abandono escolar base del 4.6% en la población afectada.

Además, otras conclusiones de su trabajo es que los trabajadores varones a tiempo completo nacidos en 1984 ganan un 12.8% menos que los trabajadores similares que no estuvieron expuestos a la islamofobia en aquel momento.

Además, los trabajadores varones árabes-musulmanes a tiempo completo nacidos entre 1983 y 1985 tienen entre un 9% y un 12.5% más de probabilidades de estar en el primer quintil de la distribución salarial del estado de residencia por año en comparación con trabajadores similares que no estuvieron expuestos a la islamofobia.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí