El 79% de los docentes de ESO sufren agresiones físicas, verbales o amenazas por el alumnado

Un estudio elaborado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sobre la situación en las aulas de la escuela pública, revela que el 91 por ciento de los profesores denuncia problemas de convivencia en sus clases. Además, casi el 72 por ciento reconoce haber sufrido agresiones verbales, físicas o amenazas por parte del alumnado, y el 39 por ciento confiesa haber sido víctima de la violencia de las familias de los estudiantes.

El estudio, que se ha presentado este lunes con motivo de la celebración del Día del Personal Docente, se ha realizado mediante cuestionarios a más de 3.000 docentes que trabajan en centros públicos de Enseñanza Primaria y Secundaria de todas las comunidades autónomas, para conocer de primera mano las situaciones que se viven diariamente en las clases.

La encuesta pone de manifiesto los problemas de convivencia diarios entre alumnos y entre alumnos con profesores. En este sentido, otro dato especialmente preocupante es que más de la mitad de los docentes (casi el 60 por ciento) reconoce que en sus aulas se producen agresiones frecuentes entre alumnos.

Por etapas académicas, en Educación Primaria, el 82 por ciento de los profesores detecta problemas de convivencia, y más de la mitad (el 55 por ciento) afirma haber sido agredido por parte del alumnado. La agresividad también es habitual entre los estudiantes a pesar de su edad (entre 6 y 12 años), ya que el 48 por ciento de sus maestros confiesa que sus estudiantes recurren habitualmente a la violencia entre ellos.

Todos estos porcentajes empeoran en la Enseñanza Secundaria, donde el 94 por ciento de los profesores reconocen problemas de convivencia en sus clases (frente al 91 por ciento del total). También sufren más agresiones o faltas procedentes del alumnado (casi 80 por ciento frente a la media total de 71 por ciento); mientras que el porcentaje de agresiones o faltas por parte de las familias de alumnos apenas varía (36 por ciento). Los estudiantes también son más violentos entre sí (el 65 por ciento de los profesores confiesa que las agresiones entre el alumnado son frecuentes).

Los docentes, clave en la lucha contra el acoso

Los docentes desempeñan un papel esencial en la lucha contra el acoso en las aulas: detectan situaciones de riesgo y posibles conflictos que se producen en el día a día y conocen a sus alumnos, sus capacidades, limitaciones y su entorno familiar y social. “Lamentablemente las actuales ratios en las aulas, la sobrecarga del horario lectivo y el escaso reconocimiento por parte de la administración complican su labor”, señala el sindicato.

En este sentido, denuncia que las administraciones públicas se han dedicado a “publicitar medidas, como la creación del coordinador de Bienestar o el Observatorio Nacional sobre la convivencia, que lo único que hacen es aumentar la burocracia en los centros educativos, agravando aún más el problema y dificultando la labor de los profesores”.

Programa ‘Ayuda Profes’: Un incremento del 23 por ciento

Por otra parte, un total de 1.221 docentes de la escuela pública han recurrido en 2023 a CSIF Ayuda Profes -un servicio de atención específica para atender a los profesionales de la enseñanza y ayudarles a concienciar a los estudiantes sobre la importancia de no permitir situaciones de acoso y de apoyo a víctimas- para denunciar casos de acoso, violencia y ‘burnout’ (síndrome del docente ‘quemado’) sufridos en el desempeño de sus tareas.

Este porcentaje supone un incremento del casi el 23 por ciento con respecto a los casos registrados por CSIF en 2022. Los docentes de educación secundaria han presentado la mayoría de las consultas (en concreto 913, el 74,77 por ciento), frente al colectivo de maestros, que presentaron 308 casos (el 25,23 por ciento).

Reivindicaciones: refuerzo autoridad docente, bajar ratios y un Pacto de Estado

CSIF ha enviado una carta a la ministra de Educación, Pilar Alegría, que recoge sus principales reivindicaciones en materia educativa para esta legislatura. En concreto, exige:

  • Un compromiso real del Gobierno en la reducción de ratios y el incremento de la plantilla docente.
  • Mejorar las condiciones del profesorado.
  • Potenciar la negociación colectiva de los docentes.
  • La puesta en marcha de un verdadero Estatuto Docente que refuerce la autoridad del profesor en las aulas y la eliminación de la burocracia innecesaria.
  • La elaboración de actuaciones urgentes para reducir la conflictividad en las aulas y que cuenten con la financiación necesaria.
  • Avanzar hacia un Pacto de Estado que estabilice el sistema educativo y lo aleje de las luchas partidistas.

CSIF lamenta además en la carta que las negociaciones en la pasada legislatura para mejorar las condiciones del profesorado y la calidad del sistema educativo “no hayan estado a la altura de los esperado”. No obstante, ha solicitado una reunión con la titular de Educación para trasladarle sus peticiones de mejora y reiterarle toda su colaboración para mejorar la enseñanza en nuestro país.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí