El 80% de los jóvenes, conscientes de emitir prejuicios nocivos

three men and laughing two women walking side by side

Fad y Meta organizan la segunda edición del concurso teatral “Desactiva tus prejuicios. Piénsalo otra vez”, un programa educativo dirigido a docentes y alumnado de secundaria y bachillerato, y a monitores de ocio y tiempo libre o mediadores que trabajen con juventud en entornos no formales, con el objetivo principal de combatir los prejuicios entre los más jóvenes. No en vano, el 80% de ellos reconoce emitir prejuicios nocivos.

El objetivo es trabajar con los jóvenes la reflexión crítica y las actitudes contrarias al odio y la intolerancia, así como la capacidad de los y las jóvenes para que sean sujetos activos en la lucha contra los prejuicios y estereotipos nocivos.

Al concurso pueden presentarse hasta el próximo 15 de mayo grupos teatrales de jóvenes de 14 a 25 años que hayan representado una pieza teatral o escrito un libreto que aborde estas cuestiones. Seis de estos trabajos serán galardonados y recibirán un premio de 2.000 euros.

Las inscripciones al concurso pueden realizarse por los propios jóvenes o sus profesores/monitores a través de la web del proyecto: https://www.campusfad.org/desactiva-tus-prejuicios/

En el pasado curso escolar 2021/2022 participaron más de 1.300 jóvenes de toda España que trabajaron a través del teatro la prevención de los estereotipos y prejuicios. Casi la mitad de ellos, más de 500, presentaron un libreto teatral al concurso.

El proyecto “Desactiva tus prejuicios. Piénsalo otra vez” es un proyecto educativo puesto en marcha en 2020 por Fad Juventud y Meta con el objetivo de fomentar entre los jóvenes la reflexión crítica hacia las actitudes intolerantes y su  capacidad para que sean sujetos activos en la lucha contra los prejuicios y estereotipos nocivos.

Para ello se ha desarrollado una guía didáctica que recoge una innovadora propuesta de intervención educativa basada en metodologías extraídas del teatro social, donde el grupo de trabajo es el propio alumnado y las personas encargadas de facilitar el proceso son el personal docente. Con esta metodología se trabajan en clase competencias como la comunicación lingüística y no verbal, competencias sociales y cívicas, y la diversidad de expresiones culturales.

Para la directora general de Fad Juventud, Beatriz Martín Padura, “el trabajo de los y las docentes en las aulas es fundamental para que los jóvenes aprendan a ser críticos y contrarios al odio. Y, sin duda, el teatro social es una herramienta perfecta para introducir el debate y el diálogo sobre estos temas en los centros educativos”.

Según Hélène Verbrugghe, Mánager de Asuntos Públicos de Meta para España y Portugal, “para nosotros es muy importante ayudar a concienciar sobre la importancia de eliminar y prevenir los prejuicios, porque queremos que Meta sea un lugar donde las personas puedan expresarse libremente, pero siempre en un entorno de respeto y seguridad. Colaboraciones como esta que llevamos a cabo con FAD son claves para hacer frente a los retos que plantean los contenidos nocivos en internet”.

Prejuicios entre la juventud

La propuesta de trabajo escolar se basa en las evidencias que sobre este tema arroja la investigación “Desactiva tus prejuicios”, realizada a través de 2.029 entrevistas.

Según el estudio, el 80% de los jóvenes en España son conscientes de emitir prejuicios nocivos, el 24% lo hace de forma frecuente. El 94% de la juventud española es consciente de recibir desvalorización mediante prejuicios nocivos, el 49% de forma frecuente. La recepción frecuente (“fuerte”, 49%) duplica a la emisión frecuente (“fuerte”, 25%), indicándonos que los y las jóvenes son más conscientes de recibir desvalorización que de emitirla.

Los temas sobre los que más se emiten prejuicios son la forma de pensar acerca de la igualdad entre hombres y mujeres (39,8%), las ideas políticas (38,30%) y las ideas de personas extranjeras que viven en España (30,80%). En cuanto a aquellos prejuicios que se reciben con frecuencia se encuentran las ideas políticas (30,30%), aspecto físico (28,90%) y la forma de pensar acerca de la igualdad entre hombres y mujeres (26,20%).

En cuanto a lo que caracteriza a las personas jóvenes que emiten prejuicios nocivos con frecuencia, el estudio destaca que también los reciben con frecuencia. Hay un efecto de retroalimentación: si alguien emite desvalorización frecuentemente, es bastante probable (77%) que también la esté recibiendo frecuentemente. Por su interacción en plataformas digitales, también están más expuestos a la polémica tóxica, más polarizados políticamente y son más pesimistas respecto al futuro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí