El 93% de las universidades públicas son transparentes, no tanto las privadas

three men laughing while looking in the laptop inside room

Según un informe de la Fundación Haz, las universidades públicas sacan bastante ventaja a las privadas en cuanto a transparencia. Frente al progreso de las públicas, los centros privados no terminan de despegar, con solo seis universidades de un total de 26 calificadas como transparentes.

En el caso de las públicas, el área que más mejora es la relativa al consejo social, reflejando los avances en buen gobierno.

El informe de transparencia y buen gobierno de las universidades españolas, Examen de transparencia 2023que cumple su undécima edición, refleja una mejoría generalizada de las universidades públicas y un estancamiento de las privadas.

El documento, elaborado por la Fundación Haz, reconoce el progreso en la transparencia de los centros públicos, con 46 de 49 de ellos (el 93%) considerados transparentes y, por segundo año consecutivo, ninguno calificado como opaco.

Unos resultados que contrastan con los de las universidades privadas pues solo 6 de 26 (un 23%), el mismo porcentaje que en las dos ediciones anteriores, obtienen el calificativo de transparente, siete son opacas y el resto translúcidas.

Las universidades privadas, aunque en el informe de este año se aprecia una ligera mejoría en algunas áreas, siguen presentando grados de transparencia muy bajos, siendo el área económica de nuevo la más opaca. No llega a un tercio el número de privadas que publica en la web este tipo de información, lo que resulta “alarmante”, según el informe. El indicador económico más incumplido es el de la auditoría externa, que solo cumple el 30%.

Por otra parte, se confirma lo que ya se venía apuntando en análisis anteriores: transparencia y configuración jurídica están correlacionadas. De las siete universidades privadas consideradas opacas, en cinco el titular es una sociedad mercantil.

“El mensaje que indirectamente transmiten los órganos de gobierno de estas universidades, consciente o inconscientemente, es que la actividad de educación superior es un negocio muy lucrativo para sus titulares y, por tanto, cuanta menos información económica proporcionen, menos probabilidades habrá de que alguien cuestione los medios para obtener y distribuir esos beneficios”, apunta el documento.

El informe de la Fundación Haz analiza la información que publican de manera voluntaria en la web las 49 universidades públicas y 26 privadas españolas, acerca de su personal, gobierno, consejo social (públicas), titularidad (privadas), oferta y demanda académica, información económica o resultados, entre otros.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí