El ‘abc’ de la Ley Celaá

Foto de Negocios creado por jcomp - www.freepik.es

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este miércoles 30 de diciembre la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

Se puede consultar su contenido publicado en el BOE en este enlace

Las principales modificaciones que aporta la octava ley educativa de la democracia española y a la que se opone, especialmente, la plataforma Más Plurales, son las siguientes según la literalidad del texto:

  • Educación concertada. Reparto equitativo de alumnos entre centros públicos y centros concertados. Para ello, se limita la cesión de suelo propiedad de la administración pública para la construcción de centros educativos concertados, como también las subvenciones públicas a aquellos centros que segreguen por sexo. Por el contrario, se anima a los ayuntamientos a favorecer la disposición de terreno para construir centros públicos. Se pretende acabar, de igual modo, con las polémicas cuotas que voluntariamente cobrarían centros concertados, a pesar de recibir ayudas públicas. Por último, la demanda social no se tendrá en cuenta a la hora de establecer nuevos centros concertados o nuevas plazas en este ámbito.
  • Educación especial. La nueva ley propicia la inclusividad de los alumnos con determinados tipos de discapacidad en la escuela pública ordinaria. Para ello, se fija un plazo de diez años para que los centros públicos se doten de las herramientas precisas para absorber a estos escolares con discapacidad.
  • Pasar de curso con suspensos. Hasta 4º de ESO, la etapa obligatoria, estará prohibido repetir curso más de dos veces. ¿Cómo se logrará esto? Permitiendo al alumno pasar de curso con asignaturas suspensas. Así, en la ESO será posible pasar de curso con 2 asignaturas suspensa, mientras que será posible obtener el título de Bachillerato con 1 suspenso.
  • Idioma español. La lengua castellana deja de ser vehicular en el sistema educativo español. Sin no ser menor el cambio de concepto, lo más llamativo es que la asignatura conocida ahora en las comunidades autónomas con lengua regional como Lengua Cooficial y Literatura pasa a llamarse Lengua Propia y Literatura. La inmersión lingüística a favor de las lenguas catalana, gallega y vasca se sella de este modo, al menos en el imaginario colectivo. No obstante, la ley establece la garantía del “objetivo de competencia lingüística suficiente en ambas lenguas oficiales”.
  • La nota de la asignatura de Religión pierde fuelle. No contará a la hora de obtener becas o acceder a la universidad. Al mismo tiempo se elimina la obligatoriedad de cursar una asignatura alternativa a la Religión. No obstante, en las etapas Primaria y Secundaria se podrá estudiar la asignatura Cultura de las Religiones.
  • Nociones sobre sexo e impuestos. Los escolares recibirán, desde edad temprana, formación sobre sexualidad, perspectiva de género, igualdad, derechos humanos, impuestos y justicia fiscal. De ello se trata en el punto 5 del artículo 24, en el que se aborda la oportunidad de fomentar de manera transversal “la educación para la salud, incluida la afectivo-sexual, la formación estética, la igualdad de género y el respeto mutuo y la cooperación entre iguales” (sic).
  • El Consejo Escolar refuerza competencias. Tendrá un papel más que relevante en la designación del cuadro directivo. Al mismo tiempo, en la escuela concertada, este organismo habrá de contar con un representante del ayuntamiento competente en cada caso.
  • Educación infantil. Se modifica el artículo 15, relativo a la oferta de plazas y gratuidad, de tal forma que las Administraciones públicas incrementarán progresivamente la oferta de plazas públicas en el primer ciclo con el fin de atender todas las solicitudes de escolarización de la población infantil de cero a tres años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí