El acoso repunta tras el COVID en forma de insultos y burlas

IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña

La Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña han presentado su IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’. El estudio recoge la opinión sobre acoso escolar de los estudiantes y los docentes, y se ha realizado encuestando a 5.123 alumnos y 229 profesores de 301 centros escolares en cinco comunidades autónomas. A los encuestados se les ha preguntado por su percepción sobre el acoso escolar.

Vuelve el acoso y el ciberbullying

Como probablemente cabía esperar, el regreso a la normalidad tras las restricciones por la pandemia ha influido en el repunte en la percepción de la incidencia del acoso escolar y el ciberbullying y en las formas en las que estas agresiones se llevan a cabo. Aunque los autores subrayan que, aun así, la incidencia es menor que antes de la pandemia.

Según la encuesta, uno de cada cuatro alumnos (24,4%) cree que en su clase alguien sufre bullying, un incremento de 9 puntos respecto al curso pasado pero todavía por debajo de los años anteriores y sobre todo del año 2016, en el que la mitad de los encuestados creía que había casos de bullying en su clase. IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña

Fuente: IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña

El acoso lo padece para la mayoría una única persona, sea la víctima una chica (47,2%) o un chico (55,2%).

Por lo que se refiere a los profesores, casi la mitad, el 45,9% ha tenido conocimiento de algún caso de acoso.

Agresiones y agresores

El tipo de agresión más mencionado por los estudiantes son los insultos, motes y burlas (89,5%), que además van en aumento en los últimos cinco años, con 9,7 puntos más ahora que en 2018. En Primaria es más habitual el acoso físico, mientras que en Secundaria prima el acoso psicológico.

La duración del acoso es larga, durante más de un año, según el 29,9% de los encuestados. También es preocupante el hecho de que crecen, y mucho, las agresiones en grupo. Del 43,7% en 2018 y 2019 se elevan hasta un preocupante 72,6% en 2022, es decir que en 3 de cada 4 casos, el ataque se produce en grupo, lo que sin duda lo hace más grave.

El aspecto físico, para el 56,5%, de los encuestados, y las cosas que hace o dice la víctima, para el 53,6%, son los motivos más citados para acosarla. Además, uno de cada cuatro alumnos (24,4%) reconoce que ha participado en una situación de acoso escolar sin darse cuenta, 2,6 puntos porcentuales más que en 2020 y 2021.

IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña
Fuente: IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña

La respuesta ante el acoso

Es notable la división de opiniones de los alumnos sobre cómo reacciona el profesorado ante un caso de acoso. La mayoría de los alumnos, el 53,1%, está de acuerdo en que los docentes actúan ante una situación de bullying, y lo hacen ayudando, apoyando o intentando solucionar o mediar, aunque también castigando o regañando. Pero todavía hay un alto porcentaje, nada menos que 45,4% que perciben que los profesores no intervienen.

IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña
Fuente: IV Informe sobre acoso escolar y ciberbullying ‘La Opinión de los Estudiantes’ de la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña

Respecto a la respuesta por parte de los compañeros, la mitad cree que estos sí reaccionan ante los casos de acoso que ocurren en su entorno, pero de nuevo una cifra muy elevada, el 46,8%, señala que no intervienen. Aún más, seis de cada diez estudiantes (61,7%), percibe que su centro escolar “no hace nada”.

La visión de los profesores es muy distinta. El 61,2% cree que los centros responden adecuadamente, mientras que el 36,9% opina que sólo en ocasiones.

Ciberbullying

En cuanto al ciberbullying, la buena noticia es que la percepción de su incidencia baja. Solo un 8,2% de los alumnos encuestados piensa que alguien en su clase es víctima de ciberbullying, es un descenso notable e 16 puntos porcentuales respecto al anterior curso 2020-21. WhatsApp sigue siendo el principal medio por el que se produce el ciberbullying (66,9%), seguido de cerca por Instagram (53,1%) y algo más lejos TikTok (48,6%). Son datos que muestran el creciente auge de estas redes sociales entre los menores y señalan que sería importante formar a los jóvenes para que hagan un buen uso de ellas.

Desde 2016, la Fundación ANAR en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña, viene desarrollando un programa de lucha contra el acoso escolar, compuesto por tres líneas de actuación: la publicación de los informes sobre acoso escolar y ciberbullying según los afectados, talleres de prevención y campañas de divulgación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí