El alumnado de la ESO tiene dificultades para identificar las aves y muchos deploran la conservación medioambiental

black and white bird on brown tree branch

El Departamento de Didáctica de la Matemática, Ciencias Experimentales y Sociales de la Universidad del País Vasco ha analizado el conocimiento sobre las aves que tiene el alumnado de la ESO y su actitud en cuanto a la conservación. Los alumnos han demostrado tener escasos conocimientos en relación con la migración e identificación de las aves.

Quizá lo más revelador del estudio, además de eso, es que, pese a su buena actitud medioambiental, muchos consideran que los esfuerzos de conservación son excesivos y constituyen un obstáculo para el desarrollo económico.

La educación ambiental es un enfoque educativo que tiene como objetivo fomentar la conciencia y el entendimiento de los temas relacionados con el medio ambiente, la sostenibilidad, la conservación de los recursos naturales y la relación entre los seres humanos y su entorno. Esta forma de educación busca promover actitudes, valores y conocimientos que permitan a las personas tomar decisiones más informadas y responsables en lo que respecta al medio ambiente.

Aborda una amplia gama de temas, como la biodiversidad, la gestión de residuos, el cambio climático, la conservación de la flora y la fauna, el uso sostenible de los recursos naturales, la contaminación, la energía renovable, la protección de ecosistemas, entre otros. Se puede llevar a cabo en diversas formas, tanto en el ámbito formal (escuelas, universidades) como en el no formal (talleres, programas comunitarios, campañas de concienciación) y el informal (a través de medios de comunicación, actividades de ocio, etc.).

Además, busca empoderar a las personas para que se conviertan en agentes de cambio positivo, promoviendo prácticas más sostenibles, respetuosas con el entorno y conscientes de las repercusiones ambientales de sus acciones. También tiene un papel importante en la promoción de la participación ciudadana en la toma de decisiones relacionadas con el medio ambiente y en la formación de líderes capaces de abordar los desafíos ambientales globales.

Aunque los programas de acercamiento de la biodiversidad a los jóvenes se han desarrollado durante muchos años en estos entornos, hasta ahora no se había evaluado su eficacia. A partir de este tipo de programas de educación ambiental, investigadores del Departamento de Didáctica de la Matemática, Ciencias Experimentales y Sociales de la UPV/EHU han analizado hasta qué punto han asimilado lo que han visto y aprendido 908 alumnos de ESO que han participado un día en las actividades del Urdaibai Bird Center.

Para ello, los alumnos cumplimentaron un cuestionario escrito para constatar sus percepciones sobre la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y las marismas, su interés por la biodiversidad, su habilidad para identificar especies de aves, sus conocimientos sobre la migración de las aves y su actitud hacia la conservación.

El investigador Unai Ortega ha destacado que el objetivo principal de la investigación ha sido, por un lado, realizar un diagnóstico del conocimiento de los alumnos y de sus actitudes y, por otro, evaluar estos programas de educación ambiental. “Son muy habituales, pero no se evaluaba su eficacia y es necesario conocer el grado de consecución de los objetivos de estos programas”, explica, según informa la universidad en su web.

¿Ave? ¿Qué ave?

Los investigadores han observado que el alumnado de la ESO tiene escaso conocimiento sobre las reservas de la biosfera, las marismas y la migración de las aves, y sobre todo a la hora de identificar las aves.

Por otro lado, a pesar de las altas puntuaciones obtenidas en relación con la actitud medioambiental, muchos estudiantes consideran que los esfuerzos de conservación de estos entornos son excesivos y dificultan el desarrollo económico.

Además, los resultados han demostrado que los estudiantes procedentes del medio rural y los que viven en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai o alrededores conocen mejor la biodiversidad local, así como los alumnos que en primaria elaboraron un plan relacionado con las aves.

El estudio concluye que “los programas de un solo día no afectan a la educación ambiental”, señala Ortega. “Estos programas, si bien resultan útiles para promover conocimientos y actitudes medioambientales a corto plazo, tienen una eficacia limitada”, asegura.

Así, los investigadores han señalado que podría ser conveniente adaptar el programa de educación ambiental del Urdaibai Bird Center para su inclusión en contextos formales a través de actividades prácticas o proyectos, así como evaluar sistemáticamente los resultados. Destacan la importancia de seguir elaborando “estrategias a largo plazo” de este tipo de evaluaciones sistemáticas.

Ortega subraya la importancia del apego emocional en la alfabetización ambiental. En su opinión, es “indispensable sentir que eso que hay que cuidar merece la pena cuidar”. En este sentido, muchos “hemos participado en este tipo de programas, pero la alfabetización ambiental no ha aumentado; al contrario, los datos apuntan a que esa alfabetización es cada vez menor”, ha señalado.

Este estudio ha contado con la subvención que el Gobierno Vasco ha concedido al grupo de investigación IKASGARAIA.

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí