El aula-museo del instituto

Hoy traemos a “La tiza y la pantalla” una colección de escuelas porque se aprende enseñando, máxime cuando resultan inabarcables las tendencias que han marcado la Didáctica de la Historia desde las tablillas cuneiformes a los ordenadores. Todas estas escuelas conviven en el Aula-Museo, un innovador proyecto que tuvo su punto de partida en 2003 en el IES “Profesor Domínguez Ortiz” de Azuqueca de Henares (Guadalajara).

Desde la creación del Aula-Museo por el Doctor Miguel Mayoral Moraga, que fue profesor nuestro en el Instituto “San Isidro” en 2º de Bachillerato, en el Instituto “Profesor Domínguez Ortiz” se han revivido diferentes etapas de la Historia de la Educación, asignatura que por otra parte impartimos en la UDIMA, por lo que las sinergias entre la teoría y la práctica se multiplican.

Como referíamos en el artículo anterior de esta tribuna, el centro ha albergado exposiciones de la enseñanza en el franquismo, yendo atrás en el tiempo ha recorrido los métodos de aprendizaje en El Quijote, ha vuelto a ir hacia delante para reconstruir la escuela de la Segunda República, se ha desplazado al pasado para explicar la creación de los primeros institutos en los años 30 del siglo XIX…, y cada año vuelve a vestirse con galas históricas en las graduaciones de los bachilleres, con el claustro repleto de togas y birretes.

Este Instituto Histórico nos nombró antes de la pandemia (que parece un túnel que marcara casi otra era) Embajadoras del Proyecto Erasmus K201 “Museo Europeo de la Educación”, que está desarrollando con el Liceo Scienze Umane “A. Sanvitale” de Parma  (Italia) y el Agrupamento de Escolas nº 2 de Beja (Portugal). Ha habido encuentros entre los tres centros, como el desarrollado en enero de 2020 en la Universidad de Alcalá y en las Cortes de Castilla-La Mancha en Toledo y, el material que custodia cada instituto ayuda a descifrar las mentalidades que marcaron cada época siendo fundamentales los mapas, los microscopios, la fauna disecada, etc.

La restauración del patrimonio, la conservación de los bienes, la catalogación del material escolar, la preparación de cartelas museísticas, las entrevistas de los escolares a sus familiares sobre la escuela que conocieron, la elaboración de un calendario, la maquetación de un libro de cada exposición con conceptos pedagógicos narrados en tono distendido, etc., todas estas fases forman parte de la misión que el alumnado desarrolla bajo la mirada de los docentes.

Y también las excursiones escolares juegan un papel primordial, como la que cada año realizan los estudiantes de 3º de ESO por la geografía alcarreña, recordando el viaje que el profesor Modesto Bargalló hiciera en su estancia arriacense que emprendiera en 1915 cuando llegó desde Cataluña a Guadalajara como profesor.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí