Flipped learning para rescatar al Colegio bilingüe San Gabriel de Zaragoza

Colegio San Gabriel de Zuera

El Colegio San Gabriel de Zuera es un centro católico concertado que, debido a la escasez de alumnos hace 8 años, decidió reinventarse.

Es un centro educativo perteneciente a los padres Pasionistas, que abarca toda la oferta escolar, desde Infantil hasta Bachillerato y Ciclos Formativos Medios y Superiores. Hace 8 años se embarcó en la aventura de un cambio metodológico profundo para afrontar el problema de la escasez de alumnado. Ahora mismo cuenta con 400 alumnos y es considerado por el Gobierno de Aragón como centro de interés pedagógico por su proyecto de innovación metodológica.

El colegio hace 8 años pasó un periodo de dificultad ya que contaba con apenas 250 alumnos y la situación necesitaba cambiar. No había la oferta de Educación Infantil por tanto costaba la incorporación de niños en Primaria. También la situación geográfica del colegio no es ideal y eso era una piedra en el camino para poder ser una opción para los padres la elección de este colegio. El claustro fue consciente de está situación y se puso en manos de expertos para enmendarla. La Fundación BIAS y un grupo de expertos en innovación educativa fueron claves para la regeneración del colegio.

El nuevo modelo se basó en el modelo Flipped Learning, que incorporaba material tecnológico en las aulas tanto para alumnos como para profesores y que consistía en:

  • Se sustituyeron libros de texto por los propios dispositivos del alumno. Se paso de profesores que trabajan con el libro a profesores que trabajan en la nube y que elaboran sus propios materiales. Se notó que el dinamismo del profesor era mucho más patente.
  • También se sustituyeron las aulas por nuevos espacios de aprendizaje, donde el alumno pudiera encontrar su propio espacio de desarrollo. Se acabaron con las puertas en el aula, se acomodaron las zonas comunes del colegio, se cambiaron las sillas y las nuevas contenían ruedas…
  • Se sustituye al alumno mero oyente por un alumno que participa y se involucra en la clase. Desarrolla claramente su propio aprendizaje y así lo digiere mejor.
  • Se acaba con el aprendizaje centrado en el profesor y comienza a cobrar protagonismo la figura del alumno
  • Los alumnos ya no trabajan de modo individual sino que miran por los objetivos de los grupos formados

Viendo los resultados que el método Flipped Learning producían decidieron desde el Claustro que era el que se debía implantar para seguir mejorando y así comprobaron que esta nueva manera de entender la educación permite envolver de manera pedagógica y facilitar el aprendizaje a todo aquel que pasara por el colegio. A la vista está que 8 años después son un colegio de referencia en toda Aragón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here